SUV of the Year

Mercedes-Benz Clase GLC: Finalista a la SUV del Año de Motor Trend 2017

A pesar de unos cuantos baches en el camino, este sólido contendiente alcanza el estatus de finalista.

A pesar de unos cuantos baches en el camino, este sólido contendiente alcanza el estatus de finalista.

Nos gusta: su potente y eficiente motor de cuatro cilindros, además de las características de la clase S a un precio de la clase C.

No nos gusta: las duras cualidades del andar en algunas superficies y la frecuencia con que el control de crucero se volvió “inoperante” debido a sensores sucios.

Ganar previamente una prueba de comparación entre sus competidores más cercanos no asegura una victoria, ni siquiera un estatus de finalista en el concurso más riguroso de la SUV del año, pero tampoco es perjudicial.

Para las primeras impresiones, la reacción del editor asistente Christian Seabaugh ante la Mercedes-Benz GLC 300 2017 sintetizó la opinión del grupo. “Vaya. Este auto es simplemente agradable”, dijo. “Desde el momento en que entro me siento inmediatamente relajado. Los asientos son tan suaves como un sofá, pero siguen ofreciendo un buen soporte, todos los puntos de contacto se sienten como un millón de dólares, y la cabina se ve y se siente de lujo”.

 

El director técnico Frank Markus elogió el motor de cuatro cilindros, 2.0 litros y 241 hp. “La potencia de tracción (273 libras-pie a 1,300 rpm) de este pequeño motor turbocargado es impresionante”, dijo. “Subiendo por Willow Springs Road a 60 mph, solo bajó brevemente a sexta marcha una vez, logrando subir la mayor parte de la pendiente en séptima”.

Sin embargo, las ruedas opcionales de 20 pulgadas de Mercedes provocaron opiniones encontradas, ya que su confiable dirección se compensó con una nerviosa calidad en el andar. Y la suspensión parecía demasiado dispuesta a alcanzar de manera irritante sus topes durante la prueba todoterreno.

Si se le compara con la GLK saliente, la nueva GLC es “una enorme mejora con respecto al modelo saliente en cuanto a estilo y sensación de lujo, incluyendo el área del asiento trasero”, dijo el juez invitado, Mike Accavitti.

Incluso los editores de crónicas sénior Jonny Lieberman y Jason Cammisa coincidieron en que por primera vez, una marca alemana ha fabricado un crossover tan bueno o mejor que el sedán de un precio y categoría equivalentes en el que se basa. Cuando estos dos tipos están de acuerdo, sabemos que Mercedes-Benz está haciendo algo bien.