Auto Shows Nueva York

Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018: Primer Vistazo

Con el corazón del Hellcat.

Con el corazón del Hellcat.

¿Qué pasa cuando equipa a una Jeep Grand Cherokee con un motor Hellcat? El resultado es la Jeep Grand Cherokee Trackhawk, una SUV con 707 caballos de fuerza y 645 libras-pie de torque bajo el capó, que mandan toda esa potencia a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de ocho velocidades. Jeep asegura que es el todoterreno más potente de la historia y que puede alcanzar las 60 mph en 3.5 segundos gracias a su motor 6.2 litros V-8. El velocímetro marca hasta las 200 mph, aunque su velocidad máxima es de 180 mph.

El motor es prácticamente el mismo que se encuentra en el Challenger y Charger Hellcat, pero cuenta con una capacidad de aceite un poco más grande que los muscle cars debido a que la potencia llega a las cuatro ruedas y además tiene una capacidad de remolque de 7,200 libras. Además, una caja de transferencia permite que se note una diferencia en la entrega de torque cuando usamos los modos de manejo Track, Automatic, Sport, Snow y Tow. Estos dos últimos modos de manejo son nuevos para la marca de SUVs. Los amortiguadores Bilstein son adaptivos y se ajustan dependiendo el modo de manejo seleccionado.

2018 Jeep Grand Cherokee Trackhawk front three quarter in motion 04

Y para detener toda esa potencia se necesitan frenos muy grandes. Jeep equipó a la Grand Cherokee Trackhawk con unos frenos Brembo de 15.75 pulgadas con calipers amarillos de pistones adelante, mientras que la parte trasera cuenta con 13.78 pulgadas con calipers de cuatro pistones. Las ruedas de serie son de 20 pulgadas y se puede contar con la opción de terminados oscuros.

En términos de apariencia, la Jeep Grand Cherokee Trackhawk se logra diferenciar de sus hermanas Grand Cherokee, a pesar de que es muy similar a la SRT8. Notamos terminados en color negro alrededor de la carrocería, pero sobretodo en la parte delantera. Los faros antiniebla fueron sustituidos por unas tomas de aire para darle mejor respiración al motor. Atrás encontramos cuatro tubos de escape cromados con terminados oscuros que le dan un toque más agresivo a su diseño. En las puertas delanteras encontramos las insignias “Supercharged” como indicación de que esta Grand Cherokee está equipada con el motor sobrealimentado, mientras que las puertas traseras cuentan con la insignia “Trackhawk”.

2018 Jeep Grand Cherokee Trackhawk interior

Por adentro encontramos asientos con insertos de gamuza y tapizados en cuero Nappa, terminados en metal y una combinación de colores atractiva. También encontramos la pantalla de 8.4 pulgadas con el sistema Uconnect que cuenta con Performance Pages, que le proporciona al conductor todo tipo de parámetros relacionado al Performance, como los tiempos de 0-60 mph, 0-100 mph, cuarto de milla, distancia de frenado, fuerza g, aceleración lateral, etc. El Uconnect también es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Al igual que los Hellcat, la Jeep Grand Cherokee Trackhawk cuenta con un modo Valet que limita la potencia, velocidad máxima y bloquea la primera velocidad de la transmisión, además de siempre tener activado el control de estabilidad y el control de tracción.

2018 Jeep Grand Cherokee Trackhawk rear end

Jeep asegura que la Grand Cherokee Trackhawk es la SUV todoterreno más rápida del mundo, aunque nuestras pruebas han mostrado que la Tesla Model X logró llegar a las 60 mph en 3.2 segundos, 0.3 segundos menos de lo que Jeep afirma.

Tendremos que esperar hasta finales de este año cuando podamos tener nuestras manos sobre el volante de una Trackhawk y comprobar todas las cifras que Jeep asegura. Por lo pronto, el modelo será presentado oficialmente en el Auto Show de Nueva York este miércoles.