Comparativas Pruebas

Comparativa: Ford Edge vs. Nissan Murano vs. Hyundai Santa Fe Sport 2015

¿Qué crossover lo hace verse bien?

¿Qué crossover lo hace verse bien?

“¿Has estado haciendo ejercicio?” Esta pregunta golpea el ego de quien la recibe y le anima a seguir conservando esos bíceps tonificados. También destapa una verdad: si piensa que se ve bien, entonces definitivamente se sentirá bien.

Otra verdad: las personas atractivas necesitan vehículos aún más atractivos para acompañar sus elecciones de vestimenta y sus lentes de moda. El consumismo orientado al diseño se filtra por los poros de los cupés lujosos, los autos deportivos, los aparatos electrónicos de Apple… ¿y los crossover medianos de dos filas? Algunas veces las cifras concretas o sus prioridades simplemente no se adaptan al Mustang GT o al Infiniti Q60 que ha estado deseando. Y con respecto al resto del mercado automotriz y a las extravagantes segmentaciones de la actualidad, se vería muy presionado para encontrar otro nicho en donde sea esencial formar la conexión visual y física con los compradores reales. ¿Recuerda el Pontiac Aztek? Como descendiente de la humilde minivan Montana, sigue siendo un crossover utilitario mediano bastante competente una década después de su desaparición, que pasó a la historia como un masivo fallo de diseño. Confiamos en que no se emita el mismo juicio sobre este trío de vehículos CUV nuevos y actualizados.

Cada uno de estos vengadores del Aztek parte del mismo origen. Tienen como base una tracción delantera, aunque cada participante llegó con la extremadamente popular opción de tracción total. Formato mediano con mucho espacio interior. No hay tercera fila opcional de asientos de emergencia para preservar las atractivas proporciones traseras y el espacio de carga. La ilusión de pretender ser deportivas, ya que dos de los tres modelos incluyen “Sport” en el nombre. De Hyundai, la Santa Fe Sport llega al escenario con una suspensión renovada y optimización de la dirección hidráulica eléctrica. La Ford Edge Sport de segunda generación representa a Dearborn, Michigan, y cuenta con un motor extremadamente potente. Nissan envío (desde Canton, Mississippi) una Murano Platinum, la interpretación más reciente del original crossover consciente del estilo.

Y hablando de estilo, ¿ya vio las ruedas en cada CUV? Son de 19 y 20 pulgadas.

Tercer lugar: Ford Edge Sport AWD

La Ford Edge ha sido atractiva desde que nación como año modelo 2007, pero a diferencia de la Murano, su historia cuenta con más derrotas que victorias. Lamentablemente hoy no comienza a revertirse su suerte.

Originalmente buscábamos una Edge con el motor opcional V-6 de 3.5 litros o el motor de cuatro cilindros EcoBoost de 2.0 litros estándar, y terminamos con la Sport debido a la disponibilidad de la flotilla para la prensa. La Ford fue la última de nuestro trío en aparecer, y vaya si generó impacto. El fantástico motor EcoBoost V-6 de 2.7 litros dejó una excelente segunda impresión después de que probamos la iteración de 325 hp en la F-150; llevó a la Edge de 4,406 libras a 60 mph en 5.7 segundos. La fabulosa presentación en las rectas se mantiene en equilibrio gracias a los comprensibles resultados de 18.5/24.3/20.7 de la prueba Real MPG en ciudad/carretera/terreno combinado.

El tono más deportivo de la suspensión es el resultado de que los muelles helicoidales sean un 10 por ciento más rígidos que el modelo base de la Edge, barras estabilizadoras 15 por ciento más rígidas y el ajuste apropiado de los amortiguadores. Como es de esperarse, la calidad en el andar es mucho más firme que la del Santa Fe Sport y el Murano, y decentemente sutil en caminos uniformes. En pavimento roto, la cabina de la Edge realmente empieza a agitarse. Pero ¿ya hablamos sobre el motor? Nuestro editor de pruebas Kim Reynolds dijo: “el tono del motor es placentero; para entusiastas, por lo menos. No estoy seguro si debo recomendar esto al público en general”. Algunos piensan que la Edge Sport es la alternativa de la Porsche Macan S para el hombre cotidiano, y no solo porque las dos comparten el tiempo de 26.2 segundos en la pista en forma de ocho. Sería una experiencia intensa conducir ambas camionetas en Monte Palomar, compitiendo una contra la otra durante el trayecto.

El rendimiento del Edge de $44,860 en cuanto a la función esperada es turbio. Por una parte es rápido, es divertido de conducir y su marcha es ideal para el consumidor que cree que los cupés y los sedanes veloces tienen mucho sentido. Por otra parte, se queda corto en las tareas básicas relacionadas con el hecho de ser simplemente un vehículo. Los insertos de gamuza del Sport en los asientos de cuero molestan en vez de apoyar nuestra parte trasera, incluso con el soporte lumbar ajustable totalmente retraído. La palanca de cambios también resultó complicada. “La palanca de cambios es difícil de usar; los embragues se sienten tan imprecisos que accidentalmente puse el auto en neutral cuando trataba de retroceder unas cuantas veces”, dijo Kelly Pleskot, editora online. “El cambio entre D y S también puede ser notablemente obstinado.” Hubo momentos al conducir por la ciudad en donde la relación dirección-giro no se sintió completamente natural.

Aunque la elección interior de materiales y tanto el diseño como la distribución en general son de primera clase, los pequeños botones difíciles de ver en la consola central inferior y la pantalla central son molestos, además de que son mucho menos sensibles que en los vehículos Hyundai y Nissan. Reynolds, que escribió el comentario más amable sobre Sync, determinó que el “problema de la consola central (incluyendo su terrible reputación de poca confiabilidad) simplemente para este vehículo en seco.” Sync 3, que entrará en línea primero en los vehículos Escape y Fiesta 2016, promete un tiempo de reacción más rápido y una interfaz más amigable para el usuario. Nos encanta la abundancia de espacio y el rendimiento que producen la suspensión y, en especial, el motor V-6. Es el Edge más sorprendente hasta ahora, pero nos sentiríamos mucho mejor si pudiéramos llevarnos bien con todo el paquete.

Sobre el diseño exterior del Ford Edge…

Nosotros decimos:

“Es un diseño contemporáneo, pero no se arriesga y se integra con demasiada perfección en el catálogo de diseño de Ford”. — Kim Reynolds

“El Edge sobresale con un diseño audaz y fornido, un poco masculino e incluso imponente. Parece un SUV dominante”. — Kelly Pleskot

Ellos dicen:

“No quisimos reinventar lo que teníamos. Queríamos aprovechar lo bueno.” — Kevin George, gerente de diseño de Ford Edge, durante nuestro primer manejo.

Segundo lugar: Hyundai Santa Fe Sport 2.0T Ultimate AWD

Nuestro encuentro con el (en ese entonces) nuevo Santa Fe Sport durante nuestro evento de SUV del Año 2013 nos dejó incluso con un sabor amargo en la boca, debido al control torpe de la carrocería y a la “indiferente” dirección. El modelo 2015 rescata nuestra relación con un nuevo microprocesador de dirección hidráulica eléctrica para una resolución más nítida, bujes renovados en la parte delantera y trasera para una mayor rigidez lateral y geometría modificada de la suspensión trasera.

¿El veredicto? Mejoró mucho, pero nadie está enfilando hacia Monte Palomar. Desde luego que las modificaciones se enfocan en fortalecer la comunicación entre vehículo y conductor, y no generaron diferencias importantes en las cifras de rendimiento. El Santa Fe Sport de nuestra SUV del Año logró un tiempo de 27.7 segundos en la pista en forma de ocho; el modelo 2015 hizo lo mismo. El vehículo que probamos en 2012 frenó de 60-0 mph en 122 pies; la versión de 2015, con un mejor comportamiento, se detuvo en 124 pies. Maniobrar y conducir el Santa Fe Sport siguen siendo procesos por los que el conductor pasa en vez de involucrarse profundamente con ellos. El motor turbocargado de cuatro cilindros en línea, de 2.0 litros y 265 hp “se siente potente pero no entusiasta tanto en la conducción en ciudad como en carretera,” según Pleskot, con “solo la potencia adecuada” (Reynolds). El mensaje en general es claro: buscar una estrella dorada en el manejo y la dinámica no era una de las principales prioridades de la planeación del producto.

Puede que haya una buena causa (aunque algo decepcionante para nosotros) de ello. Los clientes actuales y anteriores del Santa Fe consideraban el rendimiento en la conducción muy abajo en la lista de prioridades. En los últimos lugares. Las cuestiones sobre el valor son lo primordial, y el valor es una faceta en la que Hyundai sobresale. Por $38,370, nuestro Santa Fe Sport cuesta $5,585 menos que el Murano y $6,490 menos que el Edge, y tiene muchas ventajas tecnológicas. Por menos de $40,000, los compradores y arrendatarios reciben bastante espacio en cabina y funciones, junto con la posición de asientos altos obligatoria y codiciada por los compradores de vehículos crossover y SUV. “La conciencia sobre el costo es el tema de interés aquí, y en su punto de precio más bajo, el Santa Fe es perfectamente entendible”, dijo Reynolds. “Todo es bastante aburrido y carente de imaginación, aunque perfectamente funcional”.

A pesar de su bajo límite de rendimiento (9.3 segundos de 0 a 60 mph lo deja muy detrás de los otros dos vehículos CUV, aunque si se utiliza la tracción delantera se reduce a 8.5), el Santa Fe Sport, que no es muy deportivo en sí, es más que capaz de realizar las tareas diarias por las que pasa todo vehículo crossover. Las clasificaciones de la prueba Real MPG de 19.7/26.5/22.3 en ciudad/carretera/combinados pisan los talones del Murano. El paquete Ultimate de $4,350 agrega los elementos adecuados. ¿Asientos delanteros enfriados y asientos traseros calentados? Sí. ¿Sensores de estacionamiento? Así es. ¿Asiento del conductor con memoria y una pantalla táctil de 8 pulgadas? Por supuesto. Pleskot habla sobre el interior: “Los asientos son cómodos, aún y cuando son un poco firmes para mi gusto. Me gustan los controles simples en la consola central. El área de almacenamiento inferior también es útil. La visibilidad frontal por lo general es buena”. Y es silenciosa también. La aceleración con el pedal a fondo hasta 60 mph registró un promedio de 20.7 sones en la cabina en nuestro sonómetro, 18 por ciento menos que en el Murano y 23 por ciento menos que en el gruñón Edge. Cada uno es igual de silencioso que cuando se conduce gentilmente a velocidad crucero.

A menudo, la experiencia emocional al comprar un auto tiene que ser más racional de lo que quisiéramos o nos gustaría admitir. El Santa Fe Sport actualizado nos muestra que la racionalidad aún puede ser gratificante.

Sobre el diseño del Hyundai Santa Fe Sport 2015…

Nosotros decimos:

“Suave. Perfecta para alguien que no quiera sobresalir de ninguna forma. A pesar de su extremo conservador, tiene básicamente una buena apariencia, como si se hubiera promediado la forma de todos los crossover disponibles actualmente en un solo vehículo: éste.” — Kim Reynolds

“Tiene el diseño más convencional, pero eso no es algo malo. Me gusta la parrilla y las líneas de la carrocería en general, así como la parte trasera estrecha. También se ve más pequeño que el imponente Edge y el Murano a primera instancia.” — Kelly Pleskot

Ellos dicen:

“El exterior de diseño ‘Fluidic Sculpture’ de la familia de vehículos crossover Santa Fe invoca la impresión de un movimiento irreprimible a través de un nuevo concepto de diseño conocido como Storm Edge, el cual captura las imágenes fuertes y dinámicas creadas por la naturaleza durante la formación de una tormenta. Para crear la ilusión del movimiento constante, los diseñadores de Hyundai usan una parrilla delantera hexagonal de tres barras, detalles en los faros LED, postura baja, línea de cintura ascendente, alerón en el techo y luces traseras envolventes”. — Nota de prensa de Hyundai


Primer Lugar: Nissan Murano Platinum AWD

El principal factor de compra para la primera y tercera generación, según nos dijo Nissan, es el estilo exterior. La apariencia exterior obtuvo el segundo lugar en la lista de preferencias de la segunda generación. ¿Y en el principal factor de la segunda generación? Rendimiento en el manejo. Ya hay una calidad que nos puede respaldar.

Hay motivos por los que el Murano ha sobresalido en el transcurso de la historia en las pruebas de comparación de Motor Trend, derrotando a los recién llegados como el Mitsubishi Endeavor y el Toyota Highlander. El director de pruebas Kim Reynolds dijo: “En general, es bastante encantador: conducción suave, razonablemente silenciosa, una buena mezcla de todo”. Los vehículos que pueden mezclar de manera inteligente el trabajo y la diversión son siempre bienvenidos en nuestro libro de programación. El Nissan flotará satisfecho en la carretera y, entonces, como se ha hecho desde el modelo 2003, sorprenderá con un movimiento ágil de una transmisión automática continuamente variable con una sensación normal y un manejo sorprendentemente adictivo.

La carrocería se balancea e inclina un poco, pero el conductor no pierde el rastro del pavimento. El tiempo de 27.8 segundos en la pista en forma de ocho lo hace el más lento en la comparación. Después de conducir en subida y bajada por los divertidísimos y altamente técnicos caminos por de Palomar Mountain al sur de California, el Murano posee mi premio del “Vehículo más raro/divertido de conducir en subida y bajada por Palomar rápidamente” (el cual comparte con un Buick LaCrosse 2012). Después de recorrer la pista en forma de ocho con el Nissan, el elogio de Reynolds en cuanto a la dinámica fue efusivo. “El Murano fue realmente divertido de conducir, ya que su control de estabilidad permite mucha latitud antes de intervenir”, dijo. “Está bastante bien balanceado”. En la pista de arrancones, la transmisión CVT y el motor V-6 serie VQ de 260 caballos de fuerza se confabulan para un tiempo de 0 a 60 mph de 7.4 segundos, 0.4 segundos detrás del modelo de tracción delantera. Pero en velocidades de lotes de estacionamiento, la dirección hidráulica controlada eléctricamente puede tardarse en responder, por lo que tendrá que hacer un esfuerzo más pesado de lo esperado.

La conductora más responsable de nuestro grupo, la editora Kelly Pleskot, resaltó los detalles sobre la lujosa cabina. “El Murano tiene el interior más agradable de los tres competidores”, dijo. “El sistema de navegación fue uno de los mejores con los que he trabajado, gracias a la pantalla táctil grande y sensible, y a los gráficos nítidos. Los asientos fueron muy cómodos. Quedó bastante claro que el Murano tiene más espacio para las piernas que los otros modelos en la segunda fila”. Nunca tomamos en serio las dimensiones interiores suministradas por el fabricante, ya que no somos maniquíes de prueba sancionados por la SAE. Las especificaciones alegan que el Nissan tiene el menor espacio para las piernas en la parte de atrás (38.7 pulgadas, en comparación con 40.6 del Edge y 30.4 del Santa Fe Sport), pero nuestra perspectiva en grupo dice lo contrario. El mejor curso de acción de los clientes potenciales es revisar todo en persona. Los consumidores diligentes observarán que los CUV cuentan con grandes áreas de carga, y el Murano gana esta aprobación.

“A excepción del extraño material de los detalles del tapizado, me gusta el interior”, dijo Reynolds. “Da la impresión de que verdaderamente trata de ofrecer una experiencia de más alta calidad en el material, con un estilo más sofisticado. Aunque la vista sobre el hombro por el pilar C se obstaculiza mucho”. Sin duda la visibilidad del Murano se sacrificó ante las deidades del estilo con respecto del grueso pilar A y de los pilares C y D trazados de manera excéntrica. Pero con un precio de $43,955 cargado con el paquete Technology (control de crucero adaptable, advertencia de colisión delantera con frenado automático y un quemacocos panorámico), el atractivo de un crossover armonizado con tracción total que logra una clasificación en la prueba Real MPG de 20.3/26.8/22.8 en ciudad/carretera/combinados lo llevaron directamente al primer lugar de la lista.

Sobre el diseño exterior del Nissan Murano 2015…

Nosotros decimos: “No puedo decidir qué me perturba más: la parrilla en forma de colmillos o la disposición innecesariamente compleja del pilar C. Pero habiendo dicho esto, admiro su audacia y su intento de originalidad.” — Kim Reynolds

“Ecléctico. Se ve bien solo desde ciertos ángulos. El frente grande y las luces traseras abultadas me molestan.” — Kelly Pleskot

Ellos dicen:

“Una de las ideas centrales para el exterior y el interior del nueva Murano era ‘elevar su experiencia’, que es contraria a la pesadez y solidez del tradicional vehículo deportivo/utilitario. Esto ayudó a inspirar el impulso para una aerodinámica de vanguardia y tres elementos clave de nuestros diseños futuros: el frente V-Motion, la iluminación distintiva y el techo ‘flotante’”. — Shiro Nakamura, vicepresidente senior y director creativo de Nissan.