Primer Manejo Pruebas

Volkswagen Tiguan 2018: Primer Manejo

Más espacio, más peso... ¿menos potencia?

Más espacio, más peso... ¿menos potencia?

Justo cuando caminaba por el escenario del Toyota Center de Houston para recibir mi diploma de secundaria, Volkswagen estaba termonando los últimos detalles de la primera generación de la Tiguan. Recuerdo vívidamente escuchar los furtes silbidos de mi papá y el resonante “¡Sí se puede!” del resto de mi familia mientras saludaba de mano a los prefectos de la preparatoria William P. Clements en el verano del 2007. Junto con mis 600 compañeros de generación, estaba ansioso por embarcarme en un viaje de preparación para mi vida de adulto, que llegaría pronto. Aunque esos recuerdos parecen recientes, me sentí viejo cuando recibí la invitación para mi reunión de los 10 años de egresado de mi preparatoria hace unos pocos meses. Es difícil imaginar lo rápido que hemos evolucionado en un entorno que avanza a gran velocidad y que no se detendrá en un futuro cercano. Pero algo que permanece prácticamente igual es la Volkswagen Tiguan. Dejando a un lado la pequeña renovación que tuvo en el 2011, este crossover alemán ha estado en las carreteras durante casi una década sin haber recibido una remodelación importante. Hasta ahora.

En su segunda generación, la Tiguan usa la distinguida arquitectura MQB, que permitió a VW reducir costos y fabricar la SUV en versiones tanto de distancia entre ejes corta como larga. La planta de Volkswagen en Puebla, México, será la única instalación que fabrique la Tiguan para el mercado estadounidense, lo que ahorrará unos dólares a los clientes en Estados Unidos. Quienes residen en la Unión Americana únicamente podrán comprar la Tiguan con una larga distancia entre ejes, que ahora incluye una tercera fila y capacidad para siete pasajeros en algunas configuraciones. Con una distancia entre ejes de 109.8 pulgadas y 185.1 pulgadas de longitud total, la Tiguan que se vende aquí creció 7.3 y 10.6 pulgadas, respectivamente. Eso se traduce en un 58 por ciento más de espacio de carga y más espacio para las piernas de los pasajeros de la segunda fila.

Pero ese aumento de tamaño implica un incremento de peso. Los modelos con tracción delantera aumentaron alrededor de 300 libras en comparación con el modelo saliente, y las variantes con tracción total aumentaron más de 200 libras. El motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros, la única opción en la Tiguan 2018, desarrolla 184 hp y 221 libras-pie de torque, lo que significa una reducción de 16 hp pero un aumento de 14 libras-pie de torque. El motor está acoplado a una nueva caja de cambios automática de ocho velocidades que transmite la potencia a las ruedas delanteras, y los modelos equipados con tracción total tendrán tracción en las ruedas traseras cuando sea necesario.

Para nuestra experiencia viajamos a Denver y a su cordillera, en donde dedicamos tiempo a conducir y probar las variantes de tracción delantera y tracción total en los caminos de montaña. Desde el arranque observamos una falta de potencia. Si pisa duro el acelerador, tendrá que esperar unos segundos antes de que la potencia llegue a las ruedas. A pesar de su turbocargador, la Tiguan se sintió perezosa de 0 a aproximadamente 30 mph, a más de 5,000 pies de altura sobre el nivel del mar. (Tal vez una transmisión DSG y más potencia resolverían el problema para andar por altitudes elevadas.) Una vez que alcanza velocidades de autopista, la Tiguan puede rebasar rápidamente vehículos de 18 ruedas si uno pisa el acelerador. Esperamos poder ver un motor más potente en una actualización a mitad de ciclo.

La primera parte de nuestro paseo incluyó un trayecto corto por tierra, y aunque en ese momento conducíamos el modelo de tracción delantera, observamos que tiene buena tracción. Las variantes con tracción total están equipadas con el sistema 4Motion Active Control, que permite al conductor seleccionar uno de varios modos: Snow, On-Road, Off-Road y Custom Off-Road. Además, el modo On-Road, ofrece al conductor las opciones de modo: Eco, Normal, Sport y Custom. Pasamos la mayor parte del tiempo conduciendo en modo Sport, que mejoró el rendimiento, pero de todas formas notamos un retraso del turbo. La dirección se sintió bastante ligera en ambos modelos, algo que la mayoría de los conductores apreciarían, y la suspensión hizo un buen trabajo al absorber los baches y topes en el camino.

Para lograr un mejor ahorro de combustible, todos los modelos tienen arranque con sistema start/stop automático, que se puede desactivar con solo presionar un botón. Aunque en un principio estimamos dígitos por encima de 30 mpg, la EPA asignó al Tiguan de tracción delantera una clasificación de 22/27/24 mpg en ciudad/carretera/combinadas; los modelos con tracción total lograron 21/27/23 mpg. Esta es una diferencia grande detrás de la Honda CR-V, que obtuvo la clasificación de 28/34/30 mpg para los modelos de tracción delantera con el motor turbo de 1.5 litros. Incluso la Ford Escape 1.5T y la Toyota RAV4 de tracción delantera obtuvieron mejores cifras que su contraparte alemana: cada uno logró 23/30/25 mpg.

Habrá cuatro variantes de la Tiguan disponibles (S, SE, SEL y SEL con el paquete Premium), que podrán configurarse con tracción delantera o total. La tercera fila es ahora equipamiento de serie en los modelos con tracción delantera, y es una opción de $500 para las versiones con tracción total. Su servidor, un periodista de 6 pies de altura, tuvo mucho espacio para la cabeza y las piernas en la segunda fila. Puedo asegurarle que solo podrían sentarse niños en la tercera fila; el espacio para la cabeza y el espacio para las piernas es extremadamente limitado. Todos los niveles de equipamiento incluyen una cámara de visión trasera, rieles de techo y frenado automático después de un choque, que aplica los frenos cuando se despliegan las bolsas de aire para evitar daños adicionales durante un accidente.

Pasamos el tiempo en la Tiguan probando los niveles de equipamiento SEL y SEL Premium, y disfrutamos del nuevo habitáculo digital de Volkswagen con una pantalla digital de 12.3 pulgadas en el tablero, que funciona de manera similar al habitáculo virtual de Audi. Si el sistema de navegación está activado, el conductor puede ver los mapas en el panel de instrumentos, lo que facilita seguir las indicaciones. Los gráficos de los mapas no son tan modernos como las imágenes satelitales de Google Maps con las que cuentan los modelos Audi, pero el resto de la visualización, incluyendo el tacómetro y el velocímetro, se ve fantástica. Todos los modelos cuentan con pantalla táctil de 8.0 pulgadas en la consola central con App-Connect, que es compatible con Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink. Los modelos SEL Premium cuentan con guardabarros de serie, sistema de audio Premium con nueve altavoces y un subwoofer.

Con un precio inicial de $26,245 dólares, la Volkswagen Tiguan 2018 es más costosa que la competencia, pero un poco más económica que la Nissan Rogue de tres filas. La versión SEL Premium y tracción total es costosa: $38,450 dólares. Hay muchas opciones disponibles para elegir, incluyendo un techo panorámico con iluminación ambiental ($1,200), portón trasero eléctrico con opción manos libres y el paquete Driver Assistance ($850). El paquete R-Line llegará el próximo año con un precio adicional de $1,795 para los modelos SEL ($300 menos con el paquete Premium). Las características de seguridad incluyen monitoreo de punto ciego, alerta de cruce de tráfico trasero con frenado automático, asistencia de mantenimiento de carril, cámara de 360 grados, control de velocidad crucero adaptativo con parada y arranque, control de distancia de estacionamiento con frenado trasero automático, y alerta delantera con monitoreo de peatones.

Después de casi 10 años de ofrecer el mismo producto en un segmento candente y en evolución, Volkswagen finalmente introdujo una Tiguan más madura. Es más grande, audaz y moderna y se diseñó teniendo en mente al cliente estadounidense. Y justo igual que mis compañeros de clases y yo hace una década, la Tiguan está ansiosa por iniciar una nueva etapa en su vida.

Volkswagen Tiguan 2018
PRECIO BASE $26,245-$34,750 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, FWD/AWD, 5-7-pas, SUV de 4 puertas
MOTOR 2.0L/184-hp/221-lb-ft turbo DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN Automática de 8 velocidades
PESO EN VACÍO 3,750-4,050 lb (fabricante)
DISTANCIA ENTRE EJES 109.8 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 185.1 x 72.4 x 66.3 pulgadas
0-60 MPH 7.5-8.0 seg (estimado MT)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN EPA 21-22/27/23-24 mpg ciudad/carretera/combinado
CONSUMO DE ENERGÍA EN CIUDAD/CARRETERA 153-160/125 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.81-0.83 lb/milla
DE VENTA EN LOS ESTADOS UNIDOS Actualmente