Novedades

Trump revisará medidas de ahorro de combustible

Podría alivianar a muchos todos los fabricantes automotrices.

Podría alivianar a muchos todos los fabricantes automotrices.

El presidente Donald Trump se reunió este miércoles con líderes de la industria automotriz en Detroit para anunciar la reevaluación de las estrictas medidas regulatorias del consumo de combustible hechas durante la administración de Barack Obama. La medida fue vista con buenos ojos por parte de los fabricantes, quienes tenían dudas sobre los incrementos en costos y el recorte de empleados que podían ocasionar las estrictas reglas.

Trump además pidió a los fabricantes crear más plantas en los Estados Unidos para traer nuevos empleos, ya que aseguró, “la competencia es dura”. Además, dijo que ayudaría a los fabricantes con recortes en los impuestos si se siguen estas medidas.

En la reunión, donde también estuvieron presentes Elaine Chao, secretaria de Transporte y Scott Pruitt, administrador de la EPA, Trump agradeció a los fabricantes por los esfuerzos que han hecho de abrir más empleos de manufactura en los Estados Unidos. “Estamos buscando la creación de nuevas plantas. Nuevas plantas en Michigan. Nuevas plantas en Ohio. Nuevas plantas en Carolina del Norte. Vamos a bajar sus impuestos, vamos a reducir las regulaciones, que ya han tenido un gran impacto en la industria automotriz y en la mayoría de otras industrias y estamos lejos de terminar”, dijo Trump durante la reunión.

Una semana antes de que Trump tomara posesión como presidente de Estados Unidos, la EPA aseguró las medidas de ahorro de combustible un año antes de la fecha límite. Después de la elección, un grupo de 12 fabricantes le pidió a Trump deshacerse de las medidas. El CEO de Ford, Mark Fields, dijo a Trump que 1 millón de empleos en los Estados Unidos podrían estar en riesgo si las medidas no toman en cuenta la demanda.

La pasada administración había señalado que los fabricantes deberían de tener un promedio CAFE (Promedio Corporativo de Ahorro de Combustible, por sus siglas en inglés) de 54.5 mpg para 2025, pero esas cifras se bajaron entre 50.8 mpg y 52.6 mpg el año pasado. Ahora, los fabricantes tendrán más tiempo para reducir esas cifras, ya que el proceso podría tomar un año.

En la reunión estuvieron presentes aproximadamente 15 líderes de fabricantes automotrices, así como de compañías proveedoras para las marcas.