Primer Manejo Pruebas

Hyundai Kona 2018: Primer Manejo

Queriendo conquistar el segmento

Queriendo conquistar el segmento

Manejar la Kona en Kona podría sonar como lógico, aburrido o hasta un poco absurdo. Pero tras pistar la ciudad ubicada en la isla de Hawái, Hyundai nos explicó la razón por la cuál estábamos ahí. Las líneas de la Hyundai Kona 2018 estuvieron inspiradas en la isla hawaiana, provenientes de los pasos de lava que los volcanes han creado con el paso de los años. Su frontal agresivo se inspiró en las máscaras de armadura que se utilizaban en las guerras de hace años, pero además, el vehículo fue creado para los millennials. Hyundai sabe que éste será el primer crossover de muchos, y la isla de Hawái es hoy en día un atractivo para los jóvenes, quienes buscan realizar actividades al aire libre y pasar tiempo fuera de la ciudad.

 

Así que de alguna forma podríamos decir que probamos la Hyundai Kona en su hábitat natural. Las carreteras de Kona y sus alrededores no son por ningún motivo las más divertidas ni las que llevan al límite a este crossover, pero sí representan una buena mezcla de los caminos que recorrerán los jóvenes en esta Kona. La diversidad del terreno en las islas hawaianas es impactante; no todo es arena, mar y selva. La isla de Hawái, o Big Island, es de las más diversas gracias a los tres volcanes activos que tiene. Los volcanes hacen que la temperatura cambie en diferentes partes de la isla – entre más suba uno, más frío es el clima y en algunas partes del año los volcanes reciben nieve. Pero a pesar de que venimos a uno de los destinos turísticos más deseados en el mundo, las carreteras fueron aptas para un crossover como la Kona.

En un segmento que parece ser un poco aburrido, Hyundai ha hecho un gran trabajo tratando de destacar entre la competencia. Para empezar, su diseño es agresivo, audaz y atractivo. Fue creado para las generaciones jóvenes y el diseño es una de las características más importantes en el segmento. ¿Quiénes participan en este segmento? Chevrolet Trax, Honda HR-V, Jeep Renegade, Toyota C-HR, Subaru Crosstrek, Mazda CX-3, Ford EcoSport y Nissan Kicks. La líder en ventas es la HR-V, pero su diseño y su manejo no parecen destacar tanto. Crosstrek ha destacado en el segmento, y con su tracción integral de serie muchos la ven atractiva, pero su diseño deja mucho que desear. Aunque la CX-3 ha sido considerada muy divertida de manejar, su pobre espacio en el interior y baja altura le restan puntos. ¿Qué es lo que ofrece la Hyundai Kona?

Para empezar, un diseño fuera de lo común. Su agresivo frente es a la vez moderno y seguro, su perfil es elegante y limpio, mientras que la parte trasera cuenta con líneas refinadas que se combinan bien con el resto del vehículo. Por adentro, Hyundai pensó las cosas con los jóvenes en mente. El espacio en el maletero cuenta con 19.2 pies cúbicos, debajo de la HR-V y Crosstrek, pero por arriba de los otros modelos ya mencionados. Su maletero tiene dos niveles, lo que da más espacio para artículos grandes. Además, el piso del maletero sirve como la tapa de un espacio de almacenamiento dividido en el que puede poner varias cosas más. La cabina es espaciosa, pero quienes viajen en la segunda fila sufrirán un poco con el espacio para las piernas. Sin embargo, los ocupantes en los asientos delanteros viajarán muy cómodos, ya que hay suficiente espacio para los hombros, piernas y cabeza.

El interior también destaca por sus características de serie. Una pantalla de siete pulgadas con el sistema de infotenimiento de Hyundai compatible con Apple CarPlay y Android Auto es la base del entretenimiento en cualquiera de las cuatro versiones. Bluetooth, control crucero, luces de circulación diurna, cámara de visión trasera y asientos traseros abatibles en una configuración 60/40 también llegan de serie. Sin embargo, todas las versiones únicamente están disponibles con una entrada USB, algo que nos parece raro debido a que la marca coreana está apuntando a la Kona para las generaciones jóvenes y son ellas quienes han pedido puertos USB por toda la cabina. También nos parece raro que los pasajeros traseros no pueden gozar ni de ventilas de aire ni de un puerto de 12V para cargar sus celulares con un adaptador. En toda la cabina hay un puerto USB y dos de 12V. Pero también hay características que nos gustan y que vemos en el modelo más equipado. Por ejemplo, un head-up display y un cargador inalámbrico llegan de serie en la versión Utlimate.

Las versiones disponibles de la Hyundai Kona 2018 serán SE, SEL, Limited y Ultimate. Por $19,500 dólares, la versión SE incluye un motor 2.0 litros de cuatro cilindros acoplado a una transmisión automática de seis velocidades, entrada sin llave, monitoreo de la presión de los neumáticos y todo el equipamiento de serie ya mencionado. La versión SEL tiene un precio de $21,150 dólares y además de incluir todo el equipamiento de la versión SE agrega ruedas de aluminio de 17 pulgadas, monitoreo de punto ciego, llave inteligente con botón de arranque, asientos delanteros con calefacción, rieles en el techo y direccionales en los espejos laterales. La versión Limited tiene un costo de $24,700 dólares y agrega un motor 1.6 litros turbo de cuatro cilindros asociado a una transmisión de doble embrague de siete velocidades, ruedas de aluminio de 18 pulgadas, quemacocos, terminados en cuero, asiento del conductor automático en ocho posiciones, aire acondicionado automático, espejo retrovisor con atenuación automática y luces antiniebla. Por último, la versión Ultimate tiene un precio de $27,400 dólares y cuenta con una pantalla táctil de ocho pulgadas con sistema de navegación, sistema de audio premium Infinity, los controles a través de la aplicación Blue Link de Hyundai, así como limpiadores automáticos, asistente de luces altas, asistente de mantenimiento de carril, asistente de choque frontal con detección de peatones y los ya mencionados head-up display y cargador inalámbrico.

Como aquí le habíamos informado, la Hyundai Kona está disponible con dos motores. El 2.0 litros de cuatro cilindros de aspiración natural entrega 147 caballos de fuerza y 132 libras-pie de torque. Este es el motor base y no fue el que condujimos en Kona. El motor que probamos es el 1.6 litros turbo de cuatro cilindros que entrega 175 caballos de fuerza y 195 libras-pie de torque. Además, las cuatro versiones están disponibles con tracción integral, algo que lo hace mucho mejor para quienes viven en el norte del país. El motor 1.6 litros se desempeñó bastante bien en Hawái. Durante los momentos que tuvimos que subir unas pendientes muy inclinadas, la Kona mostró buena potencia, aunque nos gustó más su desempeño con el modo Sport activado, que detiene los cambios a revoluciones más altas para entregar un manejo más dinámico. Por lo general, la transmisión de doble embrague hace los cambios en el momento correcto, y ha sido programada para entregar el mejor ahorro de combustible posible. La dirección es buena, y estoy seguro que no habrá muchas quejas por parte de quienes manejen la Kona todos los días.

Y ya que tocamos el tema del ahorro de combustible, le gustará saber que nuestro modelo mostró números por arriba de las cifras de la EPA, según la computadora de la Kona. Los modelos equipados con el motor 2.0 litros y tracción delantera entregan 27/33/30 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado, mientras que el mismo motor pero con tracción integral entrega 25/30/27 mpg. Por su parte, el motor 1.6 litros turbo con tracción delantera entrega 28/32/30 mpg y 26/29/27 mpg con tracción total. Aunque con estas cifras la Kona no es la líder del segmento, sí son muy buenos números.

Por cierto, la tracción integral tiene un costo de $1,300 dólares, pero además de que la potencia se manda a las cuatro ruedas, también incluye una mejor suspensión. Si usted elije la tracción integral recibirá una suspensión delantera con puntales MacPherson, mientras que en la parte posterior obtendrá una tipo Multilink. En cambio, si opta por la tracción delantera, la suspensión en la parte posterior será de barra de torsión. Debido a que todos los modelos que probamos tenían tracción integral, no pudimos notar la diferencia entre ambas suspensiones, pero nuestro manejo siempre estuvo bien plantado y con pocas vibraciones en el interior. Cabe destacar que la visibilidad hacia afuera es muy buena, y que la cabina cuenta con una gran insonorización. En nuestra prueba, tres personas pudimos tener una muy buena conversación sin tener que levantar la voz, algo que no muchas veces sucede en este segmento.

En general, nos quedamos muy contentos con el desempeño de la Hyundai Kona 2018. Su manejo, diseño y equipamiento la hacen una gran competencia en el segmento de los crossovers subcompactos. Aunque el segmento ha comenzado a ponerse muy competitivo, y seguramente se pondrá más competitivo más adelante, la Hyundai Kona destaca fuertemente. Tendremos que hacer una comparativa para conocer quien es la ganadora, pero me atrevo a decir que la Hyundai podría quedar entre los primeros lugares.