Truck of the Year

Honda Ridgeline: Finalista a la Camioneta del Año de Motor Trend 2017

La camioneta compacta renovada

La camioneta compacta renovada

Nos gusta: su fluido andar y su ágil manejo.

No nos gusta: su elevado precio, su desastroso sistema de infotenimiento y su diseño demasiado simple.

Esta es la camioneta para las personas a las que no les gusta el andar saltarín y el torpe manejo que el dueño de una camioneta debe soportar. Tal vez usted tenga un estilo de vida en el que haya mucho lodo y suciedad, pero no quiera arruinar la preciosa alfombra de su SUV. Pero ¿por qué rebajarse con una camioneta pickup?

 

2017 Honda Ridgeline AWD front three quarter in motion

La Ridgeline es básicamente una SUV Pilot con caja abierta y una distancia entre ejes mayor (para mejorar la estabilidad cuando se lleve carga). Su estructura monocasco y su suspensión trasera independiente le ayudan a controlar el manejo con más precisión y andar con más fluidez que una camioneta tradicional de carrocería sobre bastidor y suspensión de ballesta.

“Al tirar el remolque de 3,000 libras, la transición del sistema VTEC del motor a 5,500 rpm es muy evidente cuando va cargada”, dijo el maestro del remolque, Walton. “Pero los cambios ascendentes se realizaban precisamente en la línea roja, y la Ridgeline se sentía como si le sobrara potencia. Esta es toda la capacidad de remolque que la mayoría de los consumidores necesitan”.

Entre las características geniales está el altavoz de audio alojado en el protector de la caja, y el enorme compartimiento oculto bajo el protector de la caja, en donde se puede guardar la carga valiosa (o convertirlo en un acogedor jacuzzi para dos).

Quejas: aunque el compartimiento de la caja se puede cerrar, el portón trasero no. El sistema de infotenimiento tiene la misma interfaz horrible de Honda, sin perilla para el volumen. No se pueden seleccionar marchas en forma manual en Drive. Y su aburrido diseño retrógrada, además de sus similitudes con la SUV con la cual comparte la plataforma, hicieron que la confundiéramos con la Pilot de nuestro equipo de videograbación en ciertas ocasiones.

Aun así, la Ridgeline sigue redefiniendo el segmento de las camionetas pickup, a medida que intenta encontrar un nicho inexplorado.