Premios SUV of the Year

Maserati Levante: Contendiente a la SUV del Año de Motor Trend 2018

Una guapa SUV con énfasis en lo deportivo

Una guapa SUV con énfasis en lo deportivo

Nos gusta: Su estilo italiano, el rugido de su motor y su dirección hidráulica

No nos gusta: Su terca palanca de cambios, el agotador sonido del escape y los erráticos materiales en su interior

Maserati llegó un poco tarde a la fiesta de las SUV de lujo, pero está cosechando las recompensas: ya representa el 38 por ciento de las ventas de la marca en los Estados Unidos durante la primera mitad de 2017. Probablemente se convierta en el modelo más vendido de la compañía a nivel mundial.

Lo que Maserati hizo realmente bien: el estilo, una dinámica de conducción multisensorial y apenas un leve toque de materiales interiores de calidad superior, como los detalles Zegna Mulberry Silk en los asientos, paneles de puertas y revestimiento interior del techo. Inclusive es buena en todoterreno si se ajusta a la configuración de conducción correcta. Todo esto respalda la reputación y los valores de la marca.

Todos nuestros jueces quedaron impresionados con lo bien que las Maserati de 4,900 libras se desempeñaron en el circuito sinuoso con su distribución de peso del 50/50. La Q4/SQ4 aprovechó además muy bien su masa y su suspensión neumática de serie para impresionarnos en el óvalo de alta velocidad, con apenas un susurro de ruido del viento/pavimento y un marcado envolvimiento en la accidentada sección de la autopista 110.

El problema es que no es tan refinada o pura como los competidores directos que pretende desplazar. Observamos las evidentes piezas compartidas de Chrysler en el interior, además de unos cuantos errores de uso. “Hay mejores SUV deportivas disponibles”, comentó MacKenzie, “en particular la Alfa Romeo Stelvio, que es menos costosa”. Haber tenido otra SUV italiana de alto rendimiento (y dos rivales alemanas) disponibles unos momentos antes y después de la Levante fue suficiente para revelar que no es la SUV ideal. La Levante es un excelente primer esfuerzo, pero no tuvo lo suficiente como para llegar al círculo de finalistas.