Novedades

Jaguar I-Pace 2019: Primer Vistazo

Cuidado, Tesla. Jaguar está aquí

Cuidado, Tesla. Jaguar está aquí

Si desea un vehículo eléctrico rápido, sexy y práctico, realmente solo hay una opción: Tesla. Sin embargo, eso está por cambiar, ya que la totalmente nueva Jaguar I-Pace, que saldrá a la venta el próximo año, es un rival legítimo de Tesla. ¿Cómo sabemos? Estuvimos dentro de una.

Los ingenieros de Jaguar se tomaron un tiempo para darnos una vuelta por Los Ángeles en una de las primeras I-Pace que se construyeron utilizando las herramientas de producción. No nos permitieron estar frente al volante, pero después de viajar en las calles y carreteras con el gerente del tren motriz, Simon Patel, les podemos decir que la I-Pace es rápida y callada, con un chasis bien abotonado y una marcha notablemente compuesta.

Es difícil exagerar la importancia de la I-Pace. Realmente es una gran apuesta de Jaguar, el vehículo más radical en la historia de la compañía. Además, pone a Jaguar – un fabricante que inició el siglo 21 construyendo vehículos empapados de la nostalgia de los años 60s – justo en el límite de las tendencias de producción de la industria automotriz. Daimler, BMW, Porsche y otros fabricantes de lujo están trabajando para competir contra Tesla. Pero Jaguar llegó primero.

La I-Pace es propulsada por dos motores eléctricos, uno que maneja las ruedas delanteras y otro que se encarga de las ruedas traseras a través de unas transmisiones concéntricas. Los motores fueron desarrollados por Jaguar, junto con el concepto y diseño de la batería y todo el software que controla el tren motriz y el manejo de la batería. Jaguar no ha revelado los números de potencia todavía, pero Patel confirmó que la I-Pace de producción tendrá cerca de 400 hp y 516 libras-pie de torque y un rango de 300 millas.

El tren motriz ha sido optimizado para ser eficiente, que puede dividir el torque en 50/50 bajo un manejo normal. Pero el software de gestión del tren de potencia, llamado Intelligent Driveline Dynamics, automáticamente varía el torque entre los dos ejes para un manejo más deportivo o tranquilo en superficies de baja fricción. El sistema también permite la vectorización de torque al frenar y mejorar la agilidad y estabilidad a través de las curvas. Dos modos de frenado regenerativo estarán disponibles – Normal, que replica la sensación de frenado de un motor de combustión interna, o Regen B, que le permite manejar la SUV con un solo pedal.

La mayoría de los 500 ingenieros de Jaguar dedicados al programa I-Pace comenzaron sus carreras diseñado vehículos propulsados por motores de combustión interna. De hecho, Simon Patel actualmente diseña motores de combustión interna, y también trabaja en el mundo de las máquinas eléctricas. Al crear un vehículo eléctrico hecho en casa, desde cero, hubo retos de ingeniería a los que se tuvieron que enfrentar.

Gestionar el ruido, la vibración y la rudeza fue uno de esos problemas. Patel asegura que la I-Pace es entre 6 y 8 decibeles más callada que un Jaguar regular, así que los ruidos que normalmente se pierden con el sonido de un motor de combustión interna son más aparentes. El motor eléctrico y las unidades de transmisión están ubicadas en montajes con el doble de insonorización, y Patel asegura que se dedicó mucho tiempo a la micogeometría de las velocidades de la transmisión y ver cómo era la mejor manera de ponerlas dentro del espacio para la transmisión y no solo reducir el ruido del embrague, sino también hacerla sonar un poco… eh deportiva.

La I-Pace es muy silenciosa mientras se maneja bajo cargas ligeras de potencia. Pero cuando Patel mete el acelerador a fondo y la I-Pace llega a las 60 mph en unos supuestos 4.0 segundos – hay algunos zumbidos que incrementan. Así es como suena el performance eléctrico, aparentemente.

No podemos decir nada sobre la dirección o la sensación de los frenos, pero desde el asiento del pasajero, está claro que el gurú de dinámicas de manejo de JLR, Mike Cross, ha pasado mucho tiempo trabajando en el chasis. Un vehículo eléctrico tiene un comportamiento diferente al de un motor de combustión interna cuando acelera y entra a las curvas, según Patel, y se puso mucho esfuerzo en hacer a la I-Pace lo más familiar posible. Incluso cuando él deliberadamente exagera la dirección, frenado y toques del acelerador, la I-Pace responde con movimientos de balanceo que tienen una calma impresionante.

Si acaso, el andar de la I-Pace se siente como uno de los mejores para un Jaguar moderno, por lo menos en las calles de Los Ángeles. Nuestro vehículo contaba con una suspensión de aire, ruedas de 22 pulgadas con neumáticos Pirelli P Zero 255/40 que llegarán de serie a los modelos más equipados, pero demostraron un excelente cumplimiento y una dureza de impacto impresionantemente moderada. El peso ayuda. Como en todos los vehículos eléctricos, la I-Pace es relativamente pesada (aunque Jaguar no ha dicho cuánto pesa), pero Patel señaló que tener todas esas baterías bajo el piso significa que el centro de gravedad de la I-Pace es efectivamente 4 pulgadas más bajo que el de la F-Pace regular. Y debería de entrar a las curvas de muy buena forma.

Jaguar señala que la I-Pace es un crossover. Eso es apto. Tiene tracción integral, y un andar alto. Pero no es tan alta como una F-Pace y no se ve que tiene la capacidad todoterreno. A medida que está conduciendo sobre el paquete de baterías, la posición de manejo es más alta que la de un vehículo regular, y la capota baja y línea del cinturón ayudan a que el conductor tenga una vista dominante. No les podemos decir muchas cosas sobre el interior, además de que el volante se ve como el de un Jaguar regular y que el panel de instrumentos es la pantalla de 12.1 pulgadas que actualmente se encuentra en los Jaguares más equipados. Todo lo demás estaba cubierto con mantas negras.

Actualmente, Jaguar cuenta con un total de 200 prototipos de la I-Pace y se han cubierto un total de 1.5 millones de millas de pruebas. La producción se está intensificando poco a poco en la planta de Magna Steyr en Graz, Austria, donde será construida, y su precio será anunciado en marzo. Este es un nuevo capitulo que está por escribirse en la historia de uno de los fabricantes deportivos y de lujo más icónicos del mundo.

¿Debería de preocuparse Tesla? Si y no. La Jaguar I-Pace señala el comienzo del fin de la hegemonía de Tesla en el mercado de los vehículos eléctricos de lujo de alto performance. Y a primera vista se siente tan bien hecha, y quizá hasta más refinada que la superestrella de Silicon Valley. Pero la ventaja de Tesla le ha dado un movimiento fanático e incluso ofrece variantes con mucho más performance.

Digamos que es un aviso para Tesla; la Jaguar I-Pace va a tener que trabajar mucho más fuerte para ubicarse a la cabeza del juego.