Primera Prueba Pruebas

Ford Expedition 2018: Primera Prueba

Nueva SUV que va a más lugares

Nueva SUV que va a más lugares

El mundo automotriz está en constante evolución. Se están desarrollando continuamente nuevas tecnologías y se lanzan modelos nuevos o actualizados con frecuencia. Pero no todos los segmentos se mueven al mismo ritmo vertiginoso como el resto de la industria. La clase de SUV grandes, por ejemplo, cambia a un ritmo mucho más lento. Antes del modelo 2018, la Ford Expedition había pasado por pocas actualizaciones desde que se presentó la segunda generación en 2003. Ahora, después de 15 años, finalmente hay una Expedition totalmente renovada y con ella, la clase avanza de manera considerable.

Al igual que su pariente, la pickup F-150, la Ford Expedition 2018 cuenta con una nueva carrocería fabricada casi exclusivamente de aluminio, con lo cual reduce su peso hasta en 300 libras. Justo como antes, la Expedition viene en dos longitudes de distancia entre ejes, una versión regular y una Max que se alarga por casi un pie. Nosotros probamos un modelo de Expedition XLT 4×4 2018 con distancia entre ejes estándar, que ya es de antemano bastante grande con 210 pulgadas de longitud.

Nuestra SUV venía equipada con el paquete FX4 todoterreno de $1,650 y el grupo de equipamiento Rapid Spec 202A de $5,605, que incluye el sistema de infotenimiento Sync 3, monitoreo de punto ciego con alerta de cruce de tráfico y monitoreo de remolque, acceso sin llave, asientos delanteros con calefacción y volante con calefacción. Otras opciones eran el sistema de navegación de $740 y el paquete de carga de $285, que aumentaron el precio del vehículo que probamos a $64,220. Definitivamente es mucho efectivo, pero también es mucho auto.

La nueva Expedition comparte la mayoría de su estructura base con la F-150, pero las similitudes no se detienen ahí. En el interior observará que el diseño del tablero y la cabina se asemeja mucho al de la pickup, con las ventilas del HVAC grandes y cuadradas, un robusto volante y una pantalla TFT en el panel de instrumentos con menús intuitivos. La Expedition también toma la guantera de doble compartimiento en niveles de la Super Duty. Es útil para almacenar cosas pequeñas, pero no puedo dejar de pensar en que una guantera grande sería más útil la mayor parte del tiempo. Nuestro auto venía equipado con el sistema de infotenimiento Sync 3 de Ford, que cuenta con una pantalla capacitiva grande con capacidad de arrastre. Es fácil usar y navegar por la interfaz, y el sistema es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto.

Los asientos delanteros son cómodos y ambos ocupantes tendrán mucho espacio para descansar los brazos gracias a la enorme tapa de almacenamiento de la consola central acolchada. Una gran diferencia entre la Expedition y las camionetas es que la SUV cuenta con una perilla giratoria en vez de un selector tradicional de cambios en la consola central o palanca de cambios en la columna. El dial funciona bien en la mayoría de las situaciones y solo hay que acostumbrarse, pero tuve que ver hacia abajo para darme cuenta de lo que estaba haciendo al realizar una vuelta de tres puntos.

La parte frontal de la cabina es un lugar cómodo, pero la gente compra estas enormes cosas por el espacio detrás de los asientos delanteros. Los de Ford fueron más que generosos al tratarse del espacio para las piernas de la segunda fila. “Sorprendente espacio en la segunda fila” dijo el editor ejecutivo Mark Rechtin durante una reciente prueba de comparación entre la Expedition, la Toyota Sequoia, la Dodge Durango, la Nissan Armada y la Chevrolet Tahoe. “El interior de esta cosa es gigantesco”. El editor de crónicas Christian Seabaugh dijo que tiene la “segunda mejor fila del grupo por mucho. No solo se inclina hacia atrás, sino que se reclina de manera apropiada. Realmente es súper cómoda. Mucho espacio para las piernas, cabeza y rodillas”.

La tercera fila es igual de impresionante; ofrece un espacio más que habitable para adultos. Deslizar la segunda fila hacia delante para acceder a los últimos asientos de atrás es un proceso simple e intuitivo, y salirse es fácil también. Una vez que esté ahí atrás, no se sentirá como si estuviera en una caja de castigo como en otras SUV. “La tercera fila es para adultos reales”, dijo el editor asociado Scott Evans. “Tengo espacio aquí atrás y los asientos no son incómodos”. Tus piernas descansan a un ángulo casi de 90 grados en vez de estar en tu pecho, como ocurre en el asiento trasero de una Tahoe. La falta de un eje de tracción trasero en la Expedition probablemente tenga algo que ver con eso. El espacio para las piernas es razonable para una banca de tercera fila, pero los pasajeros más altos podrían encontrarlo estrecho. No obstante, los viajes largos se hacen más tolerables al reclinar los respaldos de los asientos, hay puertos USB en ambos lados, mucho espacio de almacenamiento y control de clima automático trasero. Si necesita espacio para sus cosas y no para personas, la Expedition ofrece la enorme cantidad de 104.6 pies cúbicos con ambas filas totalmente abatidas.

Todo eso es importante, pero ¿cómo se conduce la nueva Expedition? Para ser una SUV voluminosa, bastante bien. El andar en la autopista es fluido y silencioso, lo que la convierte en un crucero muy cómodo. La sensación de la dirección es precisa en su mayor parte, con una buena sensación de regreso a la posición central. Sin embargo, tuve que hacer correcciones frecuentes para permanecer en el carril en las curvas suaves. El asistente de mantenimiento de carril disponible de Ford, que funciona muy bien en la F-150 similar, podría ayudar con eso.

El único motor disponible en la Expedition es el EcoBoost V-6 biturbo de 3.5 litros, que se siente más que adecuado en esta aplicación. La potencia entra casi de inmediato y sigue produciendo grandes cantidades de torque durante todo el rango de revoluciones. El EcoBoost 3.5 de segunda generación desarrolla 375 hp a 5,000 rpm y 470 libras-pie de torque a 3,500 rpm: un incremento de 10 hp y 50 libras-pie en comparación con la Expedition anterior equipada con un EcoBoost de primera generación. La respuesta de aceleración es ágil y la transmisión de 10 velocidades desarrollada en conjunto por Ford y GM es rápida a la hora de realizar varios cambios descendentes cuando uno presiona el pedal derecho. Esa transmisión tiene la tendencia de querer realizar cambios ascendentes hacia una marcha más alta lo antes posible, incluso al ir colina arriba. Fue raro subir por una pendiente en sexta, pero nunca se sintió que el motor marchara a régimen reducido. La función de paro/arranque del motor se incluye de serie y es sorprendentemente fluido al reiniciar.

En la prueba, la Expedition alcanzó 60 mph estando detenida completamente en 6.2 segundos. Nada mal para un vehículo que pesa más de 5,700 libras. Recorrió el cuarto de milla en 14.8 segundos a 91.7 mph, y la SUV requirió 129 pies para detenerse por completo desde 60 mph. La Nissan Armada 2018 impulsada por un V-8 de 390 caballos tuvo la misma aceleración pero se detuvo 6 pies antes. La Nissan también superó a la Expedition en cuanto al tono del motor. El V-6 reforzado no suena mal, pero no cantará con el acelerador a fondo como sus competidoras de ocho cilindros. Por el lado positivo, es muy silenciosa al viajar a velocidades de crucero. Otro beneficio de tener el V-6 es la eficiencia. La EPA estima que la Expedition 2018 logra 17/22 mpg en ciudad/carretera, aunque nuestras pruebas Real mpg indican 14.6/22.3 mpg, lo cual sigue estando bien para su clase.

Aunque perdió ante la Nissan, la Expedition superó a la Durango, la Sequoia y la Tahoe en cuanto a aceleración. Y a pesar de que fue una de las más rápidas del grupo, la única SUV grande a la que superó en el frenado fue la Tahoe, que requirió la anómala cantidad de 137 pies para detenerse.

La gente no compra estos vehículos por su manejo, pero de todas formas probamos eso aquí en Motor Trend. La Expedition tardó 27.6 segundos en completar nuestro circuito de figura en ocho, lo que la colocó en una clasificación intermedia en el grupo. Pero detrás del volante, la Expedition se siente más a gusto en un camino con curvas de lo que uno podría esperar. “Impresionante control de la carrocería”, dijo Evans. “Un balanceo de la carrocería sorprendentemente mínimo para un vehículo tan grande”.

A pesar de los resultados mixtos en la pista, el rendimiento todoterreno subjetivo de la Expedition fue indiscutible. Después de conducir las cinco SUV en el parque recreativo vehicular Hungry Valley State, los editores acordaron que la Ford era la mejor opción si uno planea aventurarse fuera del camino pavimentado. “La Ford dejó al resto de las camionetas atrás en el parque todoterreno, danzando por el camino como si todo estuviera pavimentado”, dijo Evans. “Ninguno de los otros vehículos pudo acercársele” —coincidió Rechtin. Y agregó que era “por mucho el mejor vehículo todoterreno; trepó sin problemas por el obstáculo de la colina resbalosa y empinada”.

No tuve la oportunidad de remolcar con la Expedition, pero quienes lo hicieron reportaron que fue un algo prácticamente sin esfuerzo. Nuestro remolque pesaba 4,700 libras, muy por debajo de la capacidad de remolque máxima de 9,200 libras de la Expedition 4×4, y los editores dijeron que apenas si se notó. La excelente visibilidad y la cámara de reversa de la Expedition facilitaron el proceso de enganchar el remolque. Nuestro vehículo de prueba no incluía el paquete Heavy Duty Trailer Tow de $1,570, por lo que no tenía un controlador de freno del remolque. Aunque eso hubiera ayudado a ajustar los frenos del remolque, la Expedition se detuvo muy bien sin él en un viaje de 93 millas a Lebec, California. El editor de pruebas de manejo Erick Ayapana dijo que el tren motriz hace un buen trabajo de frenado de motor al bajar por una colina, y la transmisión encuentra y mantiene la marcha apropiada al ir colina arriba. Con el remolque enganchado, la Expedition necesitó 12.2 segundos para alcanzar 60 mph y 18.7 segundos para completar el cuarto de milla; de nuevo, casi iguala a la Armada impulsada por un V-8.

La combinación de rendimiento (tanto en caminos pavimentados como en todoterreno), comodidad, utilidad y tecnología de la Ford Expedition 2018 la convierten en la nueva referencia de la clase de SUV grandes. No marca un gran salto para las SUV grandes, pero dado que el segmento ha estado estancado por tanto tiempo, la competencia tiene que trabajar para ponerse al día.