Primera Prueba Pruebas

Toyota Sequoia 4×4 Platinum 2017: Primera Prueba

Recordando por qué nos encantan las SUVs.

Recordando por qué nos encantan las SUVs.

¿Puedo decirle algo? Realmente me gustan las SUVs grandes de Toyota. Ante todo, la Land Cruiser ha sido mi favorita pero… ¿acaso hay una mejor SUV? En realidad no. Incluso aunque esté equivocado, ¿acaso importa? Me encanta esa cosa. Y no soy el único que piensa así. Si acorrala a un empleado de Toyota por mucho tiempo, admitirá finalmente que, aunque solo venden 3,000 unidades del todoterreno de $86,000 dólares por año, todos podemos estar tranquilos por la certeza de que la Land Cruiser se considera el alma y el corazón de los esfuerzos de la empresa en Norteamérica. Este gran vehículo es importante para ellos como empresa y, a pesar de su bajo volumen de ventas, no va a desaparecer. Ni su gemela mecánica, la Lexus LX.

Pero la Lexus GX podría estar en peligro. Conocida en otras partes del mundo como la Toyota Prado, podemos considerar a la GX como la Land Cruiser Junior. Las ventas de la GX son bajas; además Lexus siente la necesidad de tener una SUV de lujo monocasco más convencional de tres filas para competir con las costosas Audi Q7 y Mercedes-Benz GLS. En vez de la Prado, Toyota ha estado vendiendo a los estadounidenses la 4Runner durante más de 30 años. Dato curioso: el 5.2 por ciento de todos los vehículos en el mundo con más de 200,000 millas recorridas son 4Runner. Todas las SUV anteriores son realmente buenas en la tierra, rocas, lodo y todas esas cosas. Como resultado, me encantan todas. Y no debería sorprendernos, entonces, que también esté totalmente a favor de la Sequoia 2017.

2017 Toyota Sequoia 4x4 Platinum front three quarters

Esta Toyota, que es la camioneta más grande de la gama, se nombró adecuadamente en honor al árbol más grande de mundo: las secuoyas rojas son más altas, pero las Sequoiadendron giganteum son las cosas vivientes de mayor tamaño en la Tierra. La Sequoia es la única SUV cuyo nombre contiene todas las vocales. Piense en ello. La Sequoia bien podría contener también todas las consonantes, ya que esta SUV es verdaderamente masiva, inclinando la balanza con 6,081 libras. Para poner las cosas un poco en perspectiva, la última Chevrolet Tahoe que probamos, un modelo 4WD LTZ 2015, pesaba 5,744 libras. También pudimos pesar una Chevy Suburban 4WD LTZ clásica similar, y esa SUV estadounidense (que es más larga) quedó detrás del protuberante transporte japonés por 129 libras, alcanzando un peso total de 5,952 libras. La Cadillac Escalade ESV, basada en la Suburban, pesó 6,027 libras. La Escalade de longitud regular pesa 5,870 libras. Debe saber que la Tahoe tiene una distancia entre ejes de 116 pulgadas, mientras que la Suburban dispone de 130 pulgadas entre los centros de las ruedas. La Sequoia de carrocería sobre bastidor divide perfectamente la diferencia con una distancia entre ejes de 122 pulgadas. Básicamente, la Sequoia es grande.

Por fortuna, Toyota equipó a la Sequoia con un motor apropiado, el 5.7 litros V-8 de aspiración natural, que en la Sequoia desarrolla 381 caballos de fuerza y 401 libras-pie de torque. Toda esa potencia es suficiente para llevar la Sequoia hasta las 60 mph en 6.6 segundos. Recorre el cuarto de milla en 15.2 segundos a 91 mph. Es tan rápida como para dejar atrás a las Chevy de 5.3 litros y 355 hp, en donde la Tahoe necesita 7.0 segundos y la Suburban requiere 7.3 segundos para alcanzar las 60 mph. Lo mismo aplica para el cuarto de milla, en donde la Tahoe tarda 15.4 segundos a 90.6 mph y la gran Suburban necesita 15.7 segundos a 88.6 mph. Las Cadillac con sus 6.2 litros V-8 más fornidos y 420 hp, son un poco más rápidas. La Escalade con su corta distancia entre ejes alcanza las 60 mph en 6.2 segundos y recorrió el cuarto de milla en 14.6 segundos a 97.0 mph. La Escalade ESV alcanza las 60 mph mucho más rápido (6.1 segundos) y recorre el cuarto de milla en 14.6 segundos a 95.2 mph. Y aquí va otro par: la Nissan Armada impulsada por un 5.6 litros V-8, con 390 hp y 5,879 libras de peso, alcanza 60 mph en 6.3 segundos antes de terminar el cuarto de milla en 14.9 segundos a 94.0 mph. La Ford Expedition EL pesa 6,319 libras, desarrolla 365 hp a través de un motor 3.5 litros V-6 biturbo, alcanza 60 mph en 6.5 segundos y corre el cuarto de milla en 15.1 segundos a 90.3 mph.

En cuanto al manejo, bueno, entre menos se diga mejor. La Sequoia completó nuestro circuito de prueba de figura en ocho en 29.1 segundos. Esto no es sorpresa, considerando su peso y que puede lograr cuando mucho 0.73 g de fuerza lateral. La Tahoe completó el circuito de figura en ocho en 28.3 segundos. Es una diferencia importante. Nosotros usamos una Chevrolet Tahoe cada vez que filmamos un episodio de Ignition o Head 2 Head, y puedo decirle que todo el equipo está comúnmente impresionado por la destreza en el manejo de esos grandes y viejos botes. La Suburban puede correr el circuito en forma de ocho en 28.4 segundos, mientras que las dos Cadillac lograron 28.1 y 27.9 segundos, respectivamente. Y no, no tengo idea de por qué la ESV fue 0.2 segundos más rápida que la Caddy más corta. La Sequoia se detiene desde 60 mph en 130 pies. La Tahoe necesita 121 pies, la Suburban 126 pies, la Escalade regular necesitó 129 pies y la ESV solo requirió 119 pies. Aún y cuando la Sequoia está en el último lugar del grupo en esta categoría de frenado, al menos es comparable.

Pero las cifras solo cuentan parte de la historia. Conduje esta Sequoia desde Escalante, Utah, en pleno invierno hasta Las Vegas antes de dirigirme a Los Ángeles, y creo que su rendimiento ahí es la parte más importante. Es una de las máquinas para viajar en carretera más finas que haya conducido en mucho, mucho tiempo. Primero que nada, los asientos delanteros son enormes, muy posiblemente los tronos más grandes de la industria. Realmente no estoy seguro de cómo comprobar con hechos esa aseveración, pero los enormes respaldos de los asientos fueron cómodos durante un viaje bastante largo. El andar también fue excelente y, en combinación con esos grandes asientos delanteros, la Sequoia se convirtió en lo mejor que he conducido por más de 1,000 millas. Una queja del viaje por carretera es el penoso sistema de infotenimiento. A todos nos pareció tan frustrante programarlo que dejamos de preocuparnos y simplemente recurrimos a nuestros vastamente superiores teléfonos y iPads para navegar. Me dijeron que Toyota está consciente de que su sistema de infotenimiento es uno de los peores del sector. Simplemente no les importa. Tendremos que usar nuestros smartphones entonces. Además, incluso aunque la Sequoia tuviera Apple CarPlay, de todas formas, no se puede ejecutar Google Maps o Waze. Por eso es preferible usar su teléfono.

Mi otra gran queja del viaje por carretera es el control de velocidad crucero. Durante mucho tiempo he creído que todos los autos tienen una velocidad a la que es más cómodo viajar. Para que quede dentro de la familia Toyota, a la nueva Lexus IS 200t le gusta ir a 85 mph. Quién lo hubiera imaginado. A la Sequoia, con su enorme V-8 con tono agresivo, le encanta viajar a 70 mph. Y es una buena velocidad. A menos que se encuentre en Utah, en donde el límite de velocidad es de 80 mph. Configura el control de crucero con radar a 85 mph, se pone cómodo y se relaja. Antes de que se dé cuenta, estará viendo cómo disminuye su velocidad. ¿Cómo? Bueno, el primer problema, como lo señaló mi director Anthony Esposito, es que no hay un modo BMW. Esto significa que, incluso cuando se le asigna la configuración más cercana, aún quedan como 500 pies de separación entre su vehículo y el auto frente a usted. A mí me gusta ir pegado al parachoque de alguien. Porque con un espacio tan grande, la gente siempre se mete, lo que nos lleva al segundo problema. Cuando el radar ve que un auto se pone frente a la Sequoia, desactiva el control de velocidad crucero. Hablé con un ingeniero de Toyota acerca de mejorar su control de velocidad crucero y me dijo algo así como: “El tren motriz y los componentes electrónicos son departamentos separados”. Excelente.

Dicho esto, mis quejas sobre la Sequoia (un lamentable ahorro de combustible: se observaron 13.6 mpg en la autopista cuesta arriba, 13.7 mpg cuesta abajo) son pocas, y las cosas que disfruté de ella son muchas, comenzando con ese adorable V-8, que pronto será reemplazado por un V-6 biturbo de 3.5 litros, acoplado a una transmisión automática de 10 velocidades. ¿En cuántas SUV grandes puede pensar que suenen tan bien? Básicamente, solo las versiones de 6.2 litros de los enormes vehículos de GM hacen una música tan dulce. ¿Ya le mencioné lo agradables que son los materiales del interior?

No muchas personas necesitan una SUV de carrocería sobre bastidor y tres filas con marchas cortas. Sin embargo, en caso de que se vea envuelto en un viaje por carretera a través del país con unos cuantos de sus compañeros de trabajo más cercanos, sus cosas y el equipo fotográfico sobre un paso de montaña de 9,000 pies en medio de una tormenta de nieve, le recomiendo encarecidamente la Toyota Sequoia. Al igual que las otras SUVs grandes de Toyota que he conducido, me decepcioné cuando llegó el momento de entregar las llaves, al tiempo que tramaba un plan para recuperarlas de alguna forma. ¡Vivan las verdaderas SUVs! ¡Vivan los gigantes!

Toyota Sequoia 4×4 Platinum 2017
PRECIO BASE $66,310 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $66,724 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, 4WD, 6-pasajeros, SUV de cuatro puertas
MOTOR 5.7L/381-hp/401-lb-ft DOHC 32-válvulas V-8
TRANSMISIÓN Automática de 6 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 6,081 lb (50/50%)
DISTANCIA ENTRE EJES 122.0 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 205.1 x 79.9 x 74.6 pulgadas
0-60 MPH 6.6 seg
CUARTO DE MILLA 15.2 seg @ 91.0 mph
FRENADO, 60-0 MPH 130 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.73 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 29.1 seg @ 0.57 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN EPA 13/17/14 mpg ciudad/carretera/combinado
COMSUMO DE ENERGÍA EN CIUDAD/CARRETERA 259/198 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 1.33 lb/milla