Primer Manejo Pruebas

Volkswagen Tiguan 2018: Primer Manejo en el todoterreno

VW trata de satisfacer a todos con tres filas y un nuevo motor

VW trata de satisfacer a todos con tres filas y un nuevo motor

Volkswagen ha estado “enredado” muchas cosas desde el problema con el diésel y se esfuerza por complacer y apaciguar. No solamente con las indemnizaciones; también con los cambios en la cartera, con un énfasis en las SUV y los vehículos eléctricos. Incluso la Tiguan, que ha estado en el mercado desde 2007, está pasando por un proceso de rediseño para el modelo 2018.

La Tiguan que salió a la venta este verano es 10.7 pulgadas más larga (suficiente para agregar una cuasi tercera fila por primera vez para el mercado de Estados Unidos y Canadá) y se han realizado actualizaciones considerables en el motor de 2.0 litros para mejorar el rendimiento y la eficiencia.

Para recordar a los consumidores que la Tiguan también es un vehículo con capacidad todoterreno, Volkswagen llevó un grupo de vehículos SUV de preproducción en serie a un parque todoterreno en Michigan para respaldar sus afirmaciones con algo de diversión en el lodo. La Tiguan, junto con la nueva SUV Atlas, es un intento de ayudar a VW a realizar la transición de una marca de automóviles a una marca de gama completa.

Primero veremos una introducción sobre lo que se llevó a cabo bajo el capó y luego le daremos los detalles sobre nuestra experiencia en los senderos.

La Tiguan 2018 es el primer VW en recibir una versión más avanzada del motor EA888 de cuatro cilindros turbocargado y de inyección directa del fabricante automotriz, que se usó por primera vez en el CC 2009 y se encuentra ahora en su tercera generación. La versión más reciente se conoce como el motor de ciclo B. Hizo su debut con Audi y ahora está abriéndose paso en la marca VW de gran volumen de ventas.

Sigue siendo un motor de cuatro cilindros turbocargado y de inyección directa, pero los ingenieros modificaron el ciclo de combustión Miller de cuatro tiempos, creando en esencia un nuevo proceso de combustión al combinar los eventos cortos de admisión con una relación de compresión alta.

El ciclo Budack (de ahí el nombre Ciclo B) cierra las válvulas de admisión mucho antes de tiempo para una cámara de combustión más larga y un flujo de aire más rápido a fin de lograr una mejor mezcla de combustible y aire, de modo que se utilice menos combustible y se genere más torque. El sistema de sincronización variable de válvulas puede alternar entre una apertura de válvula breve en ralentí o bajo una carga parcial, y una apertura de válvula extensa cuando se necesite más potencia y torque. Entre otros ajustes se incluyen la modificación de los pistones y el puerto de admisión, y mover los inyectores más cerca de la cámara de combustión. Un nuevo turbocargador que reacciona más rápido.

Marcel Zirwes, gerente de productos de trenes motrices en Norteamérica, dijo que VW seguirá ofreciendo ambas versiones del motor 2.0 litros. Tiene sentido incorporar el Ciclo B a la Tiguan debido a que las SUV tienen más resistencia al viento y cargas en el motor, y sus compradores valoran más la eficiencia que el rendimiento. El motor está optimizado para obtener el ahorro de combustible de un motor turbo de cuatro cilindros y 1.4 o 1.5 litros, lo que mejora las mpg aproximadamente un 8 por ciento, al tiempo que sacrifica un 10 por ciento o más de potencia máxima en comparación con el motor 2.0 regular.

El motor actual de 2.0 litros de la Tiguan genera 200 caballos de fuerza y 207 libras-pie de torque, impulsando un vehículo más pequeño sin tercera fila. El motor de Ciclo B genera solo 184 hp de 4,400 a 6,000 rpm pero aumenta el torque hasta las 221 libras-pie de 1,600 a 3,940 rpm. Está acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades. Las cifras de ahorro de combustible aún no están disponibles, pero se espera que la Tiguan logre alrededor de 29 mpg en la autopista.

Después de hacer su debut en la Tiguan, en donde es la única opción, el motor de Ciclo B pasará al Volkswagen Passat 2018 en septiembre, seguido del Beetle 2018 poco después. Con el tiempo, el motor Ciclo B reemplazará al 1.8 TSI Gen. 3 motores en todo Volkswagen Group. El Golf recibirá otro motor aproximadamente en un año. El Jetta tiene un nuevo modelo que se lanzará el próximo año y se espera que incluya un motor turbocargado de 1.4 o 1.5 litros.

Mañana le estaremos presentando nuestra reseña sobre el pavimento, pero por ahora le contamos que pudimos probar el motor actualizado en un prototipo del VW Passat 2018 desde Ann Arbor hasta Jerome, Michigan, en donde hay un campo de juego todoterreno privado e impresionante. El motor tuvo un buen rendimiento, con potencia disponible cuando es necesario.

En Bundy Hill encontramos un trío de vehículos Tiguan 2018 listos para jugar en la tierra y realizar una breve prueba de la verdadera rudeza de este crossover.

La Tiguan tiene el sistema de tracción total de quinta generación de VW que también se encuentra en el Golf y el Atlas. Hay cuatro modos de conducción: On-road, Snow, Off-road y Custom Off-road, en donde puede ajustar la configuración. Se accionan fácilmente con un mando giratorio. Si piensa permanecer en el camino más frecuentado, cuenta con las configuraciones eco, normal y deportiva para cambiar la dirección, el control del motor y el engranaje.

La Tiguan cuenta con los sistemas de asistencia de arranque en pendientes y asistencia de descenso en pendientes, que probamos en algunas pendientes sorprendentemente inclinadas. Después de entrar a un charco profundo, se escucharon algunos terribles sonidos de gemidos metálicos hasta que las cosas se secaron por debajo, pero el sistema tuvo un buen rendimiento, permitiendo a la SUV realizar un viaje de descenso controlado en un par de colinas de buen tamaño. Subir por las colinas resultó ser un desafío sencillo para la Tiguan, aunque en la más inclinada se requirió un segundo intento con más aceleración. Reconocemos que mimamos demasiado nuestro modelo con el nivel de equipamiento SEL Premium y en un principio no confiamos en él para azotarlo a mayor velocidad. Pero cuando nos dimos cuenta de que no debíamos ser así, subimos la segunda vez sin ningún problema.

Este vehículo VW también se desplazó animosamente a través del lodo profundo y fresco en el campo de juego privado; había estado lloviendo por horas para cuando llegamos.

La Tiguan aún se basa en la plataforma modular MQB de VW, la misma que se utiliza en el nuevo Atlas. La longitud adicional implica un 57 por ciento adicional de espacio de carga, más de lo que Motor Trend estimó inicialmente cuando condujimos un prototipo el año pasado. La distribución de 5 más 2 asientos es estándar en los modelos con tracción delantera y es opcional en los modelos con tracción total 4Motion.

La nueva Tiguan 2018 cuenta con luces de circulación diurna y luces traseras LED, faros LED disponibles, una cámara de visión trasera, frenado automático después de un choque, control de velocidad crucero adaptivo opcional con parada y arranque, monitoreo de punto ciego y peatones, alerta trasera de tráfico, asistencia de mantenimiento de carril, faros con atenuación automática, asistente de estacionamiento y una vista de la zona alrededor del vehículo. Entre otras amenidades se incluyen un panel de instrumentos totalmente digital y un quemacocos panorámico.

La Tiguan que se venderá en Estados Unidos se fabrica en Puebla, México, y los motores provienen de la planta de Silao, también en México. La SUV incluye una nueva garantía de defensa a defensa que cubre a los propietarios por seis años o 72,000 millas, y es transferible a un nuevo propietario. Esto es el doble de la cobertura de muchos competidores.