Auto Shows Frankfurt

Mercedes-Benz GLC F-Cell se presenta en Frankfurt

El modelo de producción llegará en 2019.

El modelo de producción llegará en 2019.

Mercedes-Benz presentó una variante de pila de combustible de la Clase GLC, su crossover compacto, que muestra un vehículo de producción con la capacidad de enchufarse, permitiéndole cargarse con energía además de llenarse con hidrógeno. El fabricante alemán asegura que la GLC F-Cell es el primer vehículo de hidrógeno que tiene la capacidad de ser enchufable.

Un motor eléctrico con 197 hp y 258 libras-pie de torque que está asociado a una batería de iones de litio de 13.8-kWh se encarga de mover a la Mercedes-Benz GLC F-Cell. Además, hay dos tanques de hidrógeno reforzados de fibra de carbono, incluyendo uno ubicado debajo de los asientos traseros. Todo el tren motriz es 30 por ciento más compacto que el pasado Clase B F-Cell, y la mayoría de sus componentes están bajo el capó y han sido instalados como un motor de combustión interna. La pila de combustible utiliza 90 por ciento menos platino y reduce los costos generales de la GLC F-Cell.

Con un tanque de hidrógeno lleno, la Mercedes-Benz GLC F-Cell tiene una autonomía de 271 millas. En modo eléctrico, el fabricante asegura que la GLC F-Cell puede viajar hasta 49 millas antes de que tenga que utilizar el hidrógeno. Habrán tres modos de manejo en la GLC F-Cell, incluyendo Eco, Comfort y Sport – todos cambian el comportamiento del vehículo. También hay cuatro modos de operación – Hybrid, F-Cell, Battery y Charge. También hay un modo Hybrid que le permite a la GLC F-Cell utilizar tanto la batería como el hidrógeno para mover al vehículo. El modo F-Cell le permite al auto moverse utilizando únicamente el hidrógeno, mientras que en modo Battery el vehículo utiliza únicamente la batería. Finalmente, el modo Charge le permite al crossover utilizar el sistema de pila de combustible como un generador que carga la batería. En todos los modos de operación, la GLC F-Cell cuenta con un sistema de frenado regenerativo que ayuda a recuperar la energía y cargar la batería.

Las líneas de diseño que distinguen a la GLC F-Cell de un crossover estándar incluyen unas franjas en color azul en la parrilla, rines, faldones y defensa trasera. La GLC F-Cell también cuenta con una defensa delantera única y tomas de aire más grandes, así como ruedas de aleación de 20 pulgadas que han sido optimizadas para mejorar la aerodinámica del vehículo. Por dentro, hay una pantalla de 12.3 pulgadas y una de 10.25 pulgadas que se ubica en el panel de instrumentos con menús únicos para la GLC F-Cell que muestran información del modelo.

Mercedes-Benz actualmente está trabajando para llevar la GLC F-Cell a su producción, ya que el fabricante tiene la intención de comenzar a fabricar el crossover para finales de 2019. El vehículo de pila de combustible está actualmente bajo desarrollo en cooperación con Ford, que formó una empresa conjunta con Daimler, la empresa materna de Mercedes-Benz. La producción se llevará a cabo en Vancouver, Canadá, pero el desarrollo ya ha sido completado en las oficinas de NuCellSys en Alemania, empresa subsidiaria de Daimler.

Daimler pretende ayudar a mejorar la infraestructura de los vehículos de pila de combustible y tiene como objetivo tener hasta 400 estaciones de hidrógeno para 2023 como parte de su proyecto H2 Mobility.

Fuente: Mercedes-Benz