Pruebas

A Fondo con el Kia Soul Turbo 2017

Carismático y con gran valor.

Carismático y con gran valor.

Carismático y polarizador, el Kia Soul es uno de esos vehículos que tienen un lugar especial entre sus dueños. Para algunos, el Soul podría verse divertido, juguetón y caprichoso, mientras que para otros puede ser un vehículo que nunca pensarían en tener en su cochera. Cualquiera que sea su opinión al respecto, el Kia Soul Turbo 2017 resultó ser un vehículo práctico, cómodo y con un gran valor durante nuestra prueba.

La variante que probamos fue el Soul Exclaim, la tope de gama que es propulsado por el motor 1.6 litros turbo de 201 hp y 195 libras-pie de torque, asociado a una transmisión automática de doble embrague de siete velocidades. Esta combinación, que manda toda la potencia a las ruedas delanteras, entrega un ahorro de combustible de 26/31/28 en ciudad/carretera/terreno combinado. Aunque estos números no son malos, tampoco son de sorprender. Si lo comparamos contra la Honda HR-V, Toyota C-HR y Mazda CX-3, el Soul entrega un ahorro de combustible peor.

Sin embargo, su manejo fue divertido. Sus 201 caballos de fuerza mueven ágilmente a este crossover, aunque gracias a su forma en general notamos mucho balanceo de la carrocería en las curvas. Sus casi 3,500 libras de peso lo mantienen prácticamente a la misma altura de su competencia, pero su forma no es tan aerodinámica como el resto de su segmento, lo que ocasiona que mucho ruido se cuele a la cabina. Nos hubiera gustado tener la opción de elegir la tracción total, ya que únicamente se ofrece la tracción delantera en el Soul, algo que no muy bueno para quienes viven en zonas donde nieva. Aún así, nos gustó el desempeño de su transmisión de doble embrague. Su suave suspensión entregó un manejo cómodo, mientras que la dirección no fue tan responsiva o tan bien balanceada como nos hubiera gustado.

En el interior la historia es diferente. La forma en general del Soul le da un gran espacio en la cabina y ya sea desde el asiento del conductor o cualquiera de los pasajeros, todos disfrutan de un gran espacio para la cabeza, piernas, hombros y cadera. Los asientos traseros abatibles en una división 60/40 resultaron bastante útiles para transportar artículos largos. La pantalla táctil de 7 pulgadas estaba equipada con el sistema de infotenimiento UVO3 que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Aunque el sistema funciona bien, ya comienza a mostrar su edad y el “beep” que emite cada vez que uno toca la pantalla puede resultar en algo tedioso. Tanto la posición del conductor como la visibilidad hacia afuera, son dos puntos fuertes que tiene el Soul.

Otras de las características que nos gustaron fueron los asientos tapizados en cuero y las costuras contrastantes en color naranja que encontramos en los asientos, palanca de cambios y el volante. Además, el enorme techo panorámico fue de nuestro agrado, ya que le da un toque más premium a un modelo bastante accesible. Al igual que prácticamente todos los Kia, el Soul está equipado con los modos de manejo Sport y Normal. En modo Sport, la transmisión retiene un poco más los cambios, permitiendo tener una respuesta un poco más rápida del motor.

Con todo el equipamiento que tenía nuestro Soul, su precio de $23,620 dólares se nos hace bastante accesible. Ya sea que usted esté buscando un primer auto nuevo económico o necesite algo que atraiga un poco más la atención, el Kia Soul Turbo 2017 hace un gran trabajo en su rubro.