Primer Manejo Pruebas

Honda Civic Si 2017: Primer Manejo

Cuando lo divertido se vuelve más divertido.

Cuando lo divertido se vuelve más divertido.

El nuevo Honda Civic ha reinventado el segmento de los autos compactos. Es divertido de manejar, cuenta con un diseño que llama la atención, es fiable y además está equipado con mucha tecnología y características de seguridad que hasta hace un par de años solo veíamos en autos de lujo. Aunque nunca se ha caracterizado por ser rápido, la décima actualización del Civic nos ha dejado muy satisfechos con el performance que entrega. Pero para quienes quieren más potencia se encuentra el Honda Civic Si, el modelo que, además de entregar más torque y caballos de fuerza, tiene un look más deportivo.

En comparación con la pasada generación del Si, el nuevo Civic Si 2017 es más bajo, más ancho y más largo. La distancia entre ejes incrementó por 3.1 pulgadas en el cupé y 1.2 pulgadas en el sedán, lo que le da más espacio en el interior y lo pone como el mejor en su categoría en cuanto a volumen para pasajeros. Además perdió 100 libras de peso y su rigidez torsional incrementó en un 25 por ciento, haciéndolo más ágil en las curvas.

Para darle una mejor sensación deportiva, Honda realizó cambios importantes en la suspensión. En la parte delantera seguimos encontrando una suspensión tipo MacPherson, donde los amortiguadores son 18 por ciento más rígidos, mientras que la barra estabilizadora es 7 por ciento más rígida. Atrás obtenemos una suspensión independiente tipo Multilink, donde la barra estabilizadora es más gruesa, mientras que los resortes incrementaron su rigidez por 32 por ciento. Los frenos también son más grandes, y llegan hasta las 12.3 pulgadas adelante y 11.1 pulgadas en la parte trasera.

Pero, ¿qué significan todos estos números? Para probar el nuevo Civic Si 2017 viajamos a los recién remodelados campos de prueba de Honda en el desierto de Mojave. El nuevo Civic Si sedán y cupé mostraron una actitud natural, y era fácil de predecir la sensación del vehículo antes de entrar a las curvas. Durante nuestro manejo en la pista conducimos con el modo Sport activado y el control de tracción apagado. El resultado fue un gran balance del vehículo a altas velocidades y muy buena estabilidad en las curvas. La dirección eléctrica asistida entrega una buena sensación de lo que ocurre en las ruedas delanteras, sin ser muy rígida o muy suave. Donde nos quedamos con la boca seca fue con el pedal del embrague, que no entrega la sensación correcta cuando el clutch está entrando en acción. El pedal es demasiado suave, y es difícil de sentir el momento en que el embrague entra en juego. Por el otro lado, la palanca de cambios de seis velocidades tiene recorridos cortos y los engranajes de cada velocidad son lo suficientemente grandes para saber exactamente dónde hay que posicionar la palanca.

El motor que encontramos bajo el capó es un 1.5 litros turbo que entrega 205 hp y 192 libras-pie de torque y la única transmisión disponible es la manual de seis cambios. Esto es una gran diferencia contra los 180 hp y 177 libras-pie del Civic Sport hatchback y la potencia adicional llega gracias a un turbocargador más grande y todo ese torque se entrega entre las 2,100 y 5,000 rpm, mientras que los caballos de fuerza llegan en su totalidad a las 5,700 rpm. El tablero cuenta con una buena gráfica que indica cuándo es el momento ideal para hacer el cambio de velocidad – un semáforo con los colores verde, amarillo y rojo se iluminan en el tablero a medida que las rpm incrementan y el rojo es el momento ideal para hacer el cambio (es un pequeño detalle que hace entretenido el manejo, además de orientar a los conductores).

Terminando el manejo en los campos de prueba de Honda, salimos a las sinuosas carreteras de Mojave, donde fue la conducción fue divertida aunque contábamos con el modo Normal activado. Entrega un manejo fácil y natural. La suspensión y la dirección se vuelven un poco más suaves. El modo Normal es el que se activará cada vez que encienda el vehículo, pero con solo presionar el botón de Sport ubicado junto a la palanca de cambios, los amortiguadores y la dirección eléctrica se volverán más rígidos, mientras que el mapeo del acelerador también cambiará.

Hablando del interior, sólo habrá una versión del Civic Si 2017 y la única opción son los neumáticos de verano por $300 dólares más, pero fuera de eso, todos los Civic Si serán los mismos. Los asientos deportivos de tela entregan un buen ajuste a la altura de las costillas y los hombros, pero no se sienten que “abrazan” a uno como los Recaro. Hay muchos detalles en color rojo, como las costuras en el volante, palanca de cambios, asientos y paneles de las puertas, además de que la luz ambiente del tablero y el sistema de infotenimiento son de ese mismo color. Al manejar el cupé fue notoria la diferencia en cuanto al espacio para la cabeza, ya que fue mucho más reducida en comparación con el sedán.

En términos de equipamiento, la única versión del Civic Si cuenta con una pantalla táctil de siete pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto, las características de seguridad Honda LaneWatch, pedales de aluminio, botón de arranque, entrada sin llave y dos puertos USB. No existe la opción de equiparlo con asientos de cuero o agregar algo más – Honda señala que pensaron que el tener una versión así de equipada por $24,775 dólares le daría a sus usuarios una buena opción en términos de valor.

Y así lo es. Por menos de $25,000 dólares usted puede obtener un vehículo que entrega una sensación deportiva, lineal y bien balanceada. El Si no destaca por ser el más potente ni el más deportivo, ni el que le ponga los pelos de punta, pero sí es un auto fiable, bien equipado y con una buena calidad de armado que lo hará sonreír mientras conduce por las curvas. Además tiene un gran look y el hecho de que esté disponible en las carrocerías de cupé y sedán lo hacen todavía más atractivo para quienes quieran algo más potente que el Civic tradicional. El Civic Si 2017 finalmente llegó y con el éxito que ha tenido el compacto de Honda, estamos seguros que esta opción más deportiva no decepcionará en sus ventas.