Comparativas Pruebas

Ford Expedition vs. Chevrolet Tahoe vs. Dodge Durango vs. Toyota Sequoia vs. Nissan Armada

Tres SUVs grandes hechas para trabajar duro y jugar bien

Tres SUVs grandes hechas para trabajar duro y jugar bien

Como buenos estadounidenses, exigimos mucho a nuestros vehículos familiares. Pero ninguno se esfuerza tanto como las grandes SUVs de tres filas. Estas SUVs de siete y ocho pasajeros se encargan de transportar a los miembros de la familia a la escuela, el trabajo y las prácticas deportivas durante la semana. El fin de semana, estos caballos de batalla apoyan nuestros pasatiempos: desde remolcar caballos o botes hasta llevarnos por carretera a nuestros lugares favoritos para ir de excursión o de caza. Y mientras nosotros jugamos, ellos trabajan aún más duro.

Debido a las listas de tareas domésticas que imponemos sobre estas grandes SUV familiares, los fabricantes las hacen robustas. Por lo general cuentan con grandes motores V-8, tracción en las cuatro ruedas y plataformas basadas en camionetas grandes. Debido a la cantidad de trabajos que esperamos que estas SUV hagan, nuestra prueba les exigirá todavía más. Además del criterio usual (ya sabe… conducción, andar y manejo, más la habilidad de alojar cómodamente al menos a siete pasajeros y su carga, todo sin tirar la casa por la ventana), también pediremos a nuestras camionetas que tiren de un remolque cargado con cuatrimotos de Honda Pioneer de dos plazas y que completen una pista todoterreno.

Nuestro criterio para invitar a las SUVs fue bastante simple: tres filas de asientos en el interior, una capacidad de remolque mínima de 7,000 libras, tracción en las cuatro ruedas y un límite de $65,000 dólares que, sorprendentemente, es casi el precio promedio de transacción promedio para este segmento.

La SUV que es más sinónimo de este segmento es la Chevrolet Tahoe y su gemela más larga, la Suburban. La Tahoe (y la prácticamente idéntica GMC Yukon), que sin duda es la más vendida del segmento, se ha mejorado en forma continua desde que la generación actual hizo su debut hace tres años. Nuestra Chevrolet Tahoe 4WD LT 2018 comenzó como un modelo de nivel medio pero está equipada con opciones que incluyen el paquete Z71 Midnight Edition, que agrega neumáticos todoterreno, una suspensión orientada a todoterreno, parachoque delantero modificado, pintura negra y unas calcomanías. Nuestra Tahoe con tracción en las cuatro ruedas es impulsada por el 5.3 litros V-8 estándar, acoplado a una transmisión automática de seis velocidades.

Es duro vivir en las sombras, pero Ford se ha esforzado al máximo para asegurar que su nueva Expedition 2018 tenga una oportunidad de convertirse en el centro de atención. Nuestra Ford Expedition XLT 4×4 2018, al igual que todas las Expedition nuevas, se fabrican con las lecciones aprendidas durante el desarrollo de la Ford F-150, ganadora de nuestra Camioneta del Año, que además es la más vendida. Su elegante y nueva chapa metálica está fabricada de aluminio; bajo el capó cuenta con un V-6 biturbo de 3.5 litros acoplado con una transmisión automática de 10 velocidades y tracción total o en las cuatro ruedas opcional; nuestro modelo a prueba está equipado con esta última opción.

Las SUV de gran tamaño ya no son solo algo estadounidense; Toyota ha estado participando en el segmento desde el año 2000 con la Sequoia. Aunque prácticamente no ha cambiado desde su debut en 2008, Toyota incluyó varias actualizaciones para el nuevo año. Nuestra Toyota Sequoia TRD Sport 4×4 2018 es el nivel de equipamiento más reciente y, al igual que el resto de la gama, este año cuenta con faros LED y algunas actualizaciones en el sistema de infotenimiento. A pesar del nuevo frente de la Sequoia, bajo el capó sigue usando un V-8 de 5.7 litros acoplado a una transmisión automática de seis velocidades y tracción en las cuatro ruedas opcional.

Nissan también ha participado en el segmento con la Armada. La segunda generación de la Armada llegó al continente en 2016, pero ha estado ocultándose a plena vista en las calles estadounidenses desde 2010 como la Infiniti QX56 (ahora conocida como la QX80) y a nivel internacional como la utilitaria Nissan Patrol. La Armada con especificaciones estadounidenses es una mezcolanza de las dos, ya que porta la chapa metálica de la Nissan Patrol y tanto el interior como el motor de la Infiniti, un bestial V-8 de 5.6 litros acoplado a una transmisión automática de siete velocidades. Nuestro vehículo de prueba es una Nissan Armada Platinum modelo 2018 totalmente equipada, con tracción opcional en las cuatro ruedas.

Y eso nos lleva a nuestro contendiente final. Una Gran Prueba necesita ser justo eso, así que para completar nuestro ámbito, invitamos una SUV que traspasa ingeniosamente la línea entre un crossover grande y una SUV grande. Nuestra Dodge Durango 4 R/T 2018 es ligeramente más grande que muchos crossovers medianos y un poco más pequeña que estas SUV grandes. (En realidad su distancia entre ejes es mucho más grande que la de la Tahoe, pero es alrededor de 2 pulgadas más corta en cuanto a longitud total). Como la única SUV que no tiene un chasis de carrocería sobre bastidor, nuestra Durango a prueba cuenta con el motor opcional 5.7 litros V-8 que transmite su potencia a través de una transmisión automática de ocho velocidades y un sistema de tracción en las cuatro ruedas que tomó prestado de la Jeep Grand Cherokee.

Marcha y Manejo

Con dos semanas de pruebas exhaustivas por delante, comenzamos con nuestro circuito de evaluación del mundo real, que incluye calles de ciudad, tramos de autopista de alta velocidad, caminos sinuosos y secciones de asfalto tan malas que el condado está intentando continuamente repavimentar. Básicamente es todo lo que estas SUV hubieran tenido que superar en un mes determinado en una prolija recta de 21 millas en la costa del sur de California.

Las diferencias entre las cinco SUV fueron bastante aparentes desde el inicio. La Chevrolet Tahoe se siente tan pickup como la plataforma de Silverado sobre la que anda. Aunque la Tahoe no es la única SUV aquí que anda sobre una plataforma de pickup (la Sequoia y la Expedition andan sobre plataformas basadas en las de la Tundra y la F-150, respectivamente), es la única que usa un eje sólido trasero de pickup, lo que significa que ambas ruedas comparten un eje y, por ende, cualquier impacto que sienta un neumático afecta también al otro. Al menos cambia la suspensión de ballesta de la pickup por muelles con un mejor andar.

Utilizada típicamente en las camionetas pickup porque su inherente resistencia supera la mala calidad en el andar que sufre el diseño, el hecho de que se incluya en la Tahoe probablemente se deba a una medida de ahorro en costo que afecta negativamente su andar y manejo. El diseño del eje trasero de la Tahoe hace que la SUV se sienta rígida (aunque conforme) y agitada mientras se desplaza por el camino. Los neumáticos todoterreno opcionales tampoco favorecen la dirección de la Chevy en las curvas; ofrecen una poca sensación de la dirección a cambio de una rodadura agresiva para uso en todoterreno.

Si la Tahoe está en el extremo rudo del espectro del andar, entonces la Nissan Armada está en el extremo opuesto. El andar de la Armada es bastante flexible y flota sobre la mayoría de los impactos, saltando solo en los topes repetitivos más duros. Sin embargo, la suspensión suave implica que la Armada se incline mucho en las curvas, ocasionando que la carga no asegurada salga volando cuando gira.

La SUV más feliz en las curvas hasta ahora es la Dodge Durango. El volante tiene una orientación deportiva y es directo y comunicativo; nos hace saber qué están haciendo los neumáticos delanteros justo cuando presionamos las cosas demasiado y la Dodge nos tranquiliza con un poco de delicado subviraje. El andar de la Durango también es bastante genial. Aunque se siente más rígida que la Tahoe, despacha los topes con bastante destreza. “Definitivamente la más deportiva del grupo”, dijo el editor asociado de pruebas Erick Ayapana. “No es de sorprender, dado que es la más pequeña y ágil del grupo”.

La Ford se encuentra ente la Dodge y la Chevy en el extremo rígido, y la Nissan en el extremo suave del espectro del andar y del manejo. Equipada con un paquete opcional orientado a todoterreno que cuenta con un neumáticos todoterreno, sufre de menos compromisos en el andar y el manejo que la Tahoe. “Tiene un impresionante control de la carrocería”, dijo el editor asociado Scott Evans. “Sorprendentemente hay muy poco balanceo de la carrocería para ser un vehículo tan grande, y siempre se desplaza sobre las ruedas exteriores de una manera fluida”. La Expedition se maneja bastante bien también, con una retroalimentación precisa del volante, aunque no es comunicativa.

Las SUV en este segmento han avanzado mucho en cuanto al andar y manejo; algo que todos tuvimos presente después de conducir por nuestras primeras curvas en la Toyota Sequoia. La enorme Toyota siguió adelante sin ningún cambio importante durante una década, lo que la dejó muy atrás del resto del grupo en cuanto a desarrollo automotriz. La dirección de la Sequoia requiere correcciones constantes para permanecer centrada en línea recta. En las curvas tampoco mejora la situación. “Conducir este vehículo me recuerda lo pésima que solía ser la dirección de la Toyota; está muy sobreestimulada con una sensación de regreso a la posición central sumamente vaga”, dijo el editor de noticias Alex Nishimoto. Por fortuna para la Toyota, su andar es aceptable, aunque el editor ejecutivo Mark Rechtin comentó que “tiembla mucho de un lado a otro, con un excesivo cabeceo sobre topes muy pequeños en el camino”.

Rendimiento

La fórmula de rendimiento para las SUVs en esta clase solía ser bastante simple: un enorme y perezoso V-8 acoplado con una transmisión de cuatro o cinco velocidades. ¡Cómo han cambiado las cosas!

Lo más alejado del pasado se encuentra bajo el capó de la nueva Ford Expedition. Ford abandonó su V-8 de 5.4 litros en la última etapa de la vida de la Expedition de la generación anterior a favor de un EcoBoost V-6 biturbo, y la marca del óvalo azul redobló su compromiso al acoplar la versión más reciente del EcoBoost V-6, que ahora desarrolla 375 hp y 470 libras-pie de torque con una transmisión automática de 10 velocidades. Gracias a los beneficios del nuevo tren motriz y a los ahorros en peso de sus paneles de carrocería de aluminio, la Expedition fue de las más rápidas en nuestra prueba: llegó de 0 a 60 mph en 6.2 segundos y tardó 14.8 segundos para recorrer el cuarto de milla a 91.7 mph. Nunca echará de menos un V-8 con este motor; es sensible y tiene una curva de torque grande y poderosa. La caja de cambios también es genial; realiza los cambios casi de manera imperceptible en segundo plano y siempre elije la marcha correcta.

La corpulenta Nissan Armada es solo un poco más rápida que la Expedition. Impulsada por un 5.6 litros V-8 fabricado en Tennessee, que desarrolla 390 hp y 384 libras-pie de torque además de estar acoplado a una transmisión automática de siete velocidades, la Armada empata con la Expedition en llegar de 0 a 60 mph y en el cuarto de milla, pero va un poco más rápido (94.0 mph) al pasar por la marca del cuarto de milla. Aunque a la mayoría nos pareció que la respuesta de aceleración de la Armada fue demasiado agresiva, a todos realmente nos gustó el tren motriz de la Nissan. “El motor es potente y quiere que uno lo sepa”, dijo Evans. “Además la transmisión es suave e inteligente”.

La Dodge Durango también se desempeña de manera excelente. Su 5.7 litros V-8 desarrolla 360 hp y 390 libras-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades con cambios rápidos. Se desplaza de 0 a 60 mph en 6.5 segundos y recorre el cuarto de milla solo un poco detrás de la Nissan y la Ford, en 14.9 segundos a 93.0 mph. “Definitivamente es la más deportiva del grupo”, dijo Ayapana. Nishimoto coincidió: “El motor tira duro y suena genial. Se vuelve realmente gutural al exprimirle la potencia, pero se modera al conducirlo de manera normal”.

Para un vehículo que esencialmente tiene 10 años de antigüedad, el tren motriz de la Toyota Sequoia es bastante bueno. Su 5.7 litros que desarrolla 381 hp y 401 libras-pie hace que la Toyota se desplace con fluidez, aunque es un poco lenta, pero si pisa el acelerador un poco para hacer que la transmisión automática de seis velocidades realice un cambio descendente, agarra velocidad. “Suena bien y tiene un avance firme, pero al acelerar se puede sentir como el tren motriz hace vibrar el volante”, dijo Ayapana. Rechtin agregó: “El motor produce suficiente potencia, pero los cambios tardan infinitamente. Se siente vieja”. A pesar de su edad, la Toyota puede correr con las nuevas participantes; en la pista acelera de 0 a 60 mph en 6.8 segundos y recorre el cuarto de milla en 15.2 segundos a 91.6 mph.

Para cerrar la lista tenemos a la Chevrolet Tahoe. Parte de la culpa puede achacarse a los neumáticos todoterreno de la Midnight Edition, pero el tren motriz de la Chevy es igual de responsable. El 5.3 litros V-8 desarrolla 355 hp y 383 libras-pie de torque, la menor cantidad de caballos de fuerza y torque en este grupo de competidores, y a pesar de ser la segunda SUV más ligera aquí, su relación peso-potencia sigue siendo la peor del grupo. No es culpa del motor; al acelerar, la transmisión de seis velocidades trata los cambios del 2 al 5 igual que como Trump trata a su hija Tiffany: los evita tanto como sea posible. Esto genera resultados poco impresionantes: de 0 a 60 mph tarda 7.9 segundos y recorre el cuarto de milla en 16.2 segundos a 87.9 mph.

Y puesto que aproximadamente la mitad de los compradores en este segmento usan un remolque al menos una vez al año, pensamos también que era importante evaluar su desempeño a la hora de remolcar y transportar carga. Pedimos prestado un remolque con dos cuatrimotos de Honda Pioneer de dos plazas (con un peso total de 4,700 libras), para ver cómo lidiaba cada modelo con esta carga. Quizás no sea sorpresa que la Expedition, que cuenta con la más alta capacidad de remolque (9,200 libras), haya sido nuestro vehículo de transporte favorito. Alcanzó velocidades de carretera más rápido que cualquier otra SUV y fue la más sensible a la hora de rebasar. “Tiene toneladas de potencia de tracción en las pendientes, y el tren motriz hace un buen trabajo de frenado de motor en los descensos”, dijo Ayapana. La Armada estuvo muy cerca en segundo lugar en nuestras pruebas de remolque.

Aunque la mayoría de los compradores nunca llevarán estas SUV por caminos todoterreno, su habilidad de sortear un circuito todoterreno ligero (además de un enorme charco de lodo) se correlaciona directamente con lo bien que pueden maniobrar por la nieve, los senderos de parques nacionales, caminos de terracería y cualquier otro obstáculo imprevisto. La Expedition y la Tahoe, ambas con paquetes y neumáticos todoterreno, apenas parpadearon en nuestras pruebas. La Durango también fue asombrosamente capaz, siempre y cuando no le moleste su distancia al suelo y su parachoque frontal de baja altura. Por otra parte, la Nissan y la Toyota fueron decepcionantes. Mientras que las tres estadounidenses lucharon y avanzaron lentamente por todo lo que les pusimos adelante, las dos SUV japonesas batallaron mucho, requiriendo que activáramos 4-Low en varios lugares. Sospechamos que la mayor parte de la culpa se debe a los pésimos neumáticos de calle, pero hay que considerar que la Durango tuvo un buen desempeño.

Eficiencia

Es fácil descartar el ahorro de combustible como algo irrelevante en este segmento, pero dado que los precios de la gasolina en California regresaron a más de tres dólares por galón y con un tamaño de tanque de combustible promedio de 25.26 galones en este grupo, será costoso cargar combustible con frecuencia. Según el orden de sus puntuaciones de ahorro de combustible combinadas de la EPA, la Ford Expedition con su clasificación de 17/22/19 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado es la más eficiente, seguida por la Chevy Tahoe y la Dodge Durango, con la Armada y la Sequoia cerrando la lista. Nunca satisfechos con lo que el jefe nos dice, nuestro equipo de Emission Analytics conectó su equipo de prueba para ver qué tan eficientes son realmente las SUVs, usando nuestra puntuación Real MPG. Resulta que el gobierno federal tenía razón, en gran parte. El segundo, cuarto y quinto lugar no cambian, pero la Ford y la Dodge intercambian lugares. La puntuación Real MPG de 16.0/25.1/19.1 de la Durango fue la mejor de la prueba y la Expedition turbocargada cayó al tercer lugar con 14.6/22.3/17.2, según los datos de Real MPG.

Cabina

Si tenemos en cuenta que estas SUV son consideradas “cruceros de viajes por carretera” y si además pensamos en su trabajo de transporte diario, la comodidad de los pasajeros tiene que ser una de las principales consideraciones en nuestra prueba. El promedio de viaje en Estados Unidos es de 25.4 minutos, de acuerdo con la Oficina del Censo, y cada fila de asientos debe estar en uso, así que pusimos especial atención a las cabinas de cada SUV.

Parece haber una diferencia en la forma de abordar la cabina de cada fabricante. Si desea una verdadera experiencia de lujo, aparentemente no tiene que buscar más allá de la Nissan Armada. Con nuestro vehículo de prueba Platinum con sus pomposos asientos color naranja quemado y los paneles de las puertas tapizados en piel, la Armada causa una excelente primera impresión. Los asientos son cómodos y las primeras dos filas son espaciosas. Pero a partir de aquí las cosas se desmoronan. “Es el interior más lujoso, incluso aunque sea de una Infiniti de última generación”, dijo Evans. “La mayoría de la gente no sabe eso, pero notará la pequeña pantalla blanco y negro en el panel de instrumentos, la atestada consola central llena de botones y la pequeña pantalla de infotenimiento con gráficos obsoletos”. El sistema de infotenimiento no es lo único que nos deja desconcertados; la tercera fila de la Armada es por mucho la más pequeña del grupo. Cualquiera que sea más grande que un niño pequeño quedará con la cabeza contra el techo, con el reposacabezas incomodando su columna y las rodillas contra el pecho.

La Tahoe hace compañía a la Armada cuando se trata del escaso espacio y lo incómodo de la tercera fila (aunque la de la Chevy es un poco más humana), pero por lo demás es un diseño bien ejecutado. “El interior de la Tahoe es mi parte favorita”, dijo Nishimoto. “Se ve moderno y los materiales se sienten agradables para su clase. Hay muchos puertos USB por toda la cabina y pequeñas áreas de almacenamiento”. La Chevy también cuenta con un eficiente sistema de infotenimiento compatible con Apple CarPlay y una zona de acceso a Wi-Fi para mantener a todos ocupados en los viajes por carretera.

La Dodge Durango es la SUV más pequeña del grupo, pero esto no necesariamente se nota en el interior. Debido a la impresionante magia en cuanto a la ejecución del diseño, las tres filas y las áreas de carga de la Durango ofrecen un espacio de mediana capacidad en comparación con las otras competidoras, al tiempo que cuenta con dimensiones adecuadas para la ciudad. La segunda fila es un poco más pequeña que el resto del grupo, pero se siente bastante espaciosa e incluye todas las características de confort que uno podría esperar. El acceso a la tercera fila es bastante sencillo y puede alojar adultos sin problema. Nos gustó también el sistema de infotenimiento compatible con CarPlay de la Dodge, el cual ofrece más características que el resto de las competidoras. Sin embargo, aún le faltan cosas por mejorar. El paquete de entretenimiento opcional para el asiento trasero incluye un reproductor Blu-ray en la consola central frontal, que elimina toda la capacidad de almacenamiento que solía tener, y la tercera fila es solo una de dos aquí sin ninguna toma USB para cargar dispositivos.

Dodge hizo un impresionante trabajo al mantener la frescura de la Durango (que hizo su debut en 2010) en su interior, pero Toyota no ha hecho lo mismo. Entrar a la Sequoia es como meterse a una máquina del tiempo. Tiene asientos aterciopelados como los de un Camry 2005, el sistema de infotenimiento agregado requiere que la cabina esté despejada para alcanzar sus controles y solo hay un puerto USB. Aunque “carece de muchas características”, de acuerdo con Nishimoto, los fundamentos son correctos. La cabina es realmente enorme, con mucho espacio en las tres filas. “En la tercera fila caben hombres adultos”, dijo Rechtin. “El problema es que no hay puertos USB ni algo para que los niños (o los hombres) se entretengan, a menos que quieran jugar al ‘Slug Bug'”.

La Ford Expedition parece beneficiarse mucho por ser la SUV más reciente del grupo; es la única que mezcla eficientemente la comodidad de los pasajeros con la funcionalidad del interior. La cabina inspirada en la F-150 cuenta con enormes cubículos de almacenamiento, muchos portavasos y suficiente espacio para adultos y su carga en las tres filas. La segunda y tercera filas se inclinan hacia atrás y se reclinan. La Ford recibió elogios por lo fácil que es acceder a la tercera fila; la segunda fila se desliza hacia delante y se quita del paso con un ligero toque. Al ser esta una SUV del sigo XXI, cada fila de asientos cuenta con muchas tomas de alimentación eléctrica, puertos USB y cubículos de almacenamiento, y los pasajeros de la segunda fila tienen también la habilidad de controlar las funciones de infotenimiento desde la parte trasera de la consola central. Y sí, cuenta con integración para CarPlay.

Seguridad

Hay dos formas de ver la seguridad en este segmento: las puntuaciones de la prueba de colisión y la tecnología de seguridad activa. En cuanto a la primera opción, tenemos un conjunto incompleto de datos debido a que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) y el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS) no han evaluado todavía tres quintas partes de nuestro grupo de competidoras. La NHTSA evaluó a la Tahoe, que obtuvo cuatro estrellas de cinco en total, y la Durango se clasificó con cuatro estrellas por parte de la NHTSA y una puntuación de “Bueno”, la clasificación más alta posible, en la mayoría de las pruebas del IIHS.

En cuanto a la seguridad activa, cada vehículo cuenta con algún tipo de medida tecnológica diseñada para que usted sea un conductor más seguro, como la advertencia de punto ciego o las cámaras de visión trasera. Aparte de la Ford, cuyo único conjunto de tecnología de seguridad complementaria se limitó a monitores de punto ciego y una cámara de reversa en nuestra Expedition XLT de nivel base (hay alerta de colisión delantera, control de velocidad crucero adaptativo y asistente de mantenimiento de carril en modelos con especificaciones más altas), la mayoría de los otros sistemas funcionaron sin tener que pensar dos veces en ellos; un paracaidista no querría pensar dos veces en su paracaídas, ¿o sí? Las dos quejas menores que tuvimos fueron con la Armada y la Sequoia. La Nissan, que cuenta con la tecnología de seguridad más exhaustiva, redujo frecuentemente su velocidad en el tráfico pesado, gracias a su software de control de distancia inteligente (Intelligent Distance Control). Pero una vez que el tráfico se despejaba, el sistema de crucero inteligente de la Armada se mostraba terriblemente lento para hacer que la Nissan volviera a recuperar velocidad. Lo podríamos haber apagado, pero es muy difícil navegar por el panel de instrumentos digital de la Nissan al conducir con tráfico. En cuanto a la Toyota, bueno, su software de asistente de mantenimiento de carril no parece hacer nada más que emitir pitidos inconscientemente para el conductor, lo que nos instó a apagarlo. Un sistema de seguridad apagado no hace ningún bien a nadie.

Valor

El valor es un tema delicado. Para algunos todo trata sobre el precio. Para otros es acerca de las características o del espacio. Es difícil ignorar la propuesta de valor de nuestras dos participantes más económicas, la Toyota Sequoia TRD Sport de $55,535 y la Dodge Durango R/T de $56,555. La primera ofrece el mayor espacio interior por su precio, aunque obtiene muy pocas cosas adicionales por esa cantidad de dinero. La segunda ofrece un espacio interior razonablemente amplio, más cuero, control de velocidad crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, un sistema de audio de primera calidad y compatibilidad tanto con Apple CarPlay como con Android Auto.

Aunque es más costosa que la Dodge y la Toyota, encontramos que la Ford Expedition XLT de $64,220 dólares ofrecía el mejor equilibrio entre espacio interior y características de confort.

Costo de propiedad

Hay muchas formas distintas de ver el costo de propiedad, por lo que le recomiendo ampliamente revisar nuestro diagrama de opciones inteligentes para un desglose del costo total de propiedad. Si nos enfocamos únicamente en cuánto costará cada vehículo en cuanto a operación y mantenimiento durante cinco años, la Tahoe sale adelante con $25,396 dólares por 60 meses, y la Expedition le sigue de cerca con $25,636 dólares. La Toyota y la Dodge apenas si quedan detrás de la Chevy y la Ford, pero la Nissan cierra cómodamente la lista con sus elevados costos de seguro, combustible y reparaciones, con un costo de $31,849 dólares para sus propietarios durante el mismo periodo de uso.

Chevrolet Tahoe (LT 4WD) Z71 2018 Dodge Durango 4 R/T 2018 Ford Expedition XLT FX4 2018 Nissan Armada Platinum 4WD 2018 Toyota Sequoia TRD Sport (4WD) 2018
PROMEDIO DE IMPUESTOS ESTATALES $678 $554 $661 $584 $609
DEPRECIACIÓN $32,309 (47%) $26,425 ($46%) $35,299 (52%) $35,959 (54%) $27,518 (47%)
FINANCIAMIENTO $6,926 $5,833 $6,899 $6,773 $5,858
SEGURO $6,343 $7,821 $7,041 $10,011 $6,714
COMBUSTIBLE $8,205 $9,792 $7,974 $10,062 $10,369
MANTENIMIENTO $2,453 $3,105 $2,271 $3,715 $2,791
REPARACIONES $788 $873 $790 $704 $806
COSTO DE PROPIEDAD POR 5 AÑOS $25,393 $27,978 $25,636 $31,848 $27,147
INTELLICHOICE PRECIO DE COMPRA $68,520 $57,712 $68,250 $66,989 $57,952
PRECIOS EN DÓLARES

Conclusión

Finalmente, a la hora de decidir cuál SUV ofrecía un mejor equilibrio entre rendimiento en general y comportamiento en carretera con la ejecución del diseño, el ahorro de combustible y el valor ofrecido, nuestras clasificaciones individuales fueron casi idénticas.

El último lugar es para la Toyota Sequoia. A todos nos gustó lo espacioso de su cabina, pero solo eso. Todo en la Toyota se siente obsoleto, desde su comportamiento en carretera hasta su diseño interior y sus opciones de materiales. Es la camioneta más económica del grupo, pero obtendrá más por su dinero con el resto de las camionetas.

La Chevrolet y la Nissan intercambiaron golpes por el tercer y cuarto lugar, pero en última instancia la Tahoe logró llevarse el bronce. La mayoría de nosotros preferimos el tren motriz, el andar y la capacidad de remolque de la Armada en vez de la Tahoe, pero la tercera fila un poco más utilizable, un mejor sistema de infotenimiento y su impresionante rendimiento todoterreno (sin mencionar su mayor ahorro de combustible relativo y su menor costo de propiedad) le dan la ventaja. “Como en el golf, no se trata de los buenos tiros que haga uno”, dijo Rechtin. “Los malos son los que importan. Y los tiros malos de la Tahoe no son tan malos como los de la Armada”.

Como dijo Evans, nuestro segundo lugar pega muy por encima de su peso. (¿Por qué todas esas analogías deportivas?) A pesar de ser el vehículo más pequeño aquí, la Dodge Durango sigue haciendo todo casi tan bien como nuestro primer lugar a un precio ganga. La Durango se siente deportiva y lujosa, es eficiente y segura, pero su cabina un poco más pequeña y sus mayores costos de operación hacen que se pierda el primer lugar.

La Ford Expedition lo puede todo. Hará cualquier cosa que su propietario pudiera pedirle sin siquiera sudar. Equilibra de forma experta la facilidad de conducción en ciudad y carretera con la capacidad todoterreno y una capacidad de remolque líder en su segmento. Tiene más espacio interior que un apartamento/estudio en Nueva York, cuenta con un moderno sistema de infotenimiento y es una de las SUV más eficientes y económicas del grupo. Ya sea para trabajar o jugar, la Ford Expedition revolucionó el segmento, y es nuestra elección unánime para ganar esta Gran Prueba.

5to: Toyota Sequoia TRD Sport 4WD Diez años y se nota cada uno de ellos. Es grande y económica. Si es todo lo que necesita, estará bien. Pero no se le ocurra buscar algo más.

4to: Nissan Armada Platinum 4WD A pesar de su cómodo andar y de su ágil tren motriz, su inútil tercera fila, sus controles electrónicos molestamente complejos y su alto costo de propiedad la dejan fuera del podio.

3ero: Chevrolet Tahoe LT 4WD Z71 La más vendida sale adelante, gracias a su tercera fila un poco más utilizable, un mejor ahorro de combustible, su rendimiento más sólido en todoterreno (gracias a los neumáticos) y su moderno sistema de infotenimiento.

2do: Dodge Durango R/T La Durango está entrada en años, pero Dodge ha logrado mantenerla actualizada. Carece un poco de espacio interior, pero obtiene una excelente experiencia de conducción, materiales agradables y un precio más económico.

1ero: Ford Expedition XLT FX4 4×4 Espaciosa, inteligente, cómoda, rápida y eficiente, la Expedition hace todo bien. En caminos pavimentados, en todoterreno, para remolcar, y todo lo demás: es la mejor en su clase.