Novedades

Volvo construirá próxima XC90 en los Estados Unidos

Compartirá la planta de Carolina del Sur con el S60.

Compartirá la planta de Carolina del Sur con el S60.

Volvo construirá la próxima generación de la XC90 en 2021 en una planta que actualmente se encuentra en construcción en Carolina del Sur, Estados Unidos, anunció este lunes el fabricante. La inversión para esa fábrica incrementará a $1,100 millones de dólares.

Inicialmente, el fabricante sueco estaba construyendo una planta de $500 millones de dólares cerca de Charleston y está prevista que se inaugure en 2018 para producir el S60, el sedán que actualmente se fabrica en China. Los Estados Unidos se convertirán en la única fuente global para el S60 a finales de 2019.

La planta fue diseñada para acomodar un segundo vehículo y ahora sabemos que se trata de la XC90. A pesar de que la XC90 es uno de los productos nuevos de Volvo, para la primavera de 2019 se convertirá en el vehículo más viejo en su alineación, por lo que necesitará de un modelo nuevo. Además, comparte su plataforma con el S60, por lo que hace sentido que ambos vehículos estén en esa planta y hace sentido que se produzca en Estados Unidos debido al gran número de SUVs que se venden en el país y los distribuidores no se dan abasto con la demanda que actualmente existe para este modelo.

Volvo puso la primera piedra de la planta en septiembre de 2015 a unas 40 millas al oeste de Charleston. El sitio de 1,500 acres contará con la planta, una pista de pruebas, un centro de capacitación, un edificio de oficinas para 300 empleados de Desarrollo e Investigación, calidad y ventas.

Inicialmente, la planta dará empleo a 2,000 trabajadores quienes se dedicarán a producir 60,000 unidades del S60 al año, la mitad serán exportados. La capacidad podrá ser incrementada a 150,000 vehículos al año con la nueva inversión en equipamiento y se agregarán 1,900 empleados adicionales.

“La planta en Charleston servirá a los mercados estadounidense e internacional y forma una fundación fuerte para nuestro futuro crecimiento en los Estados Unidos y el mundo”, dijo Hakan Samuelsson, presidente y CEO de Volvo.

“Nuestro negocio en los Estados Unidos ha sufrido de una transformación en los últimos dos años y este es un paso importante en nuestro desarrollo en el país”, agregó Lex Kerssemakers, presidente y CEO de Volvo Cars USA.

Carolina del Sur ya es el hogar de BMW en Spartanburg y de la Mercedes-Benz Sprinter. Los estampados llegarán por parte de Gestamp, uno de los proveedores que se encuentra en la zona.

Volvo tiene dos plantas en Europa, así como dos fábricas en China. Una tercera planta en China está en construcción.

Con información de Miguel Cortina.