Primer Manejo Pruebas

Nissan Rogue Sport 2017: Primer Manejo

Una entrada más al segmento de los crossovers compactos.

Una entrada más al segmento de los crossovers compactos.

Nada ni nadie detiene el boom que están teniendo los crossovers en los Estados Unidos. Con los bajísimos precios del petróleo y la necesidad (o el gusto) de tener más espacio, versatilidad y una altura más alta en la posición de manejo, los consumidores en Estados Unidos han recibido muchas opciones nuevas en los últimos dos años, creando el segmento de los crossovers subcompactos. La Nissan Rogue Sport 2017 es entrada más reciente a este competido segmento y nosotros viajamos a Nashville, Tennessee para comprobar las capacidades de este crossover compacto.

Para que usted se de una idea, la Nissan Rogue Sport es la Qashqai, pero en los Estados Unidos le han cambiado el nombre para que los americanos lo puedan pronunciar mejor. La Rogue Sport también rinde de cierta manera un tributo a la Rogue, hoy el modelo más vendido del fabricante en la Unión Americana. Sin embargo, es un poco difícil darse cuenta de las diferencias estéticas entre la Rogue y la Rogue Sport. El tamaño es la diferencia principal, pero aún así, la diferencia de la distancia entre ejes es de apenas 2.3 pulgadas, mientras que en el largo la Rogue es 12.1 pulgadas más grande. Usted también notará que la fascia delantera de la Rogue Sport cuenta con un diseño diferente, con líneas un poco más agresivas en el capó y con la misma parrilla V-Motion, aunque en dimensiones más pequeñas. Por adentro, el espacio es más limitado en la Rogue Sport y la diferencia más notoria es en el espacio para las piernas en la segunda fila, donde los pasajeros de la Rogue Sport tendrán 33.4 pulgadas, comparados contra las 37.9 pulgadas en la Rogue. Al ser un modelo más pequeño, es lógico que las dimensiones serían más compactas.

2017 RogueSport NissanStadium

 

La Rogue Sport está equipada con un motor 2.0 litros de cuatro cilindros en línea que produce 141 caballos de fuerza y 147 libras-pie de torque, asociado a una transmisión tipo CVT. La potencia puede ser enviada a las ruedas delanteras o a las cuatro ruedas gracias a un sistema de tracción total, algo que les vendrá muy bien a quienes vivan en la parte norte del país. En las carreteras secundarias de Nashville, en donde pasamos la mayoría del tiempo, la Rogue Sport mostró un desempeño adecuado. Nuestro modelo a prueba fue la versión SL con tracción total, el modelo más equipado. El manejo resultó ser muy callado y las mejoras que ha hecho Nissan a la transmisión CVT fueron notorias, aunque seguimos prefiriendo las transmisiones automáticas (o las CVTs con mejores ajustes como las de Subaru y Honda). El arranque para incorporarse a velocidades de carretera es un poco lento, pero seguramente se mantiene a la par con los modelos de su categoría y esperamos que llegue de 0-60 mph alrededor de los 9 segundos. La dirección eléctrica asistida se siente suave, sin embargo nos gustaría sentir un poco más lo que ocurre en la carretera. La suspensión independiente en la parte delantera y trasera absorbe bien los desperfectos de la carretera y les gustará a muchos de los clientes de Nissan ya que no se siente tan rígida.

Nissan Rogue Sport 2017 4

El interior es cómodo y placentero. Los materiales suaves en la versión SL contrastan con los acabados piano black y dependiendo del interior que elija, podrá escoger entre diferentes combinaciones de colores, algo que le da un toque premium. La posición de manejo es buena, con mucha visibilidad hacia afuera y hacia los lados. El punto bajo es la tecnología. En un segmento donde los millennials son el principal cliente y quienes todas las marcas quieren tener, la tecnología es una pieza clave en la decisión de compra. La Nissan Rogue Sport 2017 cuenta con el viejo sistema Nissan Connect, que además de verse con gráficas viejas, no es compatible con Apple CarPlay o Android Auto. Es un punto curioso, ya que muchos de los planificadores de producto aseguran que esa no es una prioridad al tomar una decisión de compra y las ventas de Nissan y Toyota reflejan ese punto – ninguno de sus modelos cuenta con CarPlay o Android Auto (a excepción del Maxima). Pero también vemos un gran incremento en las ventas de Chevrolet y Honda, dos marcas que ofrecen la última tecnología en sus vehículos y quienes han llamado la atención de los millennials. La pantalla de infotenimiento de siete pulgadas está equipada con un sistema de navegación, cámara de 360 grados y Mobile Apps, una serie de aplicaciones entre las que incluye Facebook y Pandora o donde podrá ver qué películas hay en el cine más cercano o cuáles son los precios en las gasolineras alrededor de usted.

En la parte de la seguridad, la Rogue Sport 2017 está bastante bien equipada. Los sistemas como alerta de tráfico cruzado, monitoreo de punto ciego, frenado autónomo de emergencia, alerta de salida de carril, prevención de salida del carril, control crucero inteligente y frenado de emergencia con detección de peatones están disponibles por un precio adicional. Todas las Rogue Sport cuentan con el sistema Easy Fill Tire Alert, que cuando uno de sus neumáticos está bajo y lo comienza a inflar, la bocina (o claxon) sonará cuando haya llegado a las psi adecuadas.

La Nissan Rogue Sport estará disponible en los Estados Unidos a partir del 11 de mayo y su precio inicia desde los $22,380 dólares para la versión S. La versión SV tiene un coste de $23,980 dólares, mientras que la versión SL, la más equipada, inicia en $27,030 dólares. Todos los modelos pueden contar con tracción total por $1,350 dólares más. La única planta de producción es Kyshu, Japón. Nissan espera que su modelo compacto obtenga un ahorro de combustible de 24/30/27 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado para las versiones con tracción total y 25/32/28 mpg para las versiones con tracción delantera.

Estamos seguros de que la Nissan Rogue Sport 2017 tendrá un buen desempeño en las ventas, de la misma forma en que la Rogue lo ha tenido. Tendremos que esperar unos meses más para conocer su desempeño en ese rubro.