Auto Shows Detroit

Ford Edge y Ford Edge ST 2019: Primer Vistazo

Nuevo aspecto y nueva versión para la SUV de tamaño mediano

Nuevo aspecto y nueva versión para la SUV de tamaño mediano

Tal vez faltaba solo tiempo, pero Ford ha creado su primera SUV de rendimiento – la Edge ST 2019 – que saldrá a la venta este verano con un motor V-6 doble turbo y un nuevo aspecto compartido con el resto de la renovada línea Edge.

Agregar la primera variante ST a la alineación de las SUVs nos dice, una vez más, que Ford es una compañía de camionetas y crossovers, algo que continúa recalcando con cada vehículo nuevo que lanza.

La F-Series es su principal vehículo y la gama se está expandiendo con la F-150 diésel que llega este verano y la tan esperada camioneta de tamaño mediano, la Ford Ranger.

Las SUVs son igual de importantes. Ford vendió casi 800,000 SUVs el año pasado y no tiene intención de bajar el paso. La pequeña EcoSport es el modelo más nuevo para Ford en los Estados Unidos, actualmente se trabaja en una nueva Explorer, así como un modelo de Lincoln, al igual que la nueva Lincoln Nautilus que reemplaza a la MKX. El primer vehículo eléctrico de Ford también será una SUV.

A medida que crece el lado de las camionetas y crossovers, el fabricante continúa reduciendo su alineación de sedanes. El Fiesta ya no está disponible en Norte América; China cuenta con un nuevo Taurus, pero Estados Unidos ya no lo vende; el nuevo Focus llegará de China y los planes futuros del Fusion no están claros, ya que China recibirá un rediseño en 2020 pero no en América del Norte.

El nuevo CEO de Ford, Jim Hackett, señaló que está reubicando $7 mil millones de dólares en capital de sedanes a SUVs y camionetas. Una parte de esta inversión se ha ido a la Ford Edge, que recibió una actualización importante para el año modelo 2019.

La Edge, que se presentó en 2006, fue el primer crossover de la marca en contar con una carrocería monocasco. También fue el primer modelo en agregar la versión Sport en 2009 y de tener el sistema de infotenimiento MyFord Touch en 2011, que hubiera sido un honor más grande si el sistema y la pantalla táctil no hubieran tenido tantos problemas, algo que les generó problemas de calidad y que la marca pasó años resolviendo.

Pero eso no le quita el hecho de que Ford ve la Edge, con dos millones de ventas globales hasta ahora, como una plataforma para probar algunas cosas. Especialmente si el segmento ha crecido 50 por ciento desde que llegó la Edge y se proyecta que crezca 9 por ciento más este año, para vender 2.4 millones de unidades, dijo Michael O’Brien, vicepresidente senior de marketing de SUVs de Ford.

Así que cuando comenzaron a trabajar en la actualización de la Edge hace casi dos años y medio, los planes crecieron para incluir una versión que tuviera la insignia ST. El equipo de Ford Performance agregó más caballos de fuerza al motor 2.7 litros EcoBoost V-6, que ahora produce 335 hp y 380 libras-pie de torque con tracción integral de serie. Los números de ahorro de combustible todavía no han sido publicados, pero la Edge Sport 2017 equipada con este motor entregaba 17/24 mpg en ciudad/carretera.

El resto de la alineación de la Edge está equipada con el motor 2.0 litros EcoBoost de cuatro cilindros. El motor turbo de inyección directa entrega 250 hp y 275 libras-pie de torque.

La Edge será el primer modelo de Ford en utilizar su nueva transmisión automática de ocho velocidades con start/stop que fue desarrollada en casa. Ford desarrolló junto con General Motors la transmisión de seis velocidades y las dos marcas se unieron para producir una de nueve y una de 10 velocidades que poco a poco están llegando al mercado. Una nueva característica para la familia Edge es el uso de una perilla para la palanca de cambios, liberando un poco más de espacio en la consola central. Cuando las puertas del vehículo están abiertas, automáticamente se pone en Park.

Las paletas de cambio que se encuentran en la versión ST son completamente manuales. El botón para el modo Sport se encuentra en el centro de la perilla de cambios y cambia la respuesta del acelerador, y cambios de la transmisión para estar más cerca de la línea roja, además de evitar hacer cambios hacia arriba durante una curva. El escape suena más fuerte; el freno del motor es más duro.

Puede apagar el control de estabilidad o entrar en “modo relajado” para derrapar. Pero el control de estabilidad antivuelcos siempre está activo.

Para obtener la insignia ST, la suspensión deportiva fue ajustada para tener más amortiguación, y los frenos son más largos, especialmente si opta por el paquete de calipers rojos con rotores ventilados de 345 milímetros. Además de las ruedas de 20 pulgadas, hay ruedas opcionales de 21 pulgadas en un terminado negro. Ford ofrecerá unos neumáticos de performance porque los ingenieros de Ford esperan que algunos dueños llevarán a esta ST a la pista.

La lógica detrás de la Edge ST es que la gente continúa saliendo de los sedanes para llegar a los vehículos utilitarios, pero no hay muchos que estén saliendo de los autos de performance, lo que sugiere que hay quienes no quieren dejar de manejar autos deportivos. Por eso hace sentido tener una SUV de alto performance. “La gente quiere una SUV pero quiere manejar de forma agresiva”, dijo el gerente de ingenieros para este vehículo, Jonathan Crocker.

Actualmente cerca del 10 por ciento de las ventas de la Edge son el modelo Sport – una versión que dejará de existir con la llegada de la ST. Los ejecutivos piensan que la ST debería de capturar igual o más ventas que en la actualidad.

El diseñador Steve Gilmore, quien también trabajó en la Edge 2015, quería que esta actualización fuera más confidente y agresiva. Comienza con una parrilla más grande – más ancha y más alta – con un capó que se movía hacia adelante y que moviera los faros hacia los lados para tener un aspecto más ancho. Las luces antiniebla de LED fueron diseñadas para trabajar con los faros y crear una imagen de “C”.

Para 2019 hay nuevos colores por dentro y por fuera: cuatro exteriores y tres nuevos interiores. También hay cuatro diseños para los rines, incluyendo los de 19 pulgadas de aluminio que se encuentran en la versión Titanium.

La ST cuenta con un color exclusivo “Ford Performance blue” que se extiende a las partes bajas de la defensa, en donde la Edge regular tiene terminados de cromo. La versión ST cuenta con parrillas en color negro y no cuenta con los terminados en cromo en la parte trasera que sí tienen los modelos regulares y agrega doble tubos de escape que tienen una forma única.

Por dentro encontramos estribos con el logotipo “Ford Performance”, la insignia ST en el volante de cuero y los asientos de cuero en color negro con más acolchado para la ST.

En la pate de la seguridad, hay mucho equipamiento de serie a través de las versiones SE, SEL, Titanium y ST, incluyendo asistente de arranque en pendientes, detección de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, luces altas automáticas, asistente de mantenimiento de carril y alerta de choque con soporte de frenado. El asistente de estacionamiento es una opción.

Un nuevo sistema de frenado post-colisión ayuda a evitar que el vehículo continúe moviéndose después de un accidente. El asistente evasivo de la dirección ayuda a que el conductor aplique la cantidad correcta de giro para evitar un accidente – algo nuevo para una SUV que no es de lujo – señaló el gerente de tecnología de Ford, Scott Lindstrom. También estará en la Lincoln Nautilus. La Edge también obtiene control crucero adaptivo con stop and go y asistente de mantenimiento de carril.

Para 2019 la familia Edge cuenta con Wi-Fi que permite conectar hasta 10 dispositivos.

Con la aplicación FordPass Connect, podrá ubicar el vehículo, arrancarlo de forma remota y quitar o poner los seguros desde su teléfono inteligente. El software del vehículo también cuenta con Amazon Alexa. La Edge también cuenta con un sistema de audio de 12 altavoces de B&O Play de Harman que fue hecho específicamente para la Edge. Los modelos Titanium cuentan con cargador inalámbrico y arranque remoto.

La Edge se construye en la planta Oakville Assembly, ubicada en Ontario, Canadá.