Pruebas

A Fondo con el Genesis G90 2017

Redefiniendo el lujo.

Redefiniendo el lujo.

Lanzar una marca de lujo no es una tarea fácil. Cuando Hyundai anunció que convertiría a Genesis en una marca independiente que buscaría entrar al mercado de lujo, todos supimos que no sería algo sencillo de realizar. Aunque Hyundai contaba con algunos modelos Genesis, no atraía a muchos clientes debido a que no contaba con un servicio premium y que a final de cuentas los modelos eran Hyundai. Sin embargo, el año pasado la marca dio un paso hacia adelante y separó a Genesis como una marca independiente, además de que subió el nivel de lujo alrededor del vehículo.

El Genesis G90 es su primera creación y nos ha gustado mucho. La primera vez que tuve la oportunidad de conducirlo fue durante nuestras pruebas de Auto del Año, donde el G90 terminó como finalista. Los comentarios de nuestros jueces fueron bastante positivos y hubo dos críticas por las que el vehículo no fue elegido como el ganador: un estilo que no llama mucho la atención y la falta de innovar en tecnología. Estoy totalmente de acuerdo. El diseño del Genesis bien pudo haber sido diferente, más atrevido y arriesgado. Y en cuanto a tecnología, el G90 cuenta con todo lo que usted se imagina, desde Apple CarPlay hasta sistemas de ayuda al conductor como control crucero con radar, frenado automático de emergencia y asistente de mantenimiento de carril.

Por el otro lado, el G90 hace muy bien muchas cosas más. Para empezar, el motor “base” es un 3.3 litros turbo V-6 que entrega 365 caballos de fuerza y 376 libras-pie de torque. Este fue el motor que nosotros probamos, pero también hay un motor de 5.0 litros que entrega 420 caballos de fuerza y 383 libras-pie de torque. Ambos cuentan con una transmisión automática de ocho velocidades que puede mandar toda la potencia a todas las ruedas a través de un sistema de tracción total, como el que nosotros probamos. Nuestro modelo a prueba fue el G90 AWD 3.3T Premium y es considerado como el modelo base. Para ser el modelo de entrada a las versiones del G90, no necesitará buscar equipamiento extra.

Los asientos tapizados en cuero son realmente cómodos e indudablemente se nota una buena calidad en el tipo de piel que Genesis utilizó para equipar a su sedán insignia. La madera real utilizada en los acabados del interior es de primera calidad, al igual cada parte donde tocan sus brazos o sus manos, como en los paneles de las puertas y el descansabrazos.

Pero una de las cosas que más me gustó del Genesis G90 fue su manejo. El enorme sedán no se siente grande y la potencia del motor se siente ideal. Pise un poco más el acelerador y notará que acelerará rápidamente. Además, la suspensión es tan suave que no sentirá mucho de lo que ocurre bajo usted. Todos los desperfectos de la carretera los absorbe realmente bien, mientras que la dirección está bien balanceada. La parte que más me impresionó fue lo callado que es el sedán. El ruido del viento y de los neumáticos se queda completamente fuera y no se filtra nada a la cabina. Hice una prueba con un amigo – le pedí que se sentara en el asiento del conductor y gritara lo más fuerte que podía con las puertas y ventanas cerradas. Sus gritos apenas se escucharon en el exterior.

La parte trasera es todavía más impresionante. El espacio para las piernas es enorme – incluso pude doblar yo mis piernas con el asiento del conductor hecho a mi altura. Quienes viajen en la parte trasera podrán controlar el sistema de infotenimiento desde una consola en el reposabrazos que se puede guardar por si una tercera persona llega a sentarse en el asiento trasero. Quienes viajen atrás también disfrutarán de su propio aire acondicionado, gracias a que es de triple zona. Y por cierto, el G90 es el único auto que conozco hasta hoy donde el pasajero delantero puede controlar la potencia de las ventilas del aire acondicionado, además de tener su propio cambio de temperatura.

Todo este equipamiento obviamente tiene un precio, pero el G90 cuenta con mucho valor. Nuestro modelo contaba con un precio de $71,550 dólares, incluyendo gastos de envío. Sin duda la cifra es alta, pero cuando piensa todo el equipamiento que tiene frente a usted y la funcionalidad del vehículo, esos números ya no se sienten tan altos. Además debe de añadir que todos los servicios durante tres años están incluidos, al igual que el servicio de valet, donde un representante de Genesis recogerá su vehículo donde usted diga para hacer el servicio.

Con ese motor tan grande, el ahorro de combustible del G90 se ubica en 17/24/20 mph en ciudad/carretera/terreno combinado. Y en la parte de seguridad el Genesis G90 se llevó los máximos honores, al recibir Top Safety Pick + por parte del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, obteniendo la calificación de Buena en todas las pruebas de seguridad a excepción de los ganchos para poner las sillas de los bebés, donde recibió la calificación de Aceptable.

Tras haber pasado una semana conduciendo el G90, me quedo con una muy buena impresión del sedán. Un amigo de mi padre lo compró hace algunos meses y está realmente contento con su compra. Estoy seguro que hay muchos conductores felices de haber elegido el G90 sobre algún otro competidor europeo o americano.