Primera Prueba Pruebas

Nissan Sentra NISMO 2017: Primera Prueba

Una pequeña cantidad de potencia turbo.

Una pequeña cantidad de potencia turbo.

La última vez que Nissan ofreció un Sentra deportivo en los Estados Unidos fue en 2012, cuando los modelos SE-R y SE-R Spec V eran impulsados por un motor cuatro cilindros de 2.5 litros de aspiración natural. Desde que el Sentra actual entró en producción, no se había presentado una variante deportiva hasta ahora, con el Sentra NISMO. Esta vez, el Sentra deportivo incluye un diseño exterior llamativo con franjas rojas, tomas de aire más amplias y bajas, un difusor trasero diferente, estribos laterales, una postura más baja y un alerón trasero. ¿Cómo se compara con los Sentra deportivos del pasado? Veamos…

El Nissan Sentra NISMO 2017 es impulsado por un motor turbo de 1.6 litros de cuatro cilindros, acoplado a una transmisión manual de seis velocidades (se ofrece una CVT como equipamiento opcional), la misma unidad que se encuentra en el Sentra SR Turbo y el Juke. Lamentablemente, el Sentra NISMO no recibió un aumento de potencia y mantiene su clasificación de 188 hp y 177 libras-pie de torque. En la pista, el Sentra NISMO alcanzó las 60 mph en 7.3 segundos y el cuarto de milla en 15.3 segundos a 92.4 mph, lo que lo pone a la par con el Honda Civic Hatchback y el Mazda3 2.5. En comparación con los modelos Sentra SE-R y SE-R Spec V que probamos en 2007, el Sentra NISMO es 0.1 segundos más rápido en la carrera de 0 a 60 mph y 0.4 segundos más rápido en el cuarto de milla, en donde se desplazó 2.5 mph más rápido que el SE-R. Sin embargo, el Sentra SE-R Spec V más potente, con 200 hp, fue más rápido que el NISMO, alcanzando las 60 mph en 6.4 segundos y el cuarto de milla en 14.9 segundos a 93.6 mph. Por otra parte, su sistema de frenos recibió la mayoría de las mejoras: el Sentra NISMO se detuvo desde 60 mph en 112 pies, gracias a sus discos de freno más grandes y a las pastillas de freno con alta resistencia al calor. En comparación, el Sentra SE-R y el SE-R Spec V anteriores se detuvieron desde 60 mph en 133 pies y 126 pies respectivamente.

2017 Nissan Sentra NISMO front three quarter

Al igual que el resto de la gama del Sentra, el NISMO cuenta con amortiguadores MacPherson al frente y una barra de torsión en la parte trasera. Una suspensión mejorada con amortiguadores traseros monotubo, calibración exclusiva para los muelles y amortiguadores delanteros, y ruedas de aleación de 18 pulgadas con los neumáticos de alto rendimiento Michelin Pilot Sport 215/45ZR18 para las cuatro temporadas distinguen al Sentra NISMO de las variantes más ordinarias. El auto recorrió la pista en forma de ocho en 26.7 segundos con un promedio de 0.66 g y generó 0.87 g de aceleración lateral. Esto pone al Sentra NISMO adelante del viejo Sentra SE-R, que completó la pista en forma de ocho en 28.3 segundos con un promedio de 0.59 g y desarrolló 0.79 g de aceleración lateral. El Sentra SE-R Spec V más potente recorrió la pista en forma de ocho en 27.4 segundos con un promedio de 0.64 g, con lo cual se colocó detrás del NISMO; sin embargo, el viejo SE-R Spec V tuvo una aceleración lateral ligeramente mejor que la del NISMO, con 0.88 g.

Después de someter el Sentra NISMO a nuestro régimen de pruebas, lo llevamos a los sinuosos caminos de las montañas de San Gabriel y Malibu para ver si estaba a la altura de la codiciada insignia que adorna su maletero. Tristemente, aquí fue donde surgieron sus defectos. El motor turbo de cuatro cilindros y 1.6 litros del Sentra NISMO no es como los pequeños motores turbo de Hyundai/Kia, Volkswagen y Honda que ofrecen suficiente torque de bajo y medio rango. Por debajo de 3,000 rpm no hay mucha potencia, por lo que hay que mantenerlo arriba de esa cifra, en especial a la hora de rebasar o incorporarse al tráfico de carretera. Ese no fue el caso en un Juke equipado con CVT, ya que esa transmisión tiene la habilidad de enmascarar el retraso del turbo al mantener el motor en la parte fuerte de su banda de potencia casi todo el tiempo. El Sentra NISMO no tiene un modo Sport, pero no cambia mucho hasta la parte alta del rango de revoluciones, en donde la respuesta de aceleración se vuelve demasiado agresiva.

2017 Nissan Sentra NISMO front end in motion

En el camino tendrá que luchar frecuentemente contra el retraso del turbo, el problema opuesto al que se enfrentan autos como el Honda Civic Hatchback turbocargado, que tiene una banda de potencia más utilizable. El Nissan tiene mucha potencia una vez que logra llevarlo a mayores revoluciones. La transmisión manual de seis velocidades tiene recorridos largos que pueden hacer más lenta la habilidad del conductor o su deseo de realizar los cambios rápidamente. El embrague es impreciso y poco comunicativo, lo que dificulta encontrar su punto de acoplamiento. Esto coloca al Sentra NISMO detrás de autos como el Honda Civic Hatchback, que dispone de una mejor palanca de cambios y de un embrague con un punto de acoplamiento fácil de encontrar.

Con su chasis y su dirección mejorados, uno esperaría que el Nissan Sentra NISMO 2017 tuviera un buen manejo y fuera divertido de conducir cuando el camino se vuelve sinuoso. En los sinuosos caminos de las carreteras Angeles Crest y los cañones de Malibu, el auto demostró ser capaz y divertido de conducir con un mínimo balanceo de la carrocería; sin embargo, en las partes más estrechas, el auto presenta demasiado subviraje. Por otra parte, la dirección no es comunicativa y carece de precisión. En caso de que desee un mejor manejo, Nissan ofrece neumáticos de alto rendimiento Bridgestone Potenza RE-71R para verano como una opción, que deberían ayudar a mitigar el subviraje y permitir que el Sentra NISMO se adhiera mejor a la carretera.

La suspensión trasera con barra de torsión no ayuda a la calidad en el andar del Sentra NISMO; se vuelve inquieta y temblorosa con las imperfecciones del camino. Si pasa por un bache grande o por topes de gran tamaño, el extremo trasero se vuelve saltarín, en especial si lo hace al entrar a una curva. La suspensión mejora en las superficies en mejor estado, pero sigue siendo demasiado rígida tal como está. Si tomamos en cuenta que la dinámica de conducción del Sentra NISMO no cumple las expectativas si se lo compara con otros autos compactos deportivos, resulta obvio que lo que se pierde en comodidad en el andar no se compensa con un manejo superior. Una suspensión trasera independiente mejoraría de manera considerable el balance entre el andar y el manejo del Sentra NISMO, pues absorbería mejor las imperfecciones y no permitiría que el extremo trasero se altere tan fácilmente en superficies imperfectas. Los rivales como el Honda Civic Hatchback, el Mazda3 2.5 litros y el Volkswagen Jetta GLI usan una suspensión trasera tipo multilane independiente para ofrecer mejores opciones de andar y manejo.

La calidad de los materiales es muy variada, con material suave al tacto en el tablero superior y un mar de plástico duro económico distribuido por el resto de la cabina, incluyendo la consola central, los paneles de las puertas y los descansabrazos. Los bastidores del tablero y del asiento delantero de nuestro vehículo de prueba rechinaban y chirriaban, dando una sensación de peor calidad a la cabina. Sin embargo, con un espacioso interior para cuatro pasajeros, un maletero de 15.1 pies cúbicos y asientos traseros plegables 60/40 como equipamiento estándar, el Sentra NISMO es tan práctico como sus hermanos más comunes y corrientes. La comodidad de los asientos es de nivel medio; los asientos deportivos son exclusivos del modelo NISMO; pero debido a la posición alta del asiento, no contribuyen a la sensación de deportividad a pesar de su agresivo refuerzo y el soporte para los muslos.

Con una pantalla táctil de 5.8 pulgadas, la interfaz multimedia NissanConnect del Sentra NISMO es obsoleta, y las respuestas de la pantalla táctil son lentas. Los controles para la unidad central son simples, ya que se usan botones, perillas y la misma pantalla táctil. Si se la compara con la pantalla multi-información de 5.0 pulgadas (más limpia) entre los medidores, a falta de nitidez de los gráficos de la pantalla táctil hacen que el auto se sienta más anticuado. En cuanto al sistema de audio Bose opcional, suena bastante bien, pero podría estar un poco más balanceado, ya que algunas veces se escuchan demasiado los graves.

El precio de nuestro vehículo de prueba con la transmisión manual de seis velocidades fue de $27,370 dólares, con lo que se coloca en el mismo rango de precio que el Civic Hatchback, el Jetta GLI y el Mazda3 2.5, pero considerando el rígido andar y la suspensión del Nissan Sentra NISMO 2017, además de su mediocre manejo y del retraso de su tren motriz, se siente incompleto. Adicionalmente, el interior parece más antiguo de lo que es debido a un sistema de infotenimiento que se queda muy atrás con respecto a las unidades de los competidores tales como el Civic y de los compactos más populares como el Chevrolet Cruze. Al Sentra NISMO 2017 le vendría bien más potencia y debería de tener un mejor manejo; pero, así como está, no estamos seguros de que el auto sea merecedor de una insignia NISMO, considerando que su rendimiento no mejoró mucho en comparación con sus predecesores de hace 10 años. Sin embargo y como el Sentra de la generación actual ha estado en circulación desde 2013, el NISMO podría ser su último adiós antes de que llegue una nueva generación en los próximos años. Esperemos que, para entonces, el Sentra candente regrese más equilibrado y con mayor capacidad.

Nissan Sentra NISMO 2017
PRECIO BASE $25,855 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $27,370 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, FWD, 5-pasajeros, sedán de 4 puertas
MOTOR 1.6L/188-hp/177-lb-ft turbo DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN manual de seis velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 3,030 libras (62/38%)
DISTANCIA ENTRE EJES 106.3 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 183.6 x 69.3 x 58.9 pulgadas
0-60 MPH 7.3 segundos
CUARTO DE MILLA 15.4 segundos @ 92.4 mph
FRENADO, 60-0 MPH 112 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.87 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 26.7 seg @ 0.66 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 25/31/27 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA CIUDAD/CARRETERA 135/109 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.71 lb/milla