Car of the Year Premios

Porsche Panamera: Finalista al Auto del Año de Motor Trend 2018

La limusina disfrazada de auto deportivo

La limusina disfrazada de auto deportivo

Nos gusta: su rendimiento y manejo de auto deportivo, espacio tipo limusina y lujoso interior.

No nos gusta: el ruido de los neumáticos en algunas superficies y que el control de crucero con radar y la entrada sin llave son opcionales.

El Panamera de Porsche se ve como un auto deportivo de cuatro puertas. Y también se conduce como uno. Pero el verdadero genio del Panamera es que también es una práctica limusina cuando se necesita que lo sea. Con la opción de tracción trasera o total en el modelo base, tres estilos de carrocería (regular, el Panamera Sport Turismo tipo vagoneta y el Ejecutivo, que cuenta con una distancia entre ejes más larga) y cinco trenes motrices (incluyendo dos híbridos), Porsche ofrece la impresionante cantidad de 15 modelos Panamera cuyo precio varía desde los $86,050 hasta $195,850 dólares. ¿Ancho de banda? El Porsche lo tiene.

El rediseño de Michael Mauer eliminó la apariencia jorobada del modelo original. Con proporciones más estrechas, una mejor postura y, como lo señaló Tom Gale, superficies y gráficos que son “totalmente Porsche”, este Panamera es un foco de atracción visual. El interior es contemporáneo, elegante y está acabado con excelentes materiales; el sistema de infotenimiento tiene la mejor y más clara pantalla en el negocio (aunque los botones hápticos de la consola central son difíciles de ver cuando les pega la luz del sol). “De alta tecnología y lujoso, perfecto para Porsche”, dijo Loh.

El Panamera marca el debut de la arquitectura MSB de Grupo Volkswagen, además del motor V-8 biturbo de 4.0 litros y la transmisión PDK de ocho velocidades de Porsche. El Panamera es rápido y tiene un buen manejo. “El V-8 suena épico para ser un motor turbocargado y tiene un empuje casi inagotable”, dijo Seabaugh. “Realmente se encoje a tu alrededor en un buen camino rural”.

Por desgracia, esos neumáticos de alto rendimiento que le dan tanto aplomo y agarre son también muy ruidosos. Y hay algunas omisiones extrañas de equipo. Markus dijo: “me parece imperdonable que cobren extra por la entrada sin llave en un auto de más de $100,000 dólares”.