SUV of the Year

Mazda CX-9: Finalista a la SUV del Año de Motor Trend 2017

Una de las anteriores ganadoras del premio a la SUV del año busca recuperar el título

Una de las anteriores ganadoras del premio a la SUV del año busca recuperar el título

Nos gusta: la dirección deportiva, los cambios con aumento temporal de revoluciones, el sustancioso torque y el chasis neutral.

No nos gusta: el débil AC; la dirección de torque de tracción delantera.

Las expectativas eran excepcionalmente altas para el rediseño de nuestra SUV del año 2008, que sigue los pasos de varios campeones similares (CX-5, MX-5, Mazda6). ¿Podría la “Mejor CUV de tres filas para entusiastas” obtener nuestro premio?

Las primeras entradas en el libro de registro de la pista sinuosa elogiaron la dirección comunicativa de la CX-9, su alegre dinámica del chasis y los cambios de la transmisión en modo Sport perfectamente calibrados, que se encarga de aumentar ligeramente la aceleración para igualar las revoluciones en los cambios descendentes. En curvas del mundo real, Evans disfrutó la forma en que “se desliza de una curva a la otra, atacándolas como debería hacerlo un Mazda; divertido para toda la familia”. La calidad en el andar provocó elogios en el circuito de grava/adoquinado belga, al igual que su sólida calidad de fabricación y las “puertas tipo bóveda bancaria”. Casi todos sintieron que el diseño interior y exterior se veía elegante y lujoso, incluso aunque no represente mucho “avance”. Su astuto equipamiento interior puede alojar hasta siete personas adultas. Suena como un ganador seguro.

Y luego el calor del desierto comenzó a cocinar nuestras Mazdas, sobrecargando los sistemas de AC (los otros competidores no tuvieron esos problemas) y provocando que sus turbocargadores perdieran impulso. Empezaron los gruñidos acerca de la falta de lugares para almacenar y recargar equipo, la pesada sensación de la dirección en las rectas de la carretera y sobre la dirección de torque de tracción delantera. El excesivo frenado de emergencia automático asustó a varios evaluadores que hacían cola en una parada. Y la prueba Real MPG mostró que la CX-9 de tracción delantera tuvo peor puntuación que la versión de tracción total.

Entonces, aunque tal vez sea líder en su clase, la CX-9 no opaca a sus iguales de una manera tan brillante como nuestra ganadora. “La verdadera perdición de la CX-9”, dijo Lieberman, “es la maldición de la expectativa”.