Novedades

Rolls-Royce Phantom 2018: Primer Vistazo

Renovándose y manteniéndose fiel.

Renovándose y manteniéndose fiel.

Entrando en su octava generación, el nuevo Rolls-Royce Phantom emana el mismo sentido y tradición que sus predecesores. Pero parece que Rolls Royce también estaba buscando algo más potente, más artístico y más moderno.

“La necesidad de modernizar el Phantom era absolutamente clara para nosotros”, dijo el jefe de diseño de Rolls-Royce, Giles Taylor. “Queríamos darle a este auto un poco más de energía.

Con ese fin, el sedán insignia recibió un rediseño evolucionario, además de permanecer fiel a su historia de 92 años. La marca le elevó la parrilla y le integró nuevas líneas sobresalientes que corren a través del capó. Las nuevas líneas a través de los lados le dan un aspecto más fluido. En la parte trasera, el Phantom cuenta con un techo tipo cupé y un espacio más grande para la placa de circulación. Las luces traseras se complementan de buena forma con los faros en la parte delantera, mientras que las ruedas de 22 pulgadas completan el diseño exterior.

Bajo ese capó encontramos un nuevo motor 6.75 litros V-12 con dos turbocompresores. El motor produce 563 hp, un incremento en comparación con los 453 hp que producía el Phantom anterior con su motor V-12 de aspiración natural. El torque ha incrementado de 531 libras-pie a 664 libras-pie sobre el modelo anterior. La potencia llega a través de una transmisión automática de ocho velocidades y acelerar de 0-62 mph le toma 5.3 segundos al modelo con una corta distancia entre ejes y 5.4 segundos al modelo más largo, que pesa unas 5,948 libras.

Aún más importante, el Phantom está basado en una nueva arquitectura que eventualmente sustentará a cada modelo Rolls-Royce. Eso incluye al Ghost, Wraith, Dawn, etc. Rolls señala que la plataforma de aluminio es aproximadamente 30 por ciento más rígida que la pasada, y puede acomodar diferentes tipos de propulsión y diferentes pesos. La nueva arquitectura ayude a mantener el peso bajo y debería de mejorar la comodidad, asegura Rolls.

El nuevo Phantom también ofrece un manejo más agradable, una suspensión de aire, una nueva suspensión de doble horquilla en el frente y una de cinco puntos en la parte trasera. Se dice que el Phantom es 10 por ciento más callado que su predecesor mientras se maneja a 62 mph gracias a una mejor insonorización. Rolls asegura que después de hacer las pruebas de sonido en la carretera, uno de los ingenerios de sonido tuvo que revisar si sus aparatos estaban funcionando.

Todo el mundo asume que el cliente del Phantom va sentado en la parte trasera del vehículo mientras que es conducido por un chofer. Y para conveniencia del pasajero, las puertas delanteras y traseras se pueden cerrar desde adentro con sólo pulsar un botón. Además, el chofer podrá abrir la puerta del pasajero con solo pulsar un sensor en el exterior de la manija.

Una vez dentro de la cabina, lo primero que seguramente notará es la nueva galería, que incluye obras de arte personalizadas debajo de una pieza de cristal que cubre todo el ancho del tablero. La mejor parte es que usted puede poner cualquier tipo de arte que le guste. Rolls ya tiene algunos ejemplos creados, desde colecciones de rosas de porcelana, hasta diseños de ceda.

El aspecto en general es una mejora en comparación al Phantom pasado, que estaba empezando a verse un poco anticuado debido a los botones físicos del panel de instrumentos. Ahora los instrumentos son digitales y cuentan con detalles de cromo a los lados.

Con un interior aún más agradable y un motor más potente, el Phantom logra un aspecto más moderno que la séptima generación que se presentó en 2003. Pero su objetivo sigue siendo el mismo: ofrecer el interior más suave y cómodo en el mundo.