Premios SUV of the Year

Land Rover Discovery: Finalista a la SUV del Año de Motor Trend 2018

Pavimentando el camino para la nueva Discovery

Pavimentando el camino para la nueva Discovery

Nos gusta: Su sistema todoterreno Terrain Response, su dirección precisa y su motor diésel fluido.

No nos gusta: su tercera fila deficiente y controles de infotenimiento ilógicos.

Después de trepar y atravesar el resto del campo, la implacablemente capaz Land Rover Discovery fue una fácil elección como finalista. La usamos para aplanar los surcos en la arena profunda de modo que otros contendientes no se quedaran atorados. Con su suspensión neumática, la atractiva y capaz Disco mantuvo un buen control de la carrocería durante un pequeño salto en la carretera y al atravesar las vías del ferrocarril.

La quinta generación cambió la carrocería sobre bastidor de la LR4 por una arquitectura monocasco fabricada principalmente de aluminio. Incluye como opción al motor 3.0 litros V-6 turbodiésel de 254 hp y 443 libras-pie de torque, o un 3.0 litros V-6 a gasolina supercargado que entrega 340 hp y 332 libras-pie.

El diésel fue más silencioso y refinado, y la transmisión automática de ocho velocidades realizó mejor los cambios, pero el motor a gasolina fue más rápido. Los neumáticos más pequeños en el Td6 le ayudaron a tener un mejor desempeño en caminos irregulares que provocaban que la Si6 se sacudiera y temblara.

La Discovery se maneja bien para ser una SUV grande. En todoterreno, el sistema Terrain Response automático se sintió rápidamente en acción en la arena arcillosa que asedió a muchos participantes. “A la Land Rover le tomó una docena de pies aproximadamente para darse cuenta de que el terreno había cambiado, y de repente fue como un segundo aire”, dijo Seabaugh.

En el interior, los cristales de la cabina de la Disco crearon líneas de visión épicas. Nos gustan los cómodos asientos, las numerosas comodidades y el almacenamiento inteligente. Pero el sistema de infotenimiento es muy anticuado, la perilla del volumen del estéreo está algo alejada y el acceso al asiento de la tercera fila es un desafío.