Primera Prueba Pruebas

Kia Stinger 2018: Primer Manejo

Cuidado. Corea viene con todo.

Cuidado. Corea viene con todo.

Es impactante el buen trabajo que ha hecho Kia en los últimos años. La marca llegó a los Estados Unidos hace poco más de 20 años sin el deseo de conquistar el mercado, de ser un fabricante más y ofrecer productos más baratos que hicieran su trabajo. La fórmula no funcionó. Los problemas de calidad se le vinieron encima a la marca y su mala reputación fue creciendo. Pero en Corea actuaron rápido y decidieron invertir en mejores ejecutivos que tuvieran gran trayecto en la industria para darle la vuelta a la página. Y así, con mucho dinero, mejoras en ingeniería y con una nueva línea de diseño realmente atractiva, el fabricante ha sido muy exitoso en Estados Unidos. Su mayor problema ahora está en la popularidad de los crossovers y en su enfoque a los sedanes. Pero ellos saben que deben de invertir más en las SUVs para ser todavía más atractivo a los estadounidenses. Sin embargo, esto deberá de llegar después del Stinger, el vehículo con el que competirá contra el BMW Serie 4, Audi A5, y hasta Porsche Panamera. El éxito de Kia no se vería reflejado con el desarrollo de un vehículo como este y para comprobar su paso triunfante, los coreanos se pusieron un objetivo muy alto que están por alcanzarlo.

El Kia Stinger es un sedán deportivo con capacidad para cinco pasajeros con detalles de lujo que fue desarrollado en el Nürburgring. El diseño es cortesía de Peter Schreyer, exjefe de diseño de Audi. El manejo y performance llega gracias a Albert Biermann, exvicepresidente de ingeniería de la división M de BMW. Con este par de ases, Kia desarrolló un vehículo que ha puesto a temblar a los japoneses y ha dejado sorprendidos a los europeos. El Stinger cumple con entregar una potencia amplia, un manejo bien balanceado en los caminos sinuosos y lograr sacarle una sonrisa al conductor.

El Kia Stinger 2018 se ofrecerá en cinco versiones en los Estados Unidos, Stinger, Stinger Premium, GT, GT1 y GT2. Las primeras dos versiones estarán equipadas con el motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros que produce 255 hp y 260 libras-pie de torque, empujando al sedán a llegar de 0-60 mph en 6.6 segundos según nuestras propias pruebas. La potencia llega a las ruedas traseras gracias a una transmisión automática de ocho velocidades. Angus MacKenzie, nuestro jefe del buró internacional, calificó al Stinger base como el mejor cupé deportivo de cuatro puertas con tracción trasera que existe en el mercado. “Es un robo”, dijo. Y con su precio base de $31,900 dólares, no hay otra palabra para describirlo.

Durante nuestra prueba de manejo, que se llevó a cabo en la carretera Angels Crest a las afueras de Los Ángeles, pasamos la mayoría del tiempo conduciendo el motor 3.3 litros V-6 biturbo que entrega 365 hp y 376 libras-pie de torque. En nuestras pruebas logró llegar de 0-60 mph en 4.8 segundos y puede mandar toda esa potencia a las ruedas traseras gracias a una transmisión automática de ocho velocidades. El precio de la versión más equipada inicia en $49,200 dólares. La tracción total está disponible en cualquier modelo por $2,200 dólares, pero si usted no vive en lugares en donde nieva, no vemos la razón por la que le interese pagar esta cuota adicional. La versión con tracción trasera es mucho más divertida y si uno lo lleva a sus límites el vehículo puede “driftear” de forma fácil.

Todo este rendimiento está complementado por un diseño atractivo que encaja muy bien con el resto del vehículo. El Stinger no solo se ve deportivo, sino también tiene un estilo premium que le da clase. Los frenos Brembo con calipers rojos de cuatro pistones en la parte delantera y dos pistones en la parte trasera llegan a partir de la versión GT. Para incrementar el rendimiento, Kia trabajó de cerca con Michelin y desarrollaron los neumáticos Michelin Pilot Sport 4 que fueron específicamente ajustados para el Stinger y cuenta con neumáticos 225/40R-19 en la parte delantera y 255/35R-19 en la parte trasera.

El interior es un gran lugar para pasar mucho tiempo. Su pantalla táctil de siete pulgadas cuenta con el sistema UVO 3 y cuenta con Apple CarPlay y Android Auto de serie. El sistema de audio para la versión de entrada incluye seis altavoces, aunque también hay un sistema Harman/Kardon de 15 altavoces para las versiones más equipadas que cuenta con la tecnología Clari-Fi, que tiene como función restaurar el sonido de las canciones como si los archivos no estuvieran comprimidos.

El diseño interior también encaja con la deportividad. El asiento del conductor de la versión GT2 lo “abraza” cuando sube al vehículo, mientras que entrega un gran soporte lateral que lo mantiene centrado durante los caminos sinuosos. Toda la consola central tiene líneas limpias y el diseño de las ventilas del aire acondicionado entregan una sensación que este auto es de lujo. También hay un head-up display que muestra todo tipo de información, desde las direcciones del sistema de navegación hasta la velocidad a la que circula.

A todo esto se les suman todo tipo de tecnologías de seguridad como el asistente de mantenimiento de carril, control crucero inteligente, monitoreo de punto ciego, mitigación de choque con detección de peatones, así como alerta de tráfico cruzado en reversa.

Con todos estos atributos, el Kia Stinger 2018 llegó fuerte. Ha puesto a temblar a Japón, mientras que Europa debe de estar prestando atención de lo que está haciendo Corea. Para que el Stinger sea el primer vehículo de gran rendimiento de Kia, muestra la dedicación que la marca ha hecho en los últimos años. Kia no ha mirado hacia atrás ni para tomar vuelo, y va viento en popa para tener más éxitos.