Primer Manejo Pruebas

Genesis G80 Sport 2018: Primer Manejo

Genesis le da doble turbocargador al G80.

Genesis le da doble turbocargador al G80.

Genesis está peleando una batalla cuesta arriba. Pocos consumidores saben que Genesis es una nueva de lujo, y menos aún se interesarán lo suficiente como para alejarse de las marcas de primer nivel en las que siempre han confiado. Con el nuevo G80 3.3T Sport 2018, Genesis amplía su alcance con una variante poderosa y deportiva de un sedán de tamaño cómodo que hizo su debut como el Hyundai Genesis para el modelo 2015 antes de cambiar su nombre a G80. Algunos clientes de lujo (incluyendo mi padre que conduce un Genesis 3.8) buscan algo diferente cuando compran un nuevo auto, pero ¿qué ofrece el Genesis G80 Sport 2018 a los compradores de los sedanes de tamaño mediano?

Igual que con el G80 regular y el enorme G90, el valor y un espacio interior por encima del promedio son excelentes razones para considerar el G80 Sport. La variante Sport (más llamativa) conserva la misma cabina espaciosa que los modelos 3.8 litros y 5.0 litros, lo cual significa que su interior es más grande que prácticamente cualquier otra opción que esté considerando. Esa es una ventaja útil para los que se molestan por la posibilidad de tener que pagar entre $50,000 y $70,000 dólares por un sedán mediano que apenas se siente de tamaño mediano en el asiento trasero. En el nivel de equipamiento Sport, el G80 viene como un paquete totalmente equipado en donde la única opción es la tracción trasera o total. El sistema de tracción total del G80 Sport puede distribuir el 90 por ciento del torque a las ruedas traseras en el modo Sport (dependiendo de lo que se requiere y de cómo se conduzca el auto) y puede enviar el 100 por ciento del torque a las ruedas delanteras en el modo “Escape”, si el auto queda atascado en la nieve o el hielo. Pero por suerte no tuve la oportunidad de probar esta característica durante nuestro manejo en el norte de California.

El corazón del G80 Sport es un V-6 biturbo de 3.3 litros con 365 hp a 6,000 rpm y 376 libras-pie de torque que entran entre 1,300 y 4,500 rpm. Es un poderoso motor y una buena opción para el G80 Sport, que pesa la considerable cantidad de 4,500 libras con tracción trasera y poco menos de 4,700 libras con tracción total. En su versión de tracción trasera, es alrededor de 600 libras más pesado que los modelos de seis cilindros del Lexus GS y del BMW Serie 5; ambos autos son competidores dentro del segmento del G80. Si pisa el acelerador con fuerza y lo suelta rápidamente, el G80 Sport realmente no se siente de 4,500 libras, pero tampoco se siente tan ligero como el Lexus GS 350 F Sport, un competidor que también he conducido. El interior del G80 es bastante silencioso, lo que puede ser un pequeño problema para los autos con la palabra deportivo en su nombre. Por ende, Genesis canaliza el sonido hacia el interior para recordar al conductor y al pasajero que este no es un G80 3.8 de 311 hp. Si pone el G80 Sport en modo Sport, ahora sí lo escuchará.

El G80 Sport no es un paquete con kit de ruedas y carrocería. Las actualizaciones de rendimiento reales incluyen la suspensión adaptiva estilo deportivo y la transmisión de ocho velocidades, frenos traseros más grandes y un sistema de enfriamiento mejorado. Un dato curioso: cada rueda de 19 pulgadas del G80 Sport es aproximadamente una libra más ligera que las de 19 pulgadas en el G80 5.0 de ocho cilindros. El esfuerzo de desarrollo del G80 Sport valió la pena; el auto es un vehículo bien ejecutado que puede ser deportivo cuando así lo desee. Hay de hecho cierta sensación en la dirección y, en comparación con el G80 3.8 regular, el G80 Sport tiene una suspensión más conservadora con menos cabeceo y descenso bajo aceleración y frenado agresivos. El G80 Sport es más deportivo que el G80 3.8 litros (como debería ser), pero los conductores como mi padre, que ahora desea un auto que se sienta más pequeño, podrían apreciar el nuevo nivel de equipamiento mientras esperan a que llegue el G70.

El G80 Sport 2018 debería ser mucho más rápido que el G80 3.8 menos costoso. Motor Trend probó un G80 3.8 con tracción total (que en aquel entonces se llamaba Hyundai Genesis 3.8) que aceleró de 0 a 60 mph en 6.3 segundos y probamos un modelo de ocho cilindros con tracción trasera que alcanzó las 60 mph en 5.2 segundos. Esperamos que el G80 Sport alcance las 60 mph en alrededor de 5.3 segundos; un G90 2017 con el V-6 biturbo del G80 Sport y tracción total alcanzó 60 mph en 5.4 segundos. Pero todo este tamaño y poder tiene un costo. El Lexus GS 350 F Sport 2017 de menor tamaño con tracción delantera tiene un ahorro de combustible de 19/27 mpg en ciudad/carretera, mejor que las 17/25 mpg del G80 Sport (o 24 mpg en carretera con tracción total). El ahorro de combustible nunca ha sido una ventaja del G80. La clasificación de 17/24-25 mpg del Sport es ligeramente mejor que la del modelo V-8 (15-16/23-24 mpg), pero está a un par de mpg menos que las 18-19/25-27 mpg del modelo 3.8. En comparación, el BMW 540i llega de 0 a 60 mph en unos estimados 4.7 a 4.9 segundos y su ahorro de combustible se ubica en las 20/29-30 mpg. Si no le interesa escuchar acerca del ahorro de combustible en un sedán de lujo deportivo, considere que la mayoría de los autos ahorradores, como el veloz 540i, no necesitan detenerse para reabastecerse de combustible con tanta frecuencia.

Lo que los propietarios del 540i no obtienen es la impresionante lista de características de serie del G80 Sport. Cada Genesis G80 Sport cuenta con un grupo de tecnologías de seguridad activa, incluyendo un sistema que pueda aplicar los frenos si detecta un choque inminente, un sistema de mitigación de salida del carril que lo mantiene sutilmente dentro de su carril si el auto comienza a virar sin una señal direccional encendida, y un sistema de control de velocidad crucero adaptivo con funcionalidad de parada y arranque (el auto desacelerará o acelerará hasta su velocidad deseada, dependiendo del tráfico). Otras características de serie que entran dentro de los $56,225 dólares incluyen un sistema de estacionamiento de varias cámaras fácil de usar, faros LED, un portón del maletero eléctrico, techo panorámico, revestimiento interior del techo de microfibra en gamuza color negro, asientos delanteros con calefacción y aire acondicionado, navegación en una pantalla de 9.2 pulgadas con Android Auto y Apple CarPlay, sistema de sonido prmeium Lexicon con 17 altavoces, tres años/36,000 millas de mantenimiento programado de cortesía y un head-up display. Al igual que con los otros modelos G80, la tracción total es una opción de $2,500 dólares.

Una de las adiciones más recientes en el modelo G80 Sport es el revestimiento de fibra de carbono real en su interior; es agradable al tacto y un buen complemento para el revestimiento de madera mate de los otros modelos G80. El nivel de equipamiento Sport también introduce detalles en cobre en el G80; probablemente veremos el detalle en una versión más deportiva del próximo G70 de cuatro puertas. En el interior, los detalles incluyen costuras en color cobre en los asientos y el volante, así como en el revestimiento del reloj análogo situado en la parte central del tablero. En el exterior, el tema en cobre llega a los bordes de la parrilla delantera con patrón entrecruzado, los faros LED y el exterior de los tapones centrales de las ruedas. Los detalles en cobre son más atenuados que las cuatro salidas llamativas del escape y distinguen al modelo Sport de los otros G80 de una manera estética significativa. El G80 lleva bien su longitud de 196.5 pulgadas, con un estilo clásico lujoso y una presencia imponente.

En cuanto a la seguridad, el Genesis G80 hace bien su trabajo. El auto cuenta con una clasificación de seguridad global de cinco estrellas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras y el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras clasificó al modelo 2017 como Top Safety Pick+, gracias en parte al sistema de frenado automático de emergencia del auto.

Para ser un sedán de lujo de menos de $60,000 dólares, el Genesis G80 Sport no corre ningún riesgo en términos de comodidad o funcionalidad interior, pero las actualizaciones de rendimiento ayudan al pesado sedán hasta cierto punto. Es probable que el próximo G70 sea más ligero, eficiente y deportivo, pero no todos tienen el lujo de esperar entre uno a dos años por un auto que no existe todavía en los concesionarios. Mientras tanto, si desea un sedán de lujo rápido que se vea y se sienta un poco deportivo sin comprometer la habitabilidad para desplazarse, vale la pena echar un vistazo al G80 Sport.