Auto Shows Ginebra

Mercedes-AMG G63 2019: Primer Vistazo

Ahora produce 577 hp y 627 libras-pie de torque

Ahora produce 577 hp y 627 libras-pie de torque

Cuando Mercedes finalmente reveló la nueva generación de la G-Wagen desde que se presentó en 1979, únicamente mostró la versión de nivel de entrada, la G550. Aunque nos gustó su diseño, sus capacidades todoterreno y sobretodo que se mantuvo fiel a sus raíces, sabíamos que poco tiempo después llegaría la versión AMG. Este martes se presentó la versión más potente que está llamando mucho la atención.

Es un hecho que nadie confundirá a la nueva Clase G con ningún otro vehículo, pero para asegurarse de que la G63 tenga una buena presencia, AMG la ha dotado con una nueva parrilla, guardabarros anchos, un sistema de escape de dos modos, estribos de serie y los tradicionales calipers en color rojo. Las ruedas de 22 pulgadas son opcionales. Por dentro, la característica que distingue al modelo AMG con el tradicional es un volante con fondo plano.

Al igual que cualquier AMG, los cambios más grandes se encuentran bajo el capó. La nueva G63 produce 577 caballos de fuerza y 627 libras-pie de torque a través de un motor 4.0 litros doble turbo V-8. Eso es una diferencia de 161 hp y 177 libras-pie de torque con la G550. Mercedes asegura que con la ayuda de una nueva transmisión automática de nueve velocidades, la nueva G63 AMG puede llegar a las 60 mph en un tiempo estimado de 4.4 segundos y tiene una velocidad máxima de 149 mph con el paquete AMG Driver. En comparación con el saliente motor 5.5 litros y su transmisión automática de siete velocidades, la nueva G63 obtiene 14 caballos de fuerza más y 66 libras-pie de torque, lo suficiente para ser casi un segundo más rápida de 0-60 mph.

No esperamos que muchos propietarios lleven a la G63 a los senderos, pero al igual que el modelo pasado, el modelo 2019 cuenta con tracción a las cuatro ruedas y tres bloqueos del diferencial como equipamiento de serie. En lugar de distribuir el torque de forma pareja, la nueva versión manda más potencia a las ruedas traseras, con una relación de 40:60.

La diferencia más grande entre la versión actual de la G63 y el nuevo modelo seguramente se notará más en las calles pavimentadas. La Clase G 2019 cuenta con una suspensión independiente en la parte delantera, y Mercedes asegura que AMG ha rediseñado por completo la suspensión para un mejor manejo. También cuenta con más rigidez y barras estabilizadoras para reducir el balanceo de la carrocería, amortiguadores adaptivos y una dirección sensible a la velocidad. Para un manejo más personalizado, los conductores podrán elegir entre cinco modos de manejo sobre el pavimento y tres modos de manejo en los senderos.

El precio todavía no está disponible, pero esperamos que Mercedes pueda compartir más información sobre eso una vez que la G63 salga a la venta a finales del año. Más información estará disponible cuando la Mercedes-AMG G63 se presente de forma oficial en el Salón de Ginebra el próximo mes.