Auto Shows Detroit

Mini Hardtop y Convertible 2019: Primer Vistazo

Portando fielmente la bandera británica

Portando fielmente la bandera británica

Los actualizados Mini Hardtop y Convertible 2019 parecen no ser tan diferentes que los modelos actuales, pero tras echar un vistazo más cercano, encontraremos nuevas características que le dan más personalidad al modelo. Haciendo su debut en el Auto Show de Detroit 2018, los nuevos Mini Hardtop y Convertible 2019 estarán entre los primeros en contar con algunas líneas de diseño que eventualmente llegarán a otros vehículos Mini. En el frente encontramos cambios mínimos, que incluyen los faros ligeramente modificados y el nuevo logo de Mini. El resto del modelo parece recibir un pequeño facelift hasta que llegamos a la parte trasera, donde el Hardtop y Convertible reciben nuevas luces traseras de LED con el patrón de la bandera británica.

Por dentro, los Mini Hardtop y Convertible 2019 también reciben algunos cambios en su diseño, como los tapizados de cuero en color marrón (únicamente disponibles para la versión Hardtop) y los terminados en piano black con un patrón de la bandera británica que se ilumina del mismo color que la luz ambiente. Al igual que con todos los modelos Mini, podemos personalizar extensamente el Hardtop y Convertible con características en su interior y exterior. El programa Mini Yours Customized le permite a los dueños incluso personalizar su Mini con detalles retro.

En el frente de la tecnología, el Hardtop y Convertible ahora llegarán con una pantalla de 6.5 pulgadas y Bluetooth. Una pantalla opcional de 8.8 pulgadas con sistema de navegación y Apple CarPlay está disponible. Parte de la nueva tecnología incluye un cargador inalámbrico, dos puertos USB y la conexión a Wi-Fi.

La aplicación Mini Connected fue actualizada para que el conductor pueda mandarle información desde su teléfono inteligente a su vehículo. El dueño también podrá ver la ubicación del vehículo, niveles de gasolina, y le permite abrir y cerrar los seguros de las puertas, sonar la bocina y prender el aire acondicionado.

En la parte mecánica se seguirán ofreciendo las mismas opciones que en la actualidad, por lo que veremos un motor 1.5 litros turbo de tres cilindros que entrega 134 caballos de fuerza asociado a una transmisión manual o automática de seis velocidades. Los modelos Cooper S estarán propulsados por un motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros y 189 caballos de fuerza, asociados a la misma transmisión automática o manual de seis relaciones. La versión más equipada, la John Cooper Works, contará con una suspensión más deportiva y un motor 2.0 litros turbo de 228 caballos de fuerza.