Primera Prueba Pruebas

Porsche 911 Targa 4S 2017: Primera Prueba

El Porsche de Papá.

El Porsche de Papá.

Mi amor por los autos se lo debo al Porsche 911 Targa. Mi padre compartió conmigo su pasión por los autos incluso antes de que yo empezara a caminar, pero creo que fue el Porsche 911 SC Targa 1980 de mi abuelo (a quien con cariño llamaba “papa”) lo que cimentó mi amor por todo lo que anda sobre ruedas. Mi “papá” solo tuvo su 911 Targa durante los primeros ocho años de mi vida, pero esos años resultaron formativos. Cuando tenía unos dos años, recuerdo haberme escabullido dentro de la cochera de mi abuelo en Silver Spring, Maryland para echar un vistazo a su Targa plateado, y cuando fui lo suficientemente grande y valiente, me senté en el asiento del conductor para imaginar cómo sería conducirlo. Nunca tuve la oportunidad de conducir el 911 de “papa” (lo vendió en 1997), así que cuando llegó la oportunidad de probar el nuevo Porsche 911 Targa 4S 2017 de la serie 991.2, aproveché la ocasión para probar un poco de lo que me había perdido.

A diferencia de las tres generaciones de Targa que adornaron la gama de Porsche entre el 911SC de mi abuelo y mi vehículo de prueba de la serie 991.2, el 911 Targa actual es un fiel tributo al original. Mientras que las dos primeras generaciones del Targa fueron un poco más que autos 911 Carrera con quemacocos de vidrio, el Targa de la serie 991 logra el aspecto y la sensación del original: presume de una capota de lona, la emblemática barra Targa y el cristal trasero en forma de lágrima. El nuevo 911 Targa es fiel a la apariencia del original, pero tal vez no a la simpleza. Todo lo que se requería para quitar la capota de lona en un viejo 911 Targa como el de mi abuelo era jalar un par de cerrojos y pernos, quitar la capota de lona y guardarla en el maletero delantero. Así de simple.

2017 Porsche 911 Targa 4S front side

Se puede guardar la capota del nuevo 911 Targa desde la comodidad del asiento del conductor, pero Porsche hizo de la capota más simple del mundo algo infinitamente más complejo. Considerado en esencia como un híbrido entre el 911 Carrera de capota dura y el Cabriolet, el 911 Targa usa el mecanismo eléctrico de capota plegable del Cabriolet para guardar la capota de lona desde la comodidad del asiento del conductor. Presione el mismo interruptor que usaría para bajar la capota en un 911 Cabriolet y la escotilla trasera del Targa se abre hacia arriba y atrás para formar una Z, dos deflectores en los lados de la barra Targa se abren y la capota se pliega hacia atrás y queda detrás de los asientos traseros, debajo del cristal, para que todos la vean. Después los deflectores de la barra Targa se cierran a medida que la escotilla trasera regresa a su posición normal. Todo el proceso es increíblemente complejo y tarda alrededor de 20 segundos en completarse, con el vehículo detenido.

La tecnología avanza también bajo el capó del 911 Targa. Mi vehículo de prueba 911 Targa 4S 2017 cuenta con la misma cilindrada, número de cilindros y configuración que el viejo 911SC enfriado por aire de mi abuelo, pero ahí es donde terminan todas las similitudes. El 911 Targa 4S de la serie 991.2 es impulsado por un motor de seis cilindros y 3.0 litros con doble turbocargador y enfriamiento por agua, que desarrolla 420 hp y 368 libras-pie de torque: son 248 caballos de fuerza y 179 libras-pie de torque más que el viejo 911SC. El Targa tiene también mayores relaciones de los engranajes y más ruedas motrices que el viejo 911SC de tracción trasera con una transmisión manual de cinco velocidades. Nuestro vehículo de prueba está equipado con la transmisión automática PDK de doble embrague y siete velocidades (el equipamiento de serie es una transmisión manual de siete velocidades) y tracción total, que actualmente es la única opción de tren de transmisión disponible en el Targa.

Al igual que todos los 911 actuales, éste es un vehículo de alto desempeño, pero demos primero un vistazo a su antecesor. Aunque nunca probamos un 911SC Targa, sí pudimos probar un 911SC Cabriolet 1983 que aceleraba de 0 a 60 mph en 6.4 segundos, el tiempo más rápido que hemos registrado con un 911SC. Gracias a la tecnología moderna, el control en el arranque y la tracción total, nuestro 911 Targa 4S 2017 corre de 0 a 60 mph en solo 3.3 segundos. Para cuando el viejo 911SC alcanza las 60 mph, el 911 Targa 4S casi llega a las 90 mph. Un poco más de 5 segundos después (en 11.7 segundos, para ser exactos), el 911 Targa 4S atraviesa la meta del cuarto de milla a 117.8 mph. Si lo alineáramos con su contraparte moderno en la pista, el 911SC Cabriolet llegaría 3.2 segundos después a 91.1 mph.

Este Targa también es bueno para detenerse y girar. Con el moderno sistema ABS y los neumáticos de verano, nuestro vehículo de prueba Targa 4S completó la parada de pánico de 60 a 0 mph en la impresionante distancia de 97 pies y promedió 1.04 g en la pista de derrape: una parada 47 pies más corta y 0.22 g más de agarre que su predecesor. No realizábamos la prueba en el circuito de figura en ocho en la década de 1980, pero me atrevo a decir que el viejo auto no podría superar la vuelta de 23.8 segundos del 911 Targa 4S, con un promedio de 0.85 g.

Recuerdo uno de mis primeros viajes en el viejo 911 de mi abuelo cuando tenía alrededor de 5 años. No puedo decir exactamente por qué el abuelo decidió llevarme a pasear ese día, pero recuerdo vívidamente lo contento que me sentía con el cálido aire de verano fluyendo a través de la cabina y ese motor de seis cilindros cantando detrás de nosotros mientras él operaba la caja de cambios de cinco velocidades del viejo Porsche. Por lo demás, ese día no fue particularmente notable, pero nunca olvidé la sensación de estar en un buen auto deportivo un hermoso día de verano.

Creo que me hubiera impresionado más con el 911 Targa 4S actual y su impresionante habilidad de combinar la facilidad de conducción cotidiana con los niveles de rendimiento de un superauto. En el ajetreo de la monótona rutina de Los Ángeles, el 911 Targa es un transporte suburbano excepcional. El nuevo motor turbocargado del 911 funciona a la perfección con la transmisión para tener siempre suficiente torque disponible para cubrir un hueco en el tráfico o rebasar un Prius en el carril izquierdo, cumpliendo al mismo tiempo con el ahorro de combustible indicado de 18.7 mpg durante casi 900 millas de pruebas combinadas. La EPA lo clasifica en 21/27/24 mph en ciudad/carretera/combinados. La calidad en el andar para el Porsche es también excelente en algunos de los caminos más mal conservados de L.A. y, a diferencia de muchos convertibles, la visibilidad hacia afuera es excelente gracias al cristal trasero envolvente tipo burbuja.

2017 Porsche 911 Targa 4S side top down

El 911 es aún mejor en un buen camino secundario en sus modos deportivos. El modo Sport es el menos agresivo de los dos modos deportivos en el 911 Targa. Relaja las restricciones del control de tracción, endurece la dirección, mantiene el motor de seis cilindros del Porsche en una marcha más baja de lo normal y, lo que es más importante, agrega una dosis saludable de chasquidos y crujidos del sistema de escape deportivo opcional al sobreacelerar. El modo Sport+ es mejor aún y fue mi opción preferida en los caminos de los cañones. Hace más rígida la suspensión, realiza los cambios de manera más agresiva para maximizar la potencia del motor y agiliza la dirección aún más. Incluso con las 300 libras aproximadas adicionales de peso del Targa 4S en comparación con un 911 Carrera 4S, esto no se nota en los caminos secundarios. El Porsche sigue siendo tan ansioso por complacer como siempre, desplazándose vertiginosamente de una curva a la otra con una dirección ágil y directa, una excelente retroalimentación del camino y un motor con mucho torque al que le encanta revolucionar.

Aunque el Porsche 911 Targa 4S 2017 podría ser un excelente auto para conducir a diario, no podemos pasar por alto el hecho de que su precio no es común y corriente. Con precios desde $123,650 para un Targa 4S, nuestro vehículo de prueba ligeramente equipado sale de los lotes de los concesionarios por $149,970. Solo para completar el círculo, el precio inicial aproximado de un 911 SC Targa 1980 totalmente nuevo era de $30,000, o alrededor de $88,690 en dólares de 2017. El 911 más económico que podemos conseguir en la actualidad, un 911 Carrera, tiene un precio inicial de $92,150. Qué curiosa es la inflación, ¿verdad?

Algunos podrían desanimarse por el alto costo de entrada del 911 Targa 4S 2017, pero la gente no compra autos 911 (o autos deportivos, punto) por cuestiones prácticas. Recientemente pregunté a mi abuelo, alguien a quien he considerado durante toda mi vida como un hombre increíblemente práctico, por qué compró su Targa en 1989. Me dijo que después de haber mantenido a su familia durante toda su vida y jubilarse de una larga trayectoria profesional en IBM, quería recompensarse con un veloz auto deportivo europeo. Fue una decisión emocional, no práctica, y en una vida en la que todos tratamos de que la practicalidad sea lo más importante, algunas veces simplemente hay que hacer algo que nos haga sentir bien. Con esa capota guardada, el motor de seis cilindros con doble turbocargador cantando y un buen camino frente a usted, el nuevo 911 Targa 4S es tan perfecto hoy como lo fue para mi abuelo y todos los que eran como él hace 28 años.

Porsche 911 Targa 4S 2017
PRECIO BASE $123,650 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $149,970 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor trasero, AWD, 4-pasajeros, convertible de dos puertas
MOTOR 3.0L/420-hp/368-lb-ft doble turboDOHC 24-válvulas 6 cilindros en línea
TRANSMISIÓN Automática de doble embrague de 7 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 3,675 libras (38/62%)
DISTANCIA ENTRE EJES 96.5 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 177.1 x 72.9 x 50.9 pulgadas
0-60 MPH 3.3 segundos
CUARTO DE MILLA 11.7 segundos @ 117.8 mph
FRENADO, 60-0 MPH 97 pies
ACELERACIÓN LATERAL 1.04 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 23.8 sec @ 0.85 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 21/27/24 mpg ciudad/carretera/terreno combinado
CONSUMO DE ENERGÍA, CIUDAD/CARRETERA 160/125 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.83 lb/milla