Primera Prueba Pruebas

Nissan Titan XD V-8 Platinum Reserve 2016: Primera Prueba

Una idea prominente que se queda corta en el mundo real.

Una idea prominente que se queda corta en el mundo real.

Desde hace varios años, las únicas pickups grandes no nacionales disponibles son la Toyota Tundra o la Nissan Titan, y ninguna de ellas ha estado disponible en una especificación para trabajo pesado. El año pasado Nissan introdujo la segunda generación de la Titan (que entonces era nueva) con una versión XD, que cruzaba la línea entre las camionetas ligeras y las de trabajo pesado. ¿Ya vio que la insignia dice XD y no HD (como en “heavy-duty”, o trabajo pesado)? Equipada con un corpulento motor V-8 Cummins turbodiésel de 5.0 litros, 555 libras-pie y 310 hp, la camioneta de $60,000 dólares del año pasado se retiró por ofrecer más capacidad de remolque que algunas camionetas para trabajo ligero, pero menos que las de trabajo pesado con un precio similar. Este año Nissan renovó la XD con el conocido motor Endurance V-8 de 5.6 litros de la compañía, operado por gasolina y con un descuento de alrededor de $3,000.

¿Qué la hace XD?

2016 Nissan Titan XD 4x4 Platinum Reserve V8 front three quarter

Si se lo compara con el de la Titan no XD, el V-8 de la XD tiene la misma clasificación de 390 hp, pero desarrolla 7 libras-pie más de torsión, los que se distribuyen a través de un extremo trasero más alto de 3.36:1, en vez del estándar de 2.94:1. (La XD diésel tiene una relación de 3.92:1). La XD también cuenta con frenos más grandes y un dispositivo apropiado de fijación de remolque tipo cuello de cisne, integrado al bastidor, y al que se tiene acceso a través de la caja. Y aunque todas las XD tienen una clasificación similar a la de una Titan estándar, en comparación con la XD diésel, la XD de gasolina puede remolcar menos peso que la diésel. Una XD diésel 4×4 con el equipamiento apropiado cuenta con una clasificación de remolque de hasta 12,037 libras (enganche clase 4) y 11,890 libras (enganche de cuello de cisne), mientras que la XD de gasolina 4×4 tiene una clasificación para 11,000 libras (clase 4) y 10,850 libras (cuello de cisne).

Nuestra competencia anual de la Camioneta del año avala una serie de pruebas especializadas que se utilizan para determinar las capacidades de rendimiento de una variedad de camionetas: media tonelada, tres cuartos de tonelada, etcétera. ¿Cómo estuvo el rendimiento de esta nueva Titan XD a gasolina? No muy bien.

En la prueba de aceleración estándar, la XD Platinum Reserve fue previsiblemente más lenta que una Titan Platinum Reserve no XD con equipamiento similar (aproximadamente 900 libras más ligera) por alrededor de medio segundo. Aun así, los frenos más grandes de la enorme XD lograron detenerla por completo desde 60 mph en aproximadamente la misma distancia que la Titan estándar. Probablemente la capacidad de remolque será el fuerte de la XD, ¿verdad? Sus clasificaciones mejoradas indicarían que sí. No obstante, al tirar del mismo remolque de 7,000 libras, la XD fue 1.4 segundos más lenta en la prueba de 0 a 60 mph, y logró reducir ligeramente la brecha en el cuarto de milla con un desempeño de 20.1 segundos a 68.9 mph, en comparación con el mejor tiempo de 20.0 segundos a 70.7 mph de la Titan estándar. (Nota al margen: en condiciones reales de conducción y especialmente durante la prueba de aceleración, observamos que en todas las Titan que probamos este año, había una pausa entre el momento de aplicar el pedal del acelerador a fondo y el instante en que la camioneta comenzaba a avanzar. Tal vez esto tenga algo que ver con la forma única de Nissan de “controlar directamente la válvula de admisión, en vez de usar el método tradicional de controlar la admisión con una válvula de mariposa”).

Y las cosas empeoraron para la XD cuando la sometimos a la prueba de inclinación SAE J2807 Davis Dam. Mientras remolcaba un cargador de 7,500 libas en subida por la pendiente, la Titan estándar aceleró de 35 a 55 mph en 18.3 segundos y requirió 1,175 pies para hacerlo. La XD necesitó más del doble del tiempo y la distancia, con 40.4 segundos y 2,969 pies. ¿Qué ocurrió? Imaginamos que el peso, los engranajes y la programación de la transmisión con calibración exclusiva de la XD conspiraron en este contratiempo. Como si fuera un limitador de velocidad, el tacómetro de la XD se aferró obstinadamente a la línea roja casi todo el tiempo al subir por la pendiente y se rehusó a realizar un cambio ascendente a la siguiente marcha. A pesar de usar su modo de remolque/arrastre con control de velocidad en descenso, la XD rebasó la velocidad establecida de 60 mph en el control de crucero, al descender por la pendiente. Y es por eso que hacemos lo que hacemos. Ponemos estas camionetas a prueba y algunas veces descubrimos que las especificaciones en papel no necesariamente reflejan con exactitud la capacidad en condiciones reales de conducción.

“Eventualmente logró mantener muy bien el límite de velocidad de 65 mph en la parte ascendente de la colina”; dijo el editor en jefe Ed Loh en su defensa. “Aparte de eso, la conducción con el remolque estuvo bastante bien. No hubo problemas con el manejo ni balanceo del remolque; Nunca sentí que el vehículo se saliera de control. La respuesta sólida de los frenos fue muy reconfortante”.

Características interiores y comodidades

La comodidad de los asientos en las camionetas probablemente no sea la más alta prioridad para la mayoría de los consumidores. Pero para los trabajadores que pasa horas sentados, se dice que los asientos delanteros y traseros de Nissan estándar “inspirados por la NASA”, Zero Gravity, “ayudan a optimizar la postura para un confort adicional al conducir largas distancias”. La mayoría estuvo de acuerdo en que los asientos delanteros de la Titan XD fueron al menos tan cómodos como los de las demás pickups en la competencia TOTY de este año. “Sé que esto podría ponerme junto con la minoría, pero estoy más cómodo en este asiento de conductor que en el de la Ford”, dijo el editor ejecutivo Mark Rechtin. El director de pruebas Kim Reynolds estuvo de acuerdo con esa valoración. “La mayoría de estos asientos traseros parecen lozas y son muy verticales”, dijo. “Este detalle del soporte lumbar ayuda mucho. Hay una salida de 110 volts aquí atrás, y calentadores de asiento también”.

En términos de diseño, el atractivo exterior de la XD Platinum Reserve, su presentación interior y sus características no se distinguen notablemente de la Platinum Reserve que no es XD; tanto así que al menos uno de los miembros del personal confundió ambas camionetas en las rotaciones de conducción sin darse cuenta. Todo el personal coincidió en que el sistema de infotenimiento y los interruptores de control son demasiado similares a los de cualquier otro producto de Nissan.

“Los controles de los espejos laterales son simplemente confusos para mí”, dijo Reynolds. “El interior muestra muy poca creatividad; simplemente existe, es predecible y no tiene nada de sorpresivo”.

Rechtin lo resumió de esta forma: “al entrar a la Titan XD se da uno cuenta de las décadas de experiencia que tiene Ford de ventaja sobre Nissan. La visión al frente de la Nissan no es tan buena, la cobertura de los espejos no es tan buena, y así en lo sucesivo”.

Algo especialmente lamentable fue el monitor de visión trasera de baja resolución, que no pudo lidiar con el contraste entre la luz brillante y las sombras oscuras que se da con tanta frecuencia. Tuvimos dificultades para tratar de dar marcha atrás con la camioneta en un lote de estacionamiento atestado, especialmente al intentar maniobrar precisamente para enganchar la camioneta a un remolque. Optamos mejor por recurrir a un observador. Algunas de las cámaras de las otras competidoras demostraron simplemente un nivel superior a la hora de maniobrar con las dificultades del contraste entre luz y sombra, y de alinearse para engancharse con un remolque.

También experimentamos una falla recurrente con NissanConnect en la Titan XD, en donde si una llamada telefónica conectada por Bluetooth excedía cierta cantidad de tiempo (aproximadamente 15 minutos), como Scott Evans lo describió, “el sistema de infotenimiento emitía un fuerte sonido chisporroteante y de chasquido, la pantalla parpadeaba y el sistema se reiniciaba por sí solo. Mientras tanto, la llamada sigue conectada en el teléfono, pero hay que cambiar al auricular”.

Ahorro de combustible y calidad de manejo

La mayoría de las camionetas se desplazan sin carga útil o remolque, y por lo general la calidad en el andar sufre debido a que no se está usando esa capacidad de exceso. Las camionetas para trabajo pesado son las que más demuestran esta situación, por lo que la Titan XD; al ser del tipo intermedio, logró combinar esta línea entre capacidad de carga y calidad en el andar bastante bien. De hecho, a todos los jueces les pareció que el andar de la Titan XD fue superior al de la Ford F-150 y al de cualquier otra pickup para trabajo pesado en la competencia de este año. Sin embargo, en donde no estuvo a la altura fue en la categoría de ruido, vibración y dureza, pues muchos conductores sintieron que la columna de la dirección transmitía demasiada vibración a sus manos y que el ruido de los neumáticos era excesivo, incluso en comparación con las camionetas para trabajo pesado.

Nuestro régimen de prueba también nos da información científica sobre el ahorro de combustible de las camionetas grandes excluidas por la EPA que reportan los consumidores, y que de otra forma sería anecdótico. Aunque en definitiva la Titan estándar cuenta con una clasificación de la agencia gubernamental de 15/21/18 mpg en ciudad/carretera/combinadas, la XD no tiene que someterse a la prueba. Nuestro equipo interno de Real MPG probó ambas y descubrió que, aunque la Titan se aproximó algo a los resultados de la EPA con 12/18/15 mpg, respectivamente, la XD se alejó aún más (lo que era previsible) con resultados de 12/16/13 mpg. Por otra parte, la XD turbodiésel del año pasado, con motor Cummins y exenta por la EPA, obtuvo un resultado de 16/21/18 Real MPG, alcanzando el primer lugar del rango de la Titan en nuestra experiencia práctica.

Otra oportunidad perdida

Analizando las notas de los jueces sobre la Titan XD, un tema salió a relucir más que cualquier otro: un rotundo y desconcertante “no entiendo esta camioneta”. El editor de pruebas de manejo asociado, Benson Kong, escribió: “me encanta la idea de una camioneta entre las clases, pero sigo estando un poco decepcionado con la XD. Esto es comprensible, ya que si profundizamos en el ámbito de las cifras de una camioneta para trabajo pesado (HD), estamos hablando de algo totalmente distinto. Sin embargo, creo que a esta camioneta solo le hace falta un excelente motor y un interior más imaginativo para ser la mejor de su clase”. El editor asociado Scott Evans fue menos benévolo al escribir: “Nissan dijo que trataría de fabricar una F-250 de hace diez años, y lo logró. Es una buena camioneta en sí, pero no puede hacer frente a los líderes de la clase. Incluso la F-150 hace que esta camioneta se sienta como su tuviera 10 años de antigüedad, y ni hablar de la F-250”.

Si busca una camioneta grande no nacional y casi para trabajo pesado, la Nissan Titan XD podría ser la adecuada. Ahora bien, le recomendamos la versión diésel si de verdad piensa remolcar con ella.