Novedades

Hyundai Kona 2018: Primer Vistazo

El primer crossover subcompacto de Hyundai ya está aquí.

El primer crossover subcompacto de Hyundai ya está aquí.

Al igual que la isla hawaiana, cuyo nombre lleva el nuevo crossover subcompacto coreano, la pequeña Hyundai Kona 2018 es una gran oportunidad.

El totalmente nuevo crossover subcompacto se ubicará debajo de la Tucson en la alineación de Hyundai. Es la primera SUV del segmento B de Hyundai y compite en uno de los segmentos más importantes de la industria automotriz en estos momentos – uno que está creciendo virtualmente en cada rincón del planeta. La Kona se une a un creciente campo de crossovers subcompactos, que recientemente vio la llegada de la Toyota C-HR, y Ford llevará a los Estados Unidos su EcoSport. Incluso Kia contará con un competidor totalmente nuevo llamado Stonic, que utilizará la misma plataforma de la Kona.

Hyundai nos llevó a Seúl, Corea del Sur, junto con alrededor de 400 periodistas para el estreno global de la Kona. La pequeña SUV se venderá en todo el mundo, empezando en Corea del Sur el próximo mes, seguido por América del Norte y Europa. La Kona 2018 saldrá a la venta en los Estados Unidos en el primer trimestre del próximo año.

La Kona se une a la alineación de crossovers de Hyundai, que incluye la Tucson, Santa Fe y Santa Fe Sport. Estos vehículos son cruciales para el éxito de Hyundai en el mercado de hoy, donde los clientes prefieren vehículos utilitarios en lugar de los autos. Hyundai ha tenido una serie de caídas en sus ganancias trimestrales en China y Estados Unidos, y en 2016 Kia hizo lo que nunca se pensó: superar a Hyundai.

Antes de ser despedido a finales del año pasado, el CEO de Hyundai Motor America, Dave Zuchowski, habló abiertamente sobre el desafío de las ventas del fabricante en los Estados Unidos. Con un portafolio que en gran medida estaba desarrollado a través de los sedanes, en comparación con otras compañías que crecieron con una fuerte alineación de crossovers y SUVs, Hyundai ha tenido que alcanzar esos retos con la nueva Kona y la camioneta Santa Cruz, que ha recibido la luz verde para su producción.

La Kona tiene mucho potencial. Fue presentada como una SUV urbana con una postura baja y ancha, así como un diseño moderno y audaz para el comprador aventurero, equipada con “armadura” en el frente y los lados con guardabarros tipo ala. La Kona también ofrece el primer vistazo a un lenguaje de diseño para la próxima generación de SUVs de Hyundai, que llega con la nueva parrilla tipo cascada del fabricante.

Al igual que las otras SUV en su establo, la Kona lleva el nombre de un destino turístico, y esta vez eligió una de las ciudades en la isla más grande de Hawaii.

Hyundai también utilizó el evento de prensa para mostrar la edición especial Kona Iron Man, que cuenta con el tipo de armadura que utiliza el personaje de Marvel. El crossover es 1.6 pulgadas más ancho que la Kona regular y cuenta con faros especiales de LED ubicados debajo de un capó color gris mate con terminados rojos y dorados, así como una insignia Iron Man en el centro las ruedas de 19 pulgadas.

Al igual que muchos vehículos pequeños, la intención del diseño de la Kona es masculino y agresivo, haciendo un intento para verse más grande y feroz que lo que realmente es, con una larga distancia entre ejes y voladizos cortos. El diseñador quería contar con algunos contrastes y un aspecto de alta tecnología, por lo que la Kona fue equipada con una delgada tira de luces LED futurísticas que incorporan las direccionales, así como unas luces traseras delgadas.

“Con la Kona, hemos creado una SUV compacta elegante y altamente funcional, adaptada perfectamente a las necesidades del cliente que tiene un estilo de vida desafiante y lleno de acción”, dijo Eui-sun Chung, vicepresidente de Hyundai Motor Company. “nuestro objetivo es establecer nuevos estándares para el segmento de los SUVs compactos, con un diseño atractivo, conectividad de vanguardia y las mejores características de seguridad en su clase”.

La Kona también fue diseñada para ser personalizada con diferentes colores y un techo de doble tono. Cuenta con un interior elegante y simple, y los ejecutivos de Hyundai aseguran que cuenta con el mejor espacio en su clase. La pantalla de infotenimiento, que llega en diferentes tamaños, parece flotar sobre el tablero y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Incluso hay un head-up display y un cargador inalámbrico que emite un recordatorio para no olvidar su teléfono cuando sale del vehículo.

La propuesta de Kia, la totalmente nueva Stonic, cuenta con un estilo mucho más agresivo. También adapta los faros delgados, algo que está llegando a través del diseñador Peter Schreyer. Incluso la marca de lujo Genesis adoptó faros más delgados para su concepto GV80, el crossover que se mostró en el Auto Show de Nueva York de este año.

La Kona está basada en una nueva plataforma compacta que le da una mayor distancia al suelo, tracción total e incluso una posición de manejo más elevada, así como asientos traseros plegables para tener el espacio para los artículos grandes. El piso del maletero cuenta con dos niveles, lo que hace más fácil meter unos palos de golf o una bicicleta.

Las opciones de motor incluyen:

  • Un 2.0 litros de cuatro cilindros que genera 147 hp y 132 libras-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de seis velocidades.
  • Un 1.6 litros turbo GDI de cuatro cilindros que genera 175 hp y 195 libras-pie de torque, asociado a una transmisión de doble embrague de siete velocidades.
  • Y para Europa, un 1.0 litros turbo de tres cilindros con una transmisión manual de seis cambios o un 1.6 litros diésel.

También habrá una Kona eléctrica el próximo año para el mercado coreano, lo que mantiene vivo el propósito del fabricante de crear un vehículo eléctrico con un rango de 200 millas para 2018. La Kona tendrá un rango de 242 millas o más. Los ejecutivos de Hyundai no han dicho si el modelo eléctrico se venderá en los Estados Unidos, pero esperamos que sí. Se espera que cueste entre $35,000 y $39,000 dólares, haciéndolo una buena alternativa junto con el Chevrolet Bolt EV, que tiene un rango de 238 millas. La Kona es un poco más pequeña y será el único crossover eléctrico hasta que llegue la Kia Stonic.

Hyundai también tiene el Ioniq y Kia tendrá un Niro eléctrico el próximo año, un testamento al compromiso coreano por los vehículos eléctricos. Ambos están derivados de la misma plataforma.

La Kona cuenta con una suspensión tipo McPherson en el frente; hay diferentes suspensiones en la parte trasera para los modelos con tracción en dos o cuatro ruedas – y este último tiene una tipo multilink con doble brazo de control.

Los sistemas de seguridad incluyen frenado automático de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, asistente de luces altas, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado.

Hasta mayo de este año, Hyundai vendió 41,707 Tucson en los Estados Unidos (un incremento de 17.6 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado), 11,807 Santa Fe (una caída del 3.6 por ciento), y 35,619 Santa Fe Sport (un incremento de 32.6 por ciento). La alineación de las SUVs subió casi 20 por ciento en total, mientras que los sedanes bajaron 16.2 por ciento.