Pruebas

A Fondo con la Honda CR-V 2017

Una semana dentro de uno de los modelos más vendidos del mercado

Una semana dentro de uno de los modelos más vendidos del mercado

Dentro del segmento más caliente del momento, la Honda CR-V es un jugador clave. Hasta el mes de septiembre, la marca nipona había vendido 280,933 unidades de la CR-V en los Estados Unidos, un incremento del 6.6 por ciento sobre el mismo periodo del año pasado. Esta SUV se ubica justo debajo del Civic, que hasta septiembre se han vendido 284,380 unidades. No estamos seguros si las cosas terminarán igual o si la CR-V remontará a finales de año para ganarle al Civic, que hoy en día es modelo más vendido de Honda.

Y la CR-V no por nada es el segundo modelo más vendido de la marca japonesa. Es un producto con gran valor, tecnología, fiabilidad y comodidad. Tal vez su diseño es lo que está ahuyentando a algunos clientes. Tal fue el caso de mi mamá, a quien le recomendé que se comprara esta SUV en lugar de la RAV4 que tenía, pero inmediatamente me dijo que no, ya que su diseño no le es atractivo. Me imagino que como mi madre habrá muchas personas más que simplemente no están enamorados del diseño de la CR-V. En lo personal, creo que su diseño no es su parte fuerte, pero tampoco me disgusta. Desde que la tuve a prueba durante una semana, su diseño me ha empezado a gustar más.

Y si hablamos de comodidad, la CR-V se ubica por encima de cualquiera de su categoría. La SUV tiene un gran espacio para cinco pasajeros, incluso en la fila trasera, donde se siente como si estuviéramos en una sala. Hay un gran espacio para las piernas, cabeza, hombros y cadera, incluso cuando hay cinco personas sentadas atrás. Tal vez no sea lo más cómoda para cinco adultos, pero cuatro adultos pueden viajar cómodamente en trayectos largos. El espacio para el conductor tampoco se queda atrás, y gracias a su buena posición de manejo, permite que tengamos una gran visibilidad hacia afuera. Y todos los controles, tanto en la pantalla de 7 pulgadas, como en la consola central, pueden ser controlados sin tener que estirarse o esforzarse.

Hablando de tecnología, la CR-V está muy bien equipada en este tema. Su pantalla de 7 pulgadas cuenta con el viejo sistema de infotenimiento de Honda, algo que seguramente cambiará en los próximos dos años. Resulta que la CR-V fue el último modelo nuevo en salir sin el sistema Android que llegó a la Odyssey, y que encontramos muy intuitivo y fácil de usar. Sin embargo, el viejo sistema todavía hace un buen trabajo, y aunque ya no cuenta con las mejores gráficas, sí es fácil de usar. Apple CarPlay y Android Auto son compatibles con este sistema de infotenimiento, lo que permite que podamos hacer uso de nuestro teléfono de manera intuitiva a través de la pantalla de 7 pulgadas. La otra parte de la tecnología se encuentra en la parte de la seguridad, y es que nuestra Honda CR-V Touring 2017 contaba con las características Honda Sensing que incluye un control crucero adaptivo con seguimiento a bajas velocidades, frenado automático, alerta de frenado, alerta de salida de carril, sistema de mantenimiento de carril, mitigación de salida de la carretera y monitoreo de pinto ciego. Todas estas tecnologías llegan de serie a la Honda CR-V Touring, por lo que no subirá el precio del modelo.

Y todo esto suma al valor general del vehículo. Con un precio de 34,595 dólares, nuestra CR-V no es un producto caro. Al contrario, es un vehículo que cuenta con un gran valor. El modelo Touring es el más equipado, por lo que además de obtener toda la tecnología que aquí le mencionamos, también cuenta con asientos tapizados en cuero, asientos delanteros con calefacción, faros de LED, parabrisas con sensor de lluvia, sistema de audio premium con nueve altavoces, sistema de navegación y aire acondicionado de doble zona, además de muchas características más. Por menos de $35,000 dólares, este vehículo tiene un gran valor.

Además de eso hay que sumarle el buen manejo que entrega la CR-V. Su motor 1.5 litros turbo de cuatro cilindros entrega 190 hp y 179 libras-pie de torque y no destaca por su rapidez, pero es un propulsor que mueve ágilmente a la CR-V. La transmisión es una CVT que hace un buen trabajo, al igual que todas las otras cajas de este tipo de Honda. Su suspensión y dirección hacen que el manejo sea muy agradable, ya que ambas son suaves y fueron pensadas para el tipo de cliente que maneja estos vehículos todos los días. A esto se le suma la fiabilidad, algo por lo que Honda ya es muy conocido y una de las razones por las cuales ha triunfado tanto en el mercado hispano.

Con todo esto, la Honda CR-V 2017 es un gran paquete en general que combina fiabilidad, tecnología, valor y comodidad en un mismo vehículo. Hasta hace unos años Honda no destacaba por hacer sus vehículos divertidos de manejar, pero hoy la marca le ha dado vuelta a esa página y continúa desarrollando vehículos atractivos con muy buenas características de manejo.