Pruebas

A Fondo con la Nissan Armada 2018

Más que un transporte cómodo

Más que un transporte cómodo

“Esta quizás es la mejor SUV de Nissan”, le dije a mi roomate, cuando conduje durante una semana la Nissan Armada 2018. Aunque la había manejado durante su lanzamiento en el verano de 2016, la Armada había sorprendido por mantener esa fórmula de carrocería sobre bastidor, acompañada de un gran diseño y detalles de lujo en el interior que seguramente deleitan a muchas señoras que conducen a diario esta SUV.

Aunque en California no se ven mucho, en Texas, donde vive una parte de mi familia, se ven casi en cada esquina. La Nissan Armada es como un estereotipo de señoras ricas que pueden conducir una gran SUV para transportar a dos de sus hijos, llevarlos a la práctica de futbol e ir a grandes destinos el fin de semana con la familia completa. Pero es mucho más que eso. Con un motor 5.6 litros V-8 que produce 390 caballos de fuerza y 394 libras-pie de torque asociado a una transmisión automática de siete velocidades, la Armada se mueve fácilmente por las calles de la ciudad. En la carretera su desempeño es todavía mejor, mostrando una gran potencia para incorporarse a los carriles centrales y dotando a los pasajeros de una cabina muy callada, manteniendo todos los ruidos fuera de ella.

Y es adentro de la cabina donde vemos grandes detalles de lujo. Para empezar, la mayoría de los paneles centrales se encuentran cubiertos de madera, entregando una gran sensación de que este se trata de un modelo refinado. La versión que tuve a prueba fue la Platinum 4WD, la más equipada en la alineación de la Armada. Además de la madera, encontramos tapizados de cuero en los asientos, palanca de cambios, paneles de las puertas y tablero. Entre las características de conveniencia encontramos asientos con calefacción y aire acondicionado, aire acondicionado de tres zonas, un sistema de sonido Bose de 13 altavoces, cinco puertos USB, una pantalla táctil de ocho pulgadas con el sistema de infotenimiento NissanConnect , así como un par de pantallas ubicadas detrás de cada reposacabezas que sirven como el sistema de entretenimiento para los pasajeros traseros. Los niños que viajen en la parte trasera podrán conectar algún dispositivo como su PlayStation a la pantalla y disfrutarán de un techo panorámico que sin duda mejora la situación en los viajes largos en carretera. Algo que realmente extrañamos pero que esperamos ver en el modelo 2019 es la llegada de Apple CarPlay y Android Auto, ya que lo estamos empezando a ver en algunos modelos Nissan por primera vez.

Mecánicamente, encontramos un selector 4WD que controla una caja de transferencia de dos velocidades con 4WD High y 4WD Low, permitiéndole su desempeño en el todoterreno. Aunque la gran mayoría de las familias nunca usarán esta función, es bueno recordar que la Armada que tenemos aquí es la Patrol en algunos mercados internacionales, por lo que tiene una buena reputación en los senderos. Un diferencial de deslizamiento limitado le ayuda con estas funciones.

 

Por el otro lado, una característica que sí usarán muchas señoras, serán las tecnologías de seguridad. La Nissan Armada 2018 fue equipada con un espejo retrovisor inteligente, que al activarlo, despliega la visión de la cámara de reversa en el espejo. Esto se activa al bajar la pequeña palanca que se encuentra en el espejo. Además encontramos las cada vez más conocidas tecnologías de seguridad como frenado automático de emergencia con alerta de choque, alerta de salida del carril con intervención inteligente, Around View Monitor, que muestra una vista de 360 grados cuando se está estacionando, así como control crucero inteligente.

Con estas características y este paquete en general, estamos seguros que las señoras disfrutan ir a las clases de yoga por las mañanas después de dejar a los niños en el colegio y viajan cómodamente al recoger a sus hijos de la práctica de futbol o las clases de ballet. Sin embargo, como nosotros lo comprobamos, la Armada es mucho más que eso. Es una SUV que tiene la capacidad de llegar a lugares pocos transitados y al tener todo el ADN de la Patrol, la Armada no se queda corta de llegar a donde quiere.