Auto Shows Ginebra

Porsche 911 GT3 2018: Primer Vistazo

Más potencia, mejor performance, más diversión.

Más potencia, mejor performance, más diversión.

Hay mucho más de lo que se ve a la simple vista para el Porsche 911 GT3 2018. “No nos concentramos en darle al auto un aspecto diferente”, dijo Andreas Preuninger, director de desarrollo del Porsche GT. “Nos concentramos en hacerlo más eficiente”. Así que aunque se vea familiar, el nuevo GT3 cuenta con un motor significativo, mejor suspensión y aerodinámica, diseñadas para hacerlo una de las variantes más deportivas del 911 incluso más rápido.

El nuevo GT3 está propulsado por un motor 4.0 litros de aspiración natural de seis cilindros que desarrolla 494 caballos de fuerza a 8,250 rpm y 339 libras-pie de torque a 6,000 rpm. No es el mismo motor 4.0 litros que se utiliza en el actual GT3 RS. Optimizado para reducir la fricción interna, cuenta, entre otras cosas, con un nuevo cigüeñal con cojinetes más grandes y un rediseñado sistema de lubricación, así como un nuevo colector de admisión variable que ha sido diseñado para incrementar el torque a medianas revoluciones y un nuevo tren de válvulas. Dos tomas de aire en la cubierta del motor hecha de fibra de carbono mandan el aire al sistema de admisión. Se dice que el flujo de aire de alta presión puede entregar por lo menos 10 caballos más que la potencia nominal del motor.

Preuninger señala que el nuevo motor del GT3 es un gran paso hacia adelante del motor 4.0 litros en el actual RS y un gran salto en comparación con el motor 3.8 litros en el pasado GT3, señalando los muchos cambios que se han hecho para mejorar el performance del 911 en la pista. “Ahora utilizamos este motor en los autos de carreras GT3 R y RSR”, dijo. “Es el mismo bloque – un nuevo bloque del deporte motor, pongámoslo así – que usamos en todos los motores de carreras. Es una misma familia”.

Debajo de las conocidas curvas sensuales de la serie 991, la suspensión revisada es más ligera, con una nueva geometría en el frente y resortes auxiliares que proporcionan más rigidez y precisión en la pista pero una marcha más suave en carreteras regulares. La calibración del sistema PASM ha cambiado para que sea un poco más firme en la pista. Hay resortes más rígidos en el frente, pero la válvula del amortiguador ha sido ajustada para mejorar el confort en las carreteras secundarias. El sistema de dirección ZF para las ruedas traseras que se presentó por primera vez en la pasada generación del GT3 se ha retenido.

2018 Porsche 911 GT3 engine

El GT3 2018 cuenta con las mismas ruedas de aluminio de 20 pulgadas que el modelo pasado, pero Preuninger señala que sólo ocurre porque su equipo no pudo diseñar unos nuevos que se vieran mejor y fueran tan ligeros. Los rines están envueltos en neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 o Dunlop Sport Maxx con las medidas 245/35 ZR20 en el frente y 305/30 ZR20 en la parte trasera. Los frenos de serie cuentan con rotores de 15 pulgadas y nuevos calipers diseñados para reducir la carga aerodinámica. La configuración PCCB de Porsche, que entrega rotores de cerámica de carbono de 16.5 pulgadas en el frente y 14 pulgadas en la parte trasera, está disponible como una opción.

Para la alegría de muchos fieles de Porsche, la transmisión manual de seis velocidades utilizada en el 911R también está disponible como una opción. Pruninger señala que aunque el D-I GT3 es 0.5 segundos más lento para llegar a las 60 mph que el modelo equipado con la transmisión PDK, la transmisión manual atraerá a los dueños que no estén interesados en conseguir el menor tiempo posible en la pista. Los modelos con transmisión manual están equipados con un diferencial de deslizamiento limitado y los que cuentan con la transmisión PDK obtienen un diferencial controlado electrónicamente más sofisticado para una mejor tracción.

2018 Porsche 911 GT3 cockpit

Se ha prestado mucha atención a la aerodinámica. Una nueva fascia delantera mejora la refrigeración y entrega un mejor flujo laminar en las ruedas delanteras. En la parte trasera hay un alerón nuevo que está ubicado más hacia atrás y aproximadamente una pulgada más alta. Pero lo que es más interesante es lo que no se puede ver. Este nuevo GT3 es el primer 911 con un piso aerodinámico, con paletas giratorias detrás del eje delantero que guían el aire hacia el difusor trasero. El resultado, señala Preuninger, es un incremento de 20 por ciento en la carga aerodinámica en comparación con el pasado GT3 y no incrementan la resistencia.

A pesar de las críticas de los entusiastas por no tener una transmisión manual, el pasado GT3 fue el modelo más exitoso en los 18 años de historia. Ahora que la transmisión manual está de vuelta, el nuevo GT3 es un auto que atraerá a los aficionados para disfrutar una interacción más profunda con el arte de conducir, así como para quienes disfrutan de la pista. “Es el mejor GT3 en la historia”, asegura Preuninger. Hace una pausa y después sonríe. “Porque es el más nuevo que he hecho. Siempre diré eso”.