Primer Manejo Pruebas

Volkswagen Arteon 2019: Primer Manejo

Volkswagen se vuelve más lujoso con este fastback.

Volkswagen se vuelve más lujoso con este fastback.

A Volkswagen no le gusta que se diga que el Arteon 2019 va a “reemplazar” al CC (también conocido como el Passat Comfort Coupe) y podemos ver la razón: el Arteon es mucho más sorprendente en cuanto a la apariencia visual y tiene un mejor rendimiento, además de que orienta al fabricante automotriz hacia nuevos rumbos en cuanto a tecnología de asistencia y seguridad.

Volkswagen llama al Arteon un “auto GT de cinco asientos”. Nosotros lo llamaríamos un hatchback mediano con buena apariencia. Debatir si el auto es para Estados Unidos es algo bastante simple. Aunque el mundo cuenta con tres opciones de motor de gasolina y tres de diésel, en Estados Unidos solo habrá un 2.0 litros turbo de 276 hp y 258 libras-pie de torque.

Los VW siempre se han destacado por una dinámica de conducción europea generalmente favorable, e interiores funcionales pero simples. El Arteon difiere en lo referente al interior en donde, además de su aclamado diseño exterior que es prácticamente idéntico al del prototipo de hace dos años, VW está apuntando decididamente a un nivel más refinado. En el modelo Reflex Silver Elegance que condujimos, el pasajero del asiento delantero tenía que inclinarse mucho hacia delante y hacia abajo para encontrar superficies de plástico completamente duro.

El auto se lanzará en los niveles de equipamiento Elegance y R-Line, a los que les seguirá un modelo base poco después. El Elegance, como podría imaginar, incluye mejoras estéticas de alta gama: luces traseras LED con indicadores que van mostrando la señal desde adentro hacia fuera, una tira cromada continua en la parte baja de la carrocería y boquillas del limpiaparabrisas calefaccionadas. En el interior se ven costuras contrastantes en los asientos y tapetes, cubiertas de los pedales que semejan aluminio, tapizado de los asientos en cuero y Alcántara, y asientos delanteros con calefacción.

El R-Line tiene un frente más agresivo con tomas de aire en color negro brillante y parachoques diferentes. En el interior, el revestimiento del techo es de color negro, las molduras de las puertas incluyen el logotipo R-Line, que también se encuentra estampado en los asientos, y un volante R-Line con la parte inferior plana. En Europa es posible obtener el R-Line con ruedas de 20 pulgadas y una altura de circulación 20 mm más baja. Pero no hay ruedas de 20 pulgadas para los conductores que vivimos en Estados Unidos. Solo hay que agregarlos a la lista de cosas agradables que no podemos tener.

El modelo Elegance que condujimos tenía una caja DSG de siete velocidades y tracción total 4Motion. Pero los modelos que con el tiempo se abran camino hacia Estados Unidos tendrán transmisiones automáticas de ocho velocidades. Esto es desafortunado, ya que la DSG fue fluida y rápida, con un buen desempeño en las calles de la ciudad, los caminos secundarios y las partes de las carreteras alemanas sin límite de velocidad. Los cambios fueron apenas perceptibles y sin irregularidades.

Y las paletas de cambio elegantemente pequeñas lograron cambios aceptablemente rápidos en las montañas Harz, en Alemania, en donde fue más divertido realizar nuestros propios cambios para prepararnos ante las curvas y lanzarnos hacia las colinas.

El andar y el manejo del Arteon se puede ajustar según los modos Comfort, Normal y Sport, y las diferencias entre ellos son bastante notables. Yo preferí el ajuste intermedio la mayor parte del tiempo aunque, en una parte de pavimento en Alemania que sorprendentemente se encontraba en mal estado, el modo Comfort suavizó las cosas. Todo se vuelve más rígido en modo Sport, pero en general este auto está diseñado para realizar viajes largos con comodidad. En realidad, no es un sedán de alto rendimiento, por lo que la selección de modo no puede hacer magia. El peso de la dirección es bueno, pero la sensación real deja bastante que desear.

¿Podría un V-6 incrementar la potencia en el arranque? Entre más motores turbo de 2.0 litros conducimos, menos nos hacemos esa pregunta. VW dice que este modelo con especificaciones europeas, que tiene un peso en vacío de 3,700 libras, va de 0 a 62 mph en 5.6 segundos.

Algunos fabricantes automotrices han sacrificado el espacio en el asiento trasero, en especial el espacio para la cabeza, al tiempo que diseñan para el movimiento en boga del “cupé de cuatro puertas”. La apariencia de fastback por lo general implica que los ocupantes de cierta altura en el asiento trasero se golpearán la cabeza contra el revestimiento interior del techo. Pero no es así en el Arteon, en donde mi estructura de 5 pies 11 pulgadas gozaba de un considerable espacio sobre mí, además de un glorioso espacio frente a mí. Pude cruzar cómodamente las piernas sin golpear el respaldo del asiento del conductor.

La ejecución del diseño es bastante buena en el Arteon, cuyo tamaño es similar al del Passat en distancia entre ejes (111.9 pulgadas frente a 110.4) y en anchura (73.7 pulgadas frente a 72.2). El Passat aventaja sorprendentemente al Arteon en cuanto a la longitud total: 191.9 pulgadas frente a 191.4.

El único lugar que parece haberse sacrificado, o que al menos se mantuvo según los estándares normales de VW, es la consola central que no ofrece mucho almacenamiento. Y siempre nos harán falta más puertos USB. El Arteon tiene dos, uno en la caja de almacenamiento central y otro frente a la palanca de cambios.

Desde el asiento del conductor es donde la nueva sensación con más tecnología de VW se vuelve aparente. El habitáculo digital de Volkswagen le parecerá familiar a cualquiera que haya visto el habitáculo virtual de Audi. El espacio con varias configuraciones pone una cantidad considerable de información frente al conductor.

Uno de sus ingeniosos detalles: un indicador de límite de velocidad que se actualiza con sorprendente precisión. Incluso al viajar aproximadamente a 110 mph en la autopista, se actualiza en uno o dos segundos después de ver una señal que imponga un límite más bajo. El velocímetro virtual también usa una pequeña flecha para mostrar el límite de velocidad o dónde está configurado el control de velocidad crucero desactivado.

En la consola central también hay un detalle único a la hora de seleccionar uno de los modos de conducción. Los diversos modos se representan como reflejados en una brillante chapa metálica lateral del Arteon: una escena invernal boscosa para Snow, los bordes rojos y blancos de una pista para Sport, y así sucesivamente.

Y hablando de viajar plácidamente a velocidades de autopista, el Arteon fue notablemente silencioso. Es cierto que eso fue en los caminos afelpados de Alemania con un excelente mantenimiento, pero el ruido del viento parece controlarse muy bien, sin volverse molesto sino hasta alcanzar velocidades que son ilegales en Estados Unidos. Aunque los prototipos que condujimos en diciembre tenían menos goma, nuestro auto estaba equipado con neumáticos Pirelli P Zero 245/35R20. Los neumáticos contribuyeron en parte al ruido del pavimento, pero en general el Arteon se siente y suena como un modelo de primera línea.

Excepto por el sonido del motor. El Arteon usa una solución para mejorar el sonido del propulsor o “sound symposer” para infundir artificialmente en el habitáculo sonidos más emocionantes de los que el motor produce realmente. No es terriblemente desmoralizador, excepto por el hecho de saber que el rugido no es real.

VW parece estar intensificando esfuerzos en las áreas de los sistemas de seguridad y semiautonomía con el Arteon. Además del control de velocidad crucero adaptivo, el Arteon cuenta con unos innovadores faros que usan el GPS del sistema de navegación y datos sobre el camino para predecir cuándo se aproxima una curva e iluminarla antes de llegar a ella, a diferencia de muchos de los sistemas “poco inteligentes” que solo encienden los faros al girar el volante. También cuenta con un sistema de protección de choques traseros, que al detectar una colisión inminente alinea los asientos y tensiona los cinturones de seguridad. Incluso baja rápidamente las ventanas para optimizar el despliegue de las bolsas de aire y, posiblemente, proteger los oídos contra los efectos de percusión del despliegue.

Sin embargo, la característica más avanzada combina los sistemas de mantenimiento de carril, control de velocidad crucero activo y otros sistemas en lo que VW denomina Emergency Assist. Después de tratar de alertar a un conductor distraído o incapacitado, el sistema comienza por encender las luces de emergencia, agita un poco el volante y se mueve al carril de baja velocidad antes de pararse por completo y posiblemente a salvo. Incluso algunos fabricantes automotrices conocidos por su avanzada tecnología de seguridad no pueden lograr esto aún.

Como lo señaló el director técnico Frank Markus después de conducir el prototipo el invierno pasado, los estadounidenses odian los hatchbacks. Entonces ¿quién será el conductor del Arteon estadounidense? Bueno, los ejecutivos de VW parecen pensar que el precio (de alrededor de $38,000 dólares) lo hará competitivo junto a otros sedanes “premium” (así lo dijeron). Al cuestionarlos sobre esto, casi siempre mencionan el Infiniti Q50 y el Lexus IS. También mencionan (aunque con menos frecuencia) el Audi A4 y el Mercedes C-Class. Todo se reducirá al valor.

Pero no hay nada escrito en piedra para la versión estadounidense del Arteon. Los ejecutivos de VW dijeron que “puede haber muchos cambios” entre ahora y el objetivo que llegará “en algún momento del próximo año”. Hubo algunas personas de VW preguntando silenciosamente a los periodistas reunidos si pensaban que hubiera incluso un mercado para el Arteon en Estados Unidos. Vaya voto de confianza.

La última vez que alguien me hizo esa pregunta fue un comercializador de BMW refiriéndose al Active Tourer Serie 2. Si ve uno en Estados Unidos, háganoslo saber.