Novedades

Hyundai considera una camioneta de lujo y mejor rendimiento

Sería un modelo diferente a la Santa Cruz

Sería un modelo diferente a la Santa Cruz

En agosto pasado, Hyundai conformó sus planes para traer su próxima camioneta a los Estados Unidos. Con un nuevo producto que se espera se vea similar a la Santa Cruz Concept que vimos en 2015, recibimos con mucho agrado las noticias. Pero aunque exista una nueva camioneta, parece que otros mercados podrían contar con un modelo de alto performance que sería mucho mejor.

Durante una entrevista con el sitio australiano Motoring, Andrew Tuitahi, jefe de planificación de producto de Australia, señaló que su compañía está evaluando la posibilidad de crear una camioneta más utilitaria que tendría una cabina de lujo y un motor más potente. “Cuando hablemos [con Seúl] sobre los criterios, uno de ellos serán los elementos que hay en la cabina y el otro será el performance del motor”, dijo. “Lo que típicamente hemos visto es un caballo de cuatro cilindros diésel, pero estamos viendo que la Amarok acaba de llegar con un motor V-6 y la Ranger Raptor podría contar con un motor 2.7 litros V-6 turbo”.

Si los ejecutivos de Honda obtienen la luz verde, esas camionetas son las que tendrán el mayor éxito. “Tendremos que ver ese espacio y ver cómo lo reciben los clientes”, dijo Tuitahi. “Serán muy costos y debemos de ver si la gente estaría pagando por esas camionetas de performance”.

Pero antes de que Hyundai pueda llevar las versiones tope de gama de la Ford Ranger y Toyota Hilux, necesita encontrar un lugar para construir la camioneta, y eso podría ser Tailandia.

“Hay algunas cosas que necesitamos ver antes de tener la confianza en un producto que llegue al mercado en los próximos dos o tres años. Así que creo que primero necesitamos identificar una fábrica antes de tener más hitos, antes de que construyamos la camioneta. Por ahora no tenemos una locación adecuada Una vez que finalicemos eso, entonces podremos caminar más rápido”, dijo Tuitahi.

En caso de Hyundai encuentre una fábrica adecuada para la producción de una alternativa a la Santa Cruz, no espere que se venda en los Estados Unidos. El famoso “chicken tax” prohíbe la entrada de camionetas construidas fuera del continente a los Estados Unidos.

Fuente: Motoring