Car of the Year

Mercedes-Benz E300: Contendiente al Auto del Año de Motor Trend 2017

Misma salchicha, distinta longitud

Misma salchicha, distinta longitud

Nos gusta: la tecnología de vanguardia y el interior asequible de la clase S.

No nos gusta: el estilo sin inspiración y su comportamiento inconsistente al conducirlo.

Es el cliché del auto alemán: se diseña una vez y se vende en tres tamaños. Es algo que pensábamos que los alemanes habían dejado atrás. Pero parece estar recobrando vida. Así que, aunque este nuevo clase E es un auto perfectamente bueno, no es nada que no hayamos visto antes.

 

La familiaridad tiene sus ventajas y desventajas. Los jueces elogiaron su suite de tecnología de la clase S más baja, aunque los controles del volante sensibles al tacto y los menús de infotenimiento en capas obtuvieron críticas divididas, al igual que el asistente de mantenimiento de carril de la dirección. Todos los artilugios aumentaron la etiqueta de precio por más de 17 mil, y hay muchas más opciones que pudiéramos haber especificado.

El estilo anónimo del E300 provocó nuestra ira, puesto que debería ser un auto impresionante. “Se venderán por miles como taxis en Europa”, dijo Angus MacKenzie. Pero eso podría ser engañoso, dado que el espacio para las piernas en el asiento trasero es más parecido a la clase C que a la clase S.

El Mercedes también exhibió un comportamiento inconsistente al conducirlo. Para algunos, la transmisión automática de nueve velocidades funcionó perfectamente con el atrevido motor de cuatro cilindros turbocargado. Para otros, la caja de cambios estaba desfasada, siempre retrasada y con dificultades en los cambios.

Las impresiones acerca del manejo estuvieron también divididas. Algunos elogiaron su comportamiento deportivo y la personalidad de la tracción trasera, pero otros hicieron comentarios burlones por el control inadecuado de la carrocería en las curvas largas y una tendencia al subviraje durante la conducción agresiva en caminos sinuosos.

En resumen, el E300 no convenció para ser el primero de su clase, ni como sedán deportivo ni de lujo. Tiene todos los ingredientes adecuados para ser cualquiera de estos, pero al parecer no ambos a la vez.

 LOS CONTENDIENTES