Pruebas

A Fondo con el Mazda3 2017

El renovado que se siente igual de bien que antes.

El renovado que se siente igual de bien que antes.

Antes de que recibiera una ligera actualización para el año modelo 2017, el Mazda3 ya era uno de nuestros autos favoritos. La calidad de armado, desempeño y manejo divertido han llevado a que este sedán y hatchback levante la vista de muchos de nosotros. Sin embargo, el mercado de los compactos se ha movido rápido y como evidencia está nuestra reciente Gran Prueba de sedanes compactos 2016/2017 donde el Mazda3 se ubicó en cuarto lugar (de siete). En nuestra misma comparativa pero de 2014, el Mazda se llevó el lugar número uno. El Honda Civic, Chevrolet Cruze y Hyundai Elantra se ubicaron arriba del Mazda3 2016, pero con el año modelo 2017, la marca japonesa quiere continuar la buena racha y ganar más comparativas.

Como nota personal, le informo que mi auto es un Mazda3 2015 hatchback con transmisión manual de seis velocidades. El motor que tiene es el 2.0 litros y la razón por la cuál lo elegí es porque en ese momento (enero de 2015) yo creía que era el mejor compacto. El Mazda3 se convirtió en mi auto cotidiano durante aproximadamente ocho meses – desde que me mudé a Los Ángeles para tomar mi actual empleo hasta que comencé a manejar autos de prensa todas las semanas. Como usted sabe, uno de los privilegios más grandes que tenemos quienes trabajamos en Motor Trend es tener acceso a decenas de autos nuevos todas las semanas. Yo manejo por lo menos un auto diferente cada semana (en ocasiones dos) y eso me lleva a crear contenido para que usted esté informado. Eso me ha llevado a dejar de conducir mi querido Mazda3 y en lugar de conducirlo todos los días, ahora lo hago quizá una vez al mes. Tras dos años y medio de tenerlo conmigo, mi Mazda3 color rojo tiene poco más de 8,000 millas en el odómetro. Así que cuando Mazda me contactó para que probara el modelo 2017 estaba emocionado por conocer los cambios en la dinámica de manejo.

Las diferencias entre mi Mazda3 2015 y el Mazda3 2017 se encuentran principalmente bajo el capó. Para el año modelo 2017 Mazda implementó la tecnología de control de vectorización de torque, que tiene como objetivo reducir los movimientos que usted hace en el volante cuando está en una curva. Esto lleva a que usted se canse menos en un viaje en carretera y esté más enfocado. Otra diferencia es que el modelo a prueba contaba con el motor 2.5 litros de cuatro cilindros que entrega 184 caballos de fuerza y 185 libras-pie de torque asociado a una transmisión automática de seis velocidades, mientras que mi Mazda está equipado con el motor 2.0 litros que produce 155 caballos y 150 libras-pie de torque.

¿Cómo se sienten estas diferencias al volante? Obviamente lo más notable fue el incremento de potencia al manejar el motor 2.5 litros, pero ya en términos de manejo ambos modelos se sienten prácticamente igual. En las curvas no noté una diferencia abismal con el control de vectorización de torque. Mazda asegura que el G-Vectoring Control también reduce el subviraje, aunque esto es algo que no pude comprobar durante el tiempo que conduje el actualizado Mazda3. Donde sí noté un ligero cambio fue en la dirección, que se siente un poco más precisa que en mi auto personal, aunque sigue siendo igual de rígida que antes. La suspensión sigue siendo la misma que antes, una tipo MacPherson en el frente y multi-link en la parte trasera, por lo que no se sienten cambios en este aspecto.

En el interior, el cambio más grande es una rejilla para ocultar los portavasos, algo que le da un toque un poco más premium. Pero en general, el interior del Mazda3 sigue siendo el mismo que antes, con una buena posición al volante, el espacio adecuado para la cabeza y asientos cómodos. Incluso el sistema de infotenimiento sigue siendo el mismo, algo que ya se empieza a ver anticuado en comparación con otras opciones que encontramos hoy en el mercado; la falta de Apple CarPlay y Android Auto comienza a ser evidente. Los tres competidores del Mazda3 que le ganaron en nuestra Gran Prueba más reciente están equipados con CarPlay y Android Auto, y aunque la tecnología no es algo que decida el factor de compra de una persona, creo que es una parte que comienza a tomar más fuerza y que las compañías que no invierten en hacer la vida más fáciles a sus usuarios están perdiendo el tiempo.

En términos de precio, el Mazda3 2017 está disponible a partir de los $18,680 dólares, el mismo precio base que el modelo 2016, aunque las versiones más equipadas sí ven un incremento. Por ejemplo, el modelo hatchback Sport incrementó $550 dólares para ubicarse en $19,930, mientras que los modelos Touring subieron $400 dólares y ahora inician a partir de $21,280 dólares. Sin embargo, el equipamiento adicional y el motor 2.5 litros pueden reflejar grandes incrementos en el precio, como en nuestro modelo, que tuvo en precio de entrada de $24,195 dólares, pero con todo el equipamiento adicional lo llevó a costar $27,930 dólares. Con ese precio ya se empieza a acercar a los crossovers – como la Mazda CX-5, que inicia en $24,045 dólares.

La seguridad sigue siendo prioridad para Mazda y el Mazda3 2017 obtuvo Top Safety Pick +, la calificación más alta por parte del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS). El Mazda3 obtuvo la calificación de Buena en todos los criterios, a excepción de los faros y el uso de los ganchos para las sillas de los bebés, donde obtuvo la calificación de Aceptable.

Al ser un auto compacto, el ahorro de combustible es muy bueno. La EPA calificó al Mazda3 con las cifras de 28/37/31 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado. Es difícil compararlo en este aspecto con los otros competidores, ya que ninguno ofrece un motor tan grande como el 2.5 litros de Mazda y es por esto que en general el sedán de Hiroshima se queda debajo de sus competidores.

En general, el Mazda3 2017 sigue ofreciendo el desempeño que lo ha caracterizado y por el que, durante un tiempo, se ubicó como líder del segmento. Hoy, aunque Mazda le dio una ligera actualización, el compacto sigue siendo divertido de manejar, pero la competencia se ha puesto reñida y las ofertas que encontramos en el mercado han beneficiado a usted, el consumidor.