Primera Prueba Pruebas

Genesis G80 Sport 2018: Primera Prueba

Definiendo Sport

Definiendo Sport

Genesis tiene casi dos años de experiencia como fabricante de vehículos de lujo, por lo que no envidiamos su labor de competir con marcas que tienen 100 años de antigüedad. Y como los otros fabricantes de automóviles han tenido bastante tiempo para asegurar un reconocimiento, es especialmente importante para Genesis sobresalir de entre la multitud. ¿Acaso ya es demasiado tarde para Genesis?

No tan rápido. Genesis tendrá seis vehículos para 2021 pero, por ahora, solo el G80 y el G90 están disponibles. El vehículo insignia G90 que reseñamos el año pasado se veía prometedor. Aunque no emana el destello de algunos otros rivales de lujo, sobresalió con un rendimiento superior en cuanto a calidad en el andar. Aún hoy es fácil recordar cómo al pasar por sobre los topes de velocidad, el G90 ni se inmutaba. Como mencionamos en nuestra Primera prueba del G90 V-6, el jefe de la oficina internacional, Angus MacKenzie, llamó al sedán Genesis “un auto coreano grande de lujo, mejor que cualquiera que Estados Unidos o Japón pueda fabricar. Y sí, también incluyo a Lexus.”

El G80 Sport toma un camino muy distinto al de su hermano mayor al enfocarse en el rendimiento en vez del lujo. El resultado es lo que a menudo se siente como una extraña mezcla de auto deportivo y vehículo cómodo. Al contar con un V-6 biturbo de 3.3 litros, el G80 desarrolla 365 hp canalizados hacia las ruedas traseras. Es tan potente que ni siquiera pasó por mi mente el G80 con el motor V-8 de 420 hp, e incluso el 3.8 litros V-6 base de 311 hp que podría ser más que suficiente. Pero pesar de la abundante potencia de nuestro vehículo de prueba, el peso y la sensación de la dirección sugieren otras ambiciones además del mero rendimiento.

Las cifras que obtuvimos de la pista nos dieron una idea más sólida del rendimiento del sedán, en comparación con sus competidores clave. Alcanzó las 60 mph desde cero en 5.2 segundos, lo cual es 0.2 segundos más rápido que el G90 AWD que probamos con el mismo motor. Y es mucho más rápido que su predecesor, el Hyundai Genesis 3.8 AWD, que alcanzó 60 mph en 6.4 segundos. El G80 Sport también se clasifica por encima del Lexus GS 350 F Sport RWD 2017, que tardó 5.9 segundos desde el arranque hasta alcanzar las 60 mph. Sin embargo, ese modelo solo desarrolla 311 hp.

Hay otros sedanes más rápidos que el G80 Sport. El Mercedes-AMG E43 4Matic 2017 cumplió su objetivo en 4.6 segundos, y el Audi A6 3.0T Quattro 2016 hizo la hazaña en solo 4.7 segundos, y desarrolla tan solo 333 hp.

El G80 se siente bastante robusto, al menos una vez que está avanzando. “Es bastante cenagoso al arrancar desde cero. ¿Retraso del turbo? La potencia entra aproximadamente a 2,500 rpm”, comentó el editor de pruebas de manejo Chris Walton refiriéndose a las pruebas de aceleración del G80 Sport. “El punto ideal es ligeramente por encima de 2,000 y más allá de eso las ruedas giran bruscamente; sin poder recuperarse”.

En el circuito de figura en ocho, el  Genesis G80  registró un tiempo de 27.5 segundos con un promedio de 0.66 g. Otros competidores tuvieron un mejor rendimiento, incluyendo el GS F Sport, que logró el objetivo en 25.5 segundos con un promedio de 0.74 g. El Mercedes completó la carrera en 25.1 segundos con un promedio de 0.77 g, y el Audi lo completó en 25.3 segundos a 0.79 g.

El G80 registró 13.8 segundos a 102.6 mph en el cuarto de milla. El Mercedes logró el objetivo en 13.1 segundos a 107 mph, el Lexus lo hizo en 14.4 segundos a 98.3 mph y el Audi lo completó en 13.3 segundos a 104.6 mph.

Con casi 4,500 libras, el G80 puede sentirse un poco pesado en las curvas. Y aunque el modo Sport endurece la sensación de la dirección, no proporciona suficiente retroalimentación como para que califique como deportivo. Al igual que cualquier vehículo que se precie de ser cómodo, el interior es silencioso incluso al viajar a velocidades moderadas en la autopista. Pero la rigidez de la suspensión deportiva, su gran potencia y el gratificante sonido del motor revelan su doble personalidad.

En nuestra reseña del primer manejo del Genesis G80 Sport, el editor sénior de producción en serie, Zach Gale, comentó que el G80 Sport no se siente tan ligero como el Lexus GS F Sport. Pero en comparación con su hermano menos potente, el G80 3.8, experimenta menos cabeceo y baja el frente menos ante una aceleración y frenado agresivos. “Aún se siente deportivo para mí, solo que de una manera cómoda”, dijo Gale después de conducirlo por segunda vez. “No se pueden tener ambas cosas”.

El interior es la misma historia conflictiva. Los asientos deportivos, pedales de aluminio y detalles en fibra de carbono contradicen el verdadero enfoque del interior en la comodidad y el lujo. Encontrará también asientos delanteros con calefacción y aire acondicionado, asientos de cuero decadentes, un revestimiento interior del techo en gamuza, pantalla de visualización frontal, pantalla táctil de 9.2 pulgadas con sistema de navegación, asiento del conductor eléctrico de 16 posiciones, asiento del pasajero delantero eléctrico de 12 posiciones, cargador de dispositivos inalámbrico, Android Auto y Apple CarPlay, y un enorme espacio en el asiento trasero. Otras características incluyen faros totalmente LED y luces LED de circulación diurna, tapa del maletero eléctrica inteligente  y techo panorámico eléctrico Tilt-and-Slide. Entre sus características adicionales de seguridad, cuenta con: frenado automático de emergencia con detección de peatones, control de velocidad crucero adaptativo con capacidad de arranque/parada, asistente de mantenimiento de carril, sensores de estacionamiento delantero y trasero, limpiaparabrisas con sensores de lluvia, y un parabrisas con desempañador automático. Todas esas características son de serie, ya que Genesis prácticamente no ofrece opciones con el G80 Sport, excepto tracción total. Con un precio de $56,225 dólares, el Genesis G80 ofrece más valor que los modelos similares de BMW, Lexus, Audi y, en especial, Mercedes.

Los fabricantes de automóviles están introduciendo más comodidad en sus sedanes orientados tradicionalmente a la conducción deportiva con distintos grados de éxito.  Genesis no se ha establecido como un fabricante que pone más énfasis en el deporte o en el rendimiento, por lo que será interesante ver qué dirección toma con el G70 compacto. Pero podemos concluir que el G80 Sport tiene una potencia apasionante. Su andar corresponde al de un auto deportivo, pero su sensación de pesadez, su titubeo en el arranque y su enorme asiento trasero lo hacen parecerse más a un sedán de crucero que a cualquier otra cosa.

2018 Genesis G80 3.3T (Sport) 2018
PRECIO BASE $56,225 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $56,225 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, RWD, 5-pasajeros, sedán de 4 puertas
MOTOR 3.3L/365-hp/376-lb-ft twin-turbo DOHC 24-válvulas V-6
TRANSMISIÓN Automática de 8 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 4,488 lb (52/48%)
DISTANCIA ENTRE EJES 118.5 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 196.5 x 74.4 x 58.3 pulgadas
0-60 MPH 5.2 segundos
CUARTO DE MILLA 13.8 segundos @ 102.6 mph
FRENADO, 60-0 MPH 116 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.82 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 27.5 seg @ 0.66 g (promedio)
REAL MPG, CIUDAD/CARRETERA/TERRENO COMBINADO 17.5/28.6/21.2 mpg
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 17/25/20 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA, CIUDAD/CARRETERA 198/135 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADOS 0.98 lb/milla