Novedades

Cobra Jet Mustang llevaba 28 años escondido en un sótano

Hasta el gato sigue siendo original.

Hasta el gato sigue siendo original.

El 428CJ Mustang Mach 1 1969 fue un héroe para Ford durante la era clásica de los muscle cars, y para cualquier estándar, estos autos siguen siendo unas potentes máquinas. Este Mach 1, comprado por primera vez en un distribuidor de Gainesville el 5 de mayo de 1969 estuvo abandonado en un sótano durante 28 años y recientemente pudo ver la luz del día. Con sólo 41,525 millas en el odómetro, ¡incluso el polvo en su exterior es original!

mustang cobra jet barn find 003 660x439

El nuevo dueño del auto, Tommy Higgins, trabaja en una instalación de rendimiento para Mustang cerca de Atlanta y ha estado buscando este modelo como loco desde 1988. Desde el principio, él le ofreció técnicas de preservación al segundo dueño, como mantener una caja abierta de carbón dentro del vehículo para absorber la humedad indeseada. Incluso pudo ordenar unas ruedas Polyglas de Goodyear para reemplazarlas antes de que su producción fuera descontinuada. Naturalmente, las originales terminaron desgastándose.

El maletero cuenta con el neumático de repuesto (y gato) original de Goodyear. Puede ver que las letras blancas en el neumático de repuesto son más chicas de las que se encuentran en las versiones más nuevas. La hoja de instrucciones para el gato se encuentra en perfecto estado.

Todas las etiquetas del vehículo son visibles y fácilmente identificables, y la correa de transmisión sigue siendo la misma y opera con normalidad.

mustang cobra jet barn find 013 660x439

El maletero albergaba una bolsa de plástico de fábrica por parte de Headlight Aim Adapters que todavía están dentro de la bolsa sellada y nunca han sido utilizados. Higgins ya recibió ofertas de $2,500 dólares para estos artículos raros, pero decidió no venderlos.

En algún momento, este vehículo tuvo un problema con la batería de fábrica, que cuenta con algunas superficies oxidadas alrededor de esa zona en el espacio para el motor.

Hasta ahora, la acumulación de polvo de 25 años de reclusión ha quedado intacta. Higgins no ha querido limpiarlo todavía. Probablemente es algún síndrome de arqueología. Aún así, hay áreas con menos polvo y se puede ver que la pintura se ha mantenido en buen estado. No se ve alguna abolladura o rayón en alguna parte de la carrocería, aunque vimos algunas picaduras en los terminados de cromo.

Al parecer, el truco de la caja de carbón funciona bien, ya que la tela y la alfombra del interior siguen en buenas condiciones, considerando que llevan dos décadas y media sin ser limpiadas. Los paneles de madera falsa se ven detallados frescamente e incluso el techo parece nuevo. No hay nada fuera de lugar excepto unos tapetes sucios en la parte delantera. Las luces del interior y exterior y los indicadores funcionan correctamente y los lentes son originales y están en perfecta condición.

Entre los documentos encontramos la factura original, la hoja de producción y un Reporte Marti. Pronto, este Mustang Match 1 será lavado y detallado por primera vez en este siglo. Será como abrir la tumba del rey Tut: ¿lleno de asombro y curiosidad?