Auto Shows Ginebra

Toyota C-HR llega a Ginebra con diseño agresivo

El crossover está listo para competir contra el Juke y otros crossovers.

El crossover está listo para competir contra el Juke y otros crossovers.

Toyota le quitó las sábanas a la versión de producción del C-HR este martes en Ginebra. Las siglas corresponden a Coupe High Rider y significan la gran espera de Toyota por entrar al popular segmento de crossovers compactos.

Construido sobre la nueva plataforma global de Toyota (TNGA por sus siglas en inglés), la versión de producción del C-HR se ve sorprendentemente audaz, con muy pocos detalles fuera del concepto que se presentó en el Auto Show de París en septiembre de 2014. Las radicales líneas con sus protuberantes guardabarros le dan una postura muscular. Un techo oscuro con las manijas de las puertas altas le dan a este cuatro puertas un aspecto de cupé. Las grandes luces triangulares en la parte trasera están integradas en una cubierta sustancial, dándole un aspecto de carreras.

Con una ejecución agresiva de la cara corporativa de Toyota y los faros que se extienden hacia los pilares A, el C-HR nos hace compararlo inmediatamente con el Nissan Juke.

Sin embargo, el CH-R probablemente no tenga un espacio tan pequeño como el Juke; con 171.1 pulgadas de largo, el C-HR es 8.7 pulgadas más largo que el modelo de Nissan.

Todavía no hay información sobre qué motores llegarán a los Estados Unidos cuando el C-HR aterrice en la primavera de 2017, pero sí sabemos que seguramente no será el 1.8 litros híbrido de 122 caballos o el 1.2 litros turbo de cuatro cilindros de 115 caballos. Las transmisiones para los modelos europeos que sí contarán con esos motores incluyen una manual de seis velocidades y una CVT que pueden mandar la potencia a las ruedas delanteras o a las cuatro ruedas. No importa con qué configuración se elija, Toyota ha recalcado el énfasis en su diseño agresivo y asegura tener las mejores dinámicas de marcha y manejo en su segmento.

El C-HR europeo será construido en Turquía, pero todavía no se decide dónde será producido el modelo para los Estados Unidos. La integración de la marca Scion a Toyota ha retrasado un poco el C-HR, ya que la CUV originalmente estaba programado para llegar a los Estados Unidos como un Scion.