Auto Shows Nueva York

Detrás del Kia K900 2019

Candelaria Powell nos explica por qué Kia lanzó un sedán en un momento donde su popularidad es baja

Candelaria Powell nos explica por qué Kia lanzó un sedán en un momento donde su popularidad es baja

Kia mostró en el Auto Show de Nueva York el nuevo K900 2019, su sedán insignia que está hecho para competir contra los modelos de lujo pero a un precio más accesible. Entrando en su segunda generación, el K900 2019 es más sofisticado, con una postura más ancha y larga y ofreciendo más tecnología interactiva y de seguridad que esperan seguir cambiando la percepción del público sobre la marca coreana.

“En todas las superficies encontramos materiales de lujo”, dijo Candelaria Powell, gerente de marketing multicultural de Kia. El fabricante coreano equipó al K900 con madera de poro abierto, que está disponible en cuatro diferentes tonos. Las superficies tapizadas en cuero también están disponibles en cuatro diferentes tonos, ayudando a ampliar la variedad de colores disponibles en este sedán. Además, hay materiales de aluminio que le dan un muy buen sabor a la cabina cuando son combinados con los terminados de madera y cuero.

Por supuesto, al rediseñar la cabina Kia amplificó el tamaño de la pantalla central. Para el año modelo 2019, el K900 cuenta con una pantalla táctil de 12.3 pulgadas que cuenta con el sistema de infotenimiento UVO Lux, exclusivo para el K900. “El sistema cuenta con algunas cosas nuevas como arranque a control remoto, ajuste de temperatura antes de llegar al auto y ubicar tu vehículo”, agregó Powell, quien también señaló que estos comandos se pueden realizar desde la aplicación de un teléfono inteligente o a través de la página de internet myuvo.com. Este sistema también es compatible con Apple CarPlay o Android Auto.

Y ya que hablamos de tecnología, Kia se tomó muy enserio las características de seguridad. El K900 2019 está equipado con el sistema Advanced Driver Assistance, que incluye muchas tecnologías de ayuda al conductor como asistente de mantenimiento de carril, alerta de choque y control crucero adaptivo. Sin embargo, también encontramos por primera vez Safe Exit Assist, una tecnología que ayuda al conductor o pasajeros al abrir la puerta. “Este sistema te avisa si hay algo que se esté aproximando, ya sea un vehículo o alguien que está caminando, y te avisa para que no abras la puerta”, explicó Powell, quien agregó que el sistema también detecta a los ciclistas.

El sedán será propulsado por el motor 3.3 litros V-6 doble turbo que se encuentra en el Stinger y producirá 365 caballos de fuerza y 376 libras-pie de torque. Aunque el K900 llega en un momento difícil para los sedanes, inclusive para los sedanes de tamaño completo, Kia espera que este modelo siga subiendo las perspectivas que tiene el público sobre ellos.

“Si recuerdas, la primera generación del K900 se lanzó en 2014 para elevar la percepción de la marca. Ese era el primer motivo. Era para ofrecer este vehículo para quienes estaban buscando algo más económico pero con características de un sedán de lujo. El K900 trajo a muchos clientes que nunca habían pensado en Kia o nunca habían pensado en tener un vehículo así. Así que con estas mejoras atraeremos a más personas y seguirá siendo el auto que eleve a la marca”, dijo Powell. “Con el K900 y el Stinger, Kia está trabajando para elevar el nivel de percepción de la marca y nos ha ido muy bien”.