Premios SUV of the Year

Volkswagen Atlas: Finalista a la SUV del Año de Motor Trend 2018

De brazos cruzados

De brazos cruzados

Nos gusta: su asiento en la tercera fila tipo estadio, panel de instrumentos digital y asientos inclinables/deslizables.

No nos gusta: su suspensión liviana pero frágil, materiales baratos y un motor adormilado.

Las estadísticas sugieren que los clientes de las minivan son frecuentes desertores que cambian a las SUVs de tres filas. Por ende, el fin previsto de estos utilitarios jumbo es servir como minivans socialmente aceptables. Y aunque ninguna iguala perfectamente la capacidad de pasajeros y de carga de una minivan, la nueva Volkswagen Atlas es tan capaz de transportar personas como cualquier otro vehículo con la misma facilidad y comodidad, como Christian Seabaugh comentó: “si el espacio es su principal prioridad y la minivan está descartada, es difícil no recomendar la Atlas”.

Su inteligente ejecución del diseño le permitió obtener un lugar entre las finalistas. “Es enorme”, dijo Ed Loh. “Es real y verdaderamente enorme. El espacio interior es ridículo”.

 

El habitáculo digital estilo Audi y la pantalla táctil de infotenimiento recibieron elogios, al igual que una tercera fila adecuada para adultos (pero por desgracia sin ventilas ni puertos USB). La calidad de los materiales en el interior se comparó con la de las vans comerciales europeas y los juguetes de Fisher-Price.

La capacidad todoterreno con el controlador de modo de terreno fue impresionante, pero el tren motriz fue criticado. El VR6 se consideró ruidoso, burdo y “apenas adecuado para transportar siete personas”, con una calibración del acelerador demasiado entusiasta desde el arranque y una transmisión programada para entrar en sobre marcha lo antes posible. Scott Evans se preocupó: “no quiero ni imaginar lo impotente que se debe sentir el motor de cuatro cilindros”.

Pero el amortiguamiento de la suspensión cambió a nuestros jueces. Angus MacKenzie dijo que “flota por el camino como una Wagon Queen Family Truckster. Necesita más control de la carrocería y un mayor recorrido de la suspensión”. Al mismo tiempo, Evans comentó que la Atlas “es también más frágil que la Chevy Traverse en el pavimento irregular”.