Pruebas

A Fondo con el Kia Forte 2017

Mejorando su legado

Mejorando su legado

Desde que el nuevo Honda Civic llegó al mercado hace un par de años, el segmento de los autos compactos ha estado dominado por él. El Toyota Corolla es el siguiente modelo detrás del Civic, pero aunque antes le estaba pisando los talones, ahora el Civic le saca una buena ventaja. Por el otro lado, el Kia Forte no ha destacado en el top de ventas, pero eso no significa que no le esté yendo bien. El sedán compacto de Kia logró colocar 10,631 unidades en septiembre de este año, y en lo que va del año tiene una ventaja de 15.7 por ciento en comparación al mismo periodo de hace 12 meses.

Quizá una de las razones por las cuales el Forte no destaca mucho es porque no es un producto completamente nuevo. A diferencia del Civic, que se renovó por completo en 2016, el Forte recibió una ligera actualización de medio ciclo donde mejoró sus faros y la parrilla. Pero el chasis, motor y diseño en general se quedaron intactos. Aunque el Forte no sea un producto igual de nuevo que sus otros competidores, esto no significa que no tenga un buen desempeño.

Tuve la oportunidad de conducir un Forte EX 2017 durante una semana y confieso que su manejo me dejó bastante tranquilo. Kia sabe que hoy por hoy no tiene una carta tan fuerte como el Civic, pero si echamos un vistazo a su pasado, el Forte ha ido mejorando su legado de una forma impactante – y eso es en donde deberíamos de centrarnos. Cuando el Forte se presentó en el 2008, Kia no era la misma compañía que es hoy. La marca llegó hace más de 20 años a los Estados Unidos y aunque en su primera década su reputación no fue nada buena, invirtió dinero en las áreas donde tenía que mejorar y su receta le funcionó. Hoy Kia cuenta con diseños atractivos y hasta modelos que se enfrentan fácilmente a unos de lujo (Stinger, K900). La marca coreana está teniendo éxito y aunque este Forte no sea una de sus cartas fuertes, sabremos que en el futuro lo será.

Echemos un vistazo al Rio, por ejemplo. Es un vehículo subcompacto que no solo entrega un manejo muy adecuado para su segmento, sino que también tiene un diseño atractivo y una gran tecnología. El Rio tiene líneas simples que lo hacen ver atractivo cuando algunos de sus competidores cuenta con líneas más bruscas y un diseño voluminoso que termina siendo peor. Ese modelo lleva la firma de Peter Schreyer, un alemán que antes de entrar a la firma coreana se encargó de diseñar el Audi TT. Así es donde está invirtiendo Kia, en líderes con una gran experiencia en la industria que aporten ideas nuevas a su marca y la hagan mejor.

Y regresando al Forte específicamente, es un sedán que cuenta con lo necesario. Su motor 2.0 litros de inyección directa entrega 164 hp y 151 libras-pie de torque, y aunque no es el más potente o el que mejor desempeño entrega, todavía puede llevarnos de un lugar a otro sin problemas. No sorprende por su agilidad, pero tampoco decepciona. Está asociado a una transmisión automática de 6 velocidades que por lo general s desempeña bien; hace los cambios al momento adecuado, aunque es un poco lenta al hacer los cambios hacia abajo.

En términos de equipamiento y tecnología, nuestra versión contaba con botón de arranque, asientos, volante y palanca de cambios tapizados en cuero, una pantalla de siete pulgadas con el sistema de infotenimiento UVO que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, así como el paquete EX Premium Plus, que agrega sistema de navegación, asientos delanteros con calefacción y aire acondicionado, monitoreo de punto ciego, asistente de mantenimiento de carril, quemacocos y faros de xenón.

Realmente no necesitamos más que esto. El precio de entrada de la versión EX es de $21,200 dólares, pero el paquete EX Premium Plus le agregó otros $4,490 dólares, por lo que el total es de $26,540 dólares. Puede que al final ese precio no sea ya tan accesible, pero yo le recomendaría irse por la versión EX sin ningún paquete. Así podrá disfrutar de un buen equipamiento en un vehículo bastante decente. Y si no le importa esperar unos tres años más, estoy seguro que la próxima generación del Forte será todavía mejor.

En fin, el Forte ha recorrido un camino largo. Pero las actualizaciones que ha recibido con el tiempo lo han hecho un mejor auto. No hay duda de ello.