Novedades

Toyota Concept-i llega a CES con inteligencia artificial

Yui, un jugador más al partido de la inteligencia artificial.

Yui, un jugador más al partido de la inteligencia artificial.

La mayoría de los fabricantes prometen que sus futuros autos autónomos serán tan inteligentes como para conducir en el tráfico y llegar a su destino de forma rápida y segura, pero no muchos se enfocan en la relación personal entre el hombre y la máquina. Ese es el tema que quiere tomar el concepto de Toyota para el CES, el Concept-i.

El Concept-i fue diseñado por el centro Diseño y Desarrollo CALTY de Toyota, que se ubica en Newport Beach, California. El objetivo era desarrollar inteligencia artificial para que un vehículo pudiera aprender de los hábitos de sus ocupantes y anticipar sus necesidades. El Concept-i fue diseñado para ser cálido, acogedor y divertido. Toyota llama a esta filosofía “calor cinético”.

Concept i Hello

Un sistema avanzado de inteligencia artificial, que Toyota describe como “significativo y humano”, construye una relación con el pasajero para medir la emoción a través de una serie de tecnologías diferentes. La inteligencia artificial, apodada “Yui”, es representada por una gota gráfica en la pantalla en el tablero. Toyota asegura que Yui ha sido diseñada para “comunicar a través de las culturas a una audiencia global”, aunque eso no se puede apreciar en el video. Yui también se manifiesta en el exterior y es capaz de guiñar los faros y aparecer en las puertas para saludar a los pasajeros a medida que se acerquen al vehículo.
Concept i rear three quarter

El concepto está diseñado con la autonomía en mente, pero también puede ser operado manualmente. Una pantalla en el frente del vehículo puede comunicar cuando el auto está en modo automático o manual, mientras que la pantalla en la parte trasera indica cuándo el vehículo dará vuelta. Si se encuentra en modo manual, Yui monitoreará continuamente la atención del conductor y transmite mensajes a través de estímulos visuales.

Concept i doors open

Alguna de las ideas presentadas por el Concept-i son interesantes. Una vez que los vehículos autónomos puedan llevarnos de manera fiable del punto A al punto B, el siguiente paso será hacerlos agradables, divertidos y deseables. Tener un compañero virtual como Yui podría atraer a la generación que ha crecido con Siri, Cortana y Alexa.

Fuente: Toyota