Primera Prueba Pruebas

Toyota RAV4 2017: Primera Prueba

Esperando un rediseño pero ganándole a las ventas del Camry

Esperando un rediseño pero ganándole a las ventas del Camry

Los crossovers están cambiando la industria automotriz con sus ventas sin precedentes. Tanto es así que muchos fabricantes están cambiando su modo de operar para concentrarse en los crossovers en vez de los sedanes.  Los fabricantes que aún no se han decidido a competir en el terreno de los crossovers están llevando de prisa modelos nuevos y actualizados al mercado, mientras que otros han despedido a los ejecutivos de nivel superior por no adaptarse oportunamente al cambio en el mercado. Los sedanes de mayor venta como el Honda Accord, el Toyota Camry y el Nissan Altima han sido sobrepasados por los crossovers de su marca. Los sedanes compactos Civic, Corolla y Sentra no han logrado mejorar; de hecho, hemos visto sus ventas caer debido a la locura por los crossovers. Muchos alegarán que es el precio bajo de la gasolina, el atractivo de viajar a una mayor altura o el abundante espacio de carga; sea lo que sea, los consumidores parecen estar comprando crossovers de a dos por vez, y la tendencia no da indicios de cambiar.

La Toyota RAV4 2017 no es la excepción, pues sus ventas anuales superan a las del Camry y las del Corolla. Pero sin un rediseño desde el modelo 2013, la RAV4 muestra los síntomas de su edad contra las recientemente remodeladas Honda CR-V y Mazda CX-5. La próxima RAV4 se basará en la nueva arquitectura global de Toyota (nueva plataforma) que sustenta al nuevo Camry y debería causar una buena impresión. Mientras tanto, evaluemos la RAV4 en más detalle. El año pasado probamos la RAV4 SE AWD 2016 (tracción total) y este año pudimos probar el modelo SE 2017 con tracción delantera (FWD). ¿Cómo se comparan los dos?

Durante nuestra prueba, el modelo AWD superó a la versión FWD en la carrera de 0 a 60 mph por alrededor de medio segundo, para un tiempo de 8.7 segundos y 9.3 segundos respectivamente. En el cuarto de milla las cosas se ponen más reñidas: el modelo AWD registró 16.7 segundos a 83.4 mph, en comparación con la carrera del modelo FWD de 17.0 segundos a 82.5 mph. La destreza en el manejo no tuvo diferencias; ambos modelos lograron el mismo tiempo en el circuito de figura en ocho de 28.6 segundos con un promedio de 0.57 g. El frenado es casi idéntico: la RAV4 AWD necesitó 124 pies para detenerse desde 60 mph y la RAV4 FWD requirió de 126 pies. En cuanto al ahorro de combustible, como es de esperarse, el modelo AWD tiene una clasificación más baja de 22/28 mpg en ciudad/carretera, mientras que el FWD logra 23/30 mpg. La tracción total implica una prima de $1,400 dólares, pero en algunos modelos como el SE, obtener AWD significa incluir otras opciones obligatorias a ese fin y se convierte en una opción más costosa. En este caso, el paquete Entune Premium Audio con Navegación de $2,200 dólares es indispensable cuando el vehículo está equipado con AWD.

Para dar al lector una referencia con los crossovers FWD similares que hemos probado en Motor Trend, la Kia Sportage 2017 (2.4 litros I-4 de 181-hp) es más rápida de 0 a 60 mph y en el cuarto de milla con 8.0 y 16.3 segundos, respectivamente. La Ford Escape 2017 (1.5 litros turbo I-4 turbo de 179 hp) es más rápida en ambas categorías también, pero solo por una pizca, ya que registra un tiempo de 0 a 60 mph de 9.2 segundos y un tiempo en el cuarto de milla de 16.9 segundos. Los tiempos de ambos rivales en el circuito de figura en ocho también fueron más rápidos: la Sportage terminó el circuito de manejo en 27.8 segundos y la Escape en 27.9 segundos. La Escape comparte la misma distancia de frenado desde 60 mph de 126 pies, pero la Sportage se detuvo en 118 pies, una distancia mucho menor. En términos de rendimiento, la RAV4 se queda un poco corta.

Lejos de la pista, la RAV4 obtuvo un mejor resultado en comparación con la Sportage y la Escape. La Toyota RAV4 2017 obtuvo las puntuaciones de seguridad en general más altas posibles, tanto de la NHTSA como del IIHS. El crossover recibió una clasificación de seguridad en general de cinco estrellas por parte de la NHTSA y el IIHS lo considera como Top Safety Pick+ 2017. Tanto la Sportage como la Escape recibieron cinco estrellas de la NHTSA, pero no lograron obtener la designación Top Safety Pick+. En cambio, la clasificación Top Safety Pick (no con el +) fue para la Sportage y la Escape no alcanzó ningún honor por recibir una clasificación Aceptable (en vez Bueno) para la prueba de impacto frontal. La RAV gana de nuevo con la enorme capacidad de carga de 73.4 pies cúbicos (38.4 pies cúbicos con los asientos en su posición normal) en comparación con los 60.1 pies cúbicos de la Sportage y los 68.0 pies cúbicos de la Escape. Al comparar los motores antes mencionados acoplados con tracción en las cuatro ruedas, todas las clasificaciones de ahorro de combustible de los tres crossovers son iguales: 23/30 mpg.

Nunca pensé decir esto, pero la RAV4 es en realidad bastante divertida de conducir. Gran parte de ello puede atribuirse a la suspensión con calibración deportiva que se incluye como equipamiento de serie en el modelo SE. Toyota endureció los muelles e hizo más rígida la amortiguación, lo que da como resultado un mejor agarre al entrar en las curvas y un menor balanceo de la carrocería. Incluso en los topes a mitad de curva, el chasis del RAV4 se sintió sólido y estable. Si eso es difícil de creer, el director de pruebas veterano Kim Reynolds dijo cosas similares luego de flagelar el crossover por del circuito de figura en ocho de Motor Trend. “Pisé el acelerador a fondo la mayor parte del tiempo por las pistas de derrape, pero el comportamiento del vehículo es fluido: no hay corcoveo ni agarre de los frenos”, dijo. “Los movimientos de la carrocería están muy bien amortiguados, aunque muy considerables. Aquí podemos atestiguar que hay una cantidad considerable de buen refinamiento”. Por desgracia esto tiene un costo. La suspensión rígida no es muy fluida en caminos irregulares, y las RAV4 que no son SE ofrecen mejor comodidad en el andar. El LSD (diferencial de deslizamiento limitado) automático de la RAV es accionado por los frenos y está bien calibrado para ofrecer una buena tracción. La aceleración podría ser mejor, pero el frenado es sólido con buena sensación y recorrido. La sensación de la dirección es excelente y bastante pesada, pero carece de sensibilidad. Sin embargo, la posición de conducción realmente no está nada mal para un crossover con altura elevada de circulación.

Dentro de la cabina encontrará una mezcla de materiales y funcionalidades de primera calidad y de baja calidad. La pantalla disponible de 7.0 pulgadas tiene un tamaño decente, pero carece de alta resolución y capta mucho resplandor fácilmente. Los asientos tapizados en SofTex, un material parecido al cuero, y el tablero con costura en contraste color naranja se ven y se sienten bien, pero todas las piezas interiores y los interruptores de plástico duro no. El descansabrazos de la consola central está bien acolchonado y no rechina; se ve de primera calidad. El volante forrado en cuero es algo fino para el segmento, pero la palanca de cambios se ve de aspecto barato y se siente así a la hora de poner la transmisión en una marcha. Los asientos traseros son espaciosos, cómodos y se abaten totalmente, pero como dijo un miembro de nuestro personal, para cargar un asiento se requiere un poco más de esfuerzo que en nuestra Honda CR-V 2017 de largo plazo. Para la siguiente generación, espero que la RAV4 cuente con Apple Carplay/Android Auto y una zona de acceso Wi-Fi como la mayoría de sus rivales ofrecen.

Las mejores características son los sistemas de seguridad de asistencia para el conductor. La RAV4 SE viene equipada de serie con el sistema Toyota Safety Sense P (TSS-P) que incluye frenado automático de emergencia delantero con detección de peatones, aviso de salida de carril con asistencia de dirección, luces altas automáticas y control de velocidad crucero adaptativo. Todos los sistemas funcionan muy bien, no interfieren con el manejo y están respaldados por los sistemas de advertencia de punto ciego y alerta de cruce de tráfico trasero. El sistema opcional de cámara de visión periférica de 360 grados y los sensores de estacionamiento delantero y trasero no se encuentran comúnmente en este segmento, y son una bendición a la hora de estacionarse. En el exterior, la pintura Barcelona Red Metallic acoplada con audaces ruedas de aleación mecanizadas de 18 pulgadas, faros LED, luces traseras de LED y luces LED de circulación diurna dan como resultado un crossover de buen aspecto.

La RAV4 LE 2017 base tiene un precio inicial de $25,405 dólares, que está a la par con el segmento. El modelo SE que probamos tiene un precio base de $29,875 y viene equipado de serie con paletas de cambio en el volante, quemacocos, spolier trasero, volante forrado en cuero, asiento del conductor eléctrico de ocho posiciones tapizado en SofTex, asientos delanteros con calefacción, el sistema Toyota Safety Sense P ya mencionado, ruedas de aleación mecanizadas de 18 pulgadas e iluminación exterior LED. La opción principal es el paquete Advanced Technology Package de $3,360 dólares que consiste en el útil sistema de cámara de visión periférica de 360 grados con sensores de estacionamiento delantero y trasero, un sistema de audio JBL Green Edge, pantalla de 7.0 pulgadas con sistema Entune Multimedia y Navegación, Siri Eyes Free y estribos de las puertas con logotipos RAV4 SE. Un aplique en parachoque trasero de $69 y una red de carga estilo hamaca de $99, que funciona sorprendentemente bien, son las opciones restantes en nuestro vehículo de prueba. Esto da como resultado un precio de $33,454 dólares que podría parecer un poco elevado, considerando que no es el nivel de equipamiento más alto, pero muchos rivales similares tendrán un precio similar.

Si piensa comprar un crossover, optar por la tracción total le costará más en cuanto al precio y la gasolina, pero le ofrecerá una mejor tracción si es necesaria en su lugar de residencia, además de una aceleración más rápida. La RAV4 es un crossover fino en muchos aspectos y hará felices a sus compradores, pero sería difícil recomendarlo en vez de los crossovers Honda CR-V y Mazda CX-5, que son más nuevos, exclusivos y mejorados. La envejecida RAV podría competir mejor con la Ford Escape y la Hyundai Tucson, pero esos modelos cuestan menos. No obstante, si la próxima RAV4 es tan buena como el nuevo Camry en la nueva plataforma global de Toyota, es mejor que los competidores de ese segmento tengan cuidado. Podríamos tener un nuevo alguacil en la ciudad.

2017 Toyota RAV4 SE (FWD) 2017
PRECIO BASE $29,750 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $32,528 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, FWD, 5-pasajeros, SUV de cuatro puertas
MOTOR 2.5L/176-hp/172-lb-ft DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN Automática de 6 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 3,543 libras (59/41%)
DISTANCIA ENTRE EJES 104.7 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 183.5 x 72.6 x 66.3 pulgadas
0-60 MPH 9.3 seg
CUARTO DE MILLA 17.0 seg @ 82.5 mph
FRENADO, 60-0 MPH 126 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.79 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 28.6 seg @ 0.57 g (promedio)
REAL MPG, CIUDAD/CARRETERA/TERRENO COMBINADO 17.5/29.6/21.4 mpg
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN EPA 23/29/25 mpg ciudad/carretera/combinado
CONSUMO DE ENERGÍA, CIUDAD/CARRETERA 147/116 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADO 0.76 lb/milla