Car of the Year

Chevrolet Volt: Contendiente al Auto del Año de Motor Trend 2017

El casi EV

El casi EV

Nos gusta: su rango de autonomía con batería solamente y el frenado con la paleta de cambios.

No nos gusta: los estrechos asientos y el tímido estilo.

Si no fuera por el Chevrolet Bolt, hubiéramos puesto más atención al Volt. Pero como no pudimos poner más atención al Toyota Prius rediseñado por su famoso aumento en mpg, espacio interior y destreza en el manejo, tampoco pudimos elogiar realmente los evolucionados avances en el Volt.

 

“El problema del Volt es que, en esencia, el Bolt lo hace obsoleto en términos de ser un automóvil para ir diariamente al trabajo o pasear por la ciudad”, comentó Angus MacKenzie. Dicho esto, la mayoría de las personas recorren diariamente menos de 50 millas para ir a su trabajo y regresar a casa, y si el propietario de un Volt tiene un cargador en su casa, gracias al rango de autonomía de batería actualizado del Volt, muy raras veces será necesario reabastecerlo de gasolina. Frank Markus llamó a esto “una propuesta de valor bastante buena”.

El nuevo frenado con la paleta de cambios nos pareció una característica genial. En vez de usar los tradicionales frenos de fricción con su pie, su mano izquierda puede jalar hacia atrás una paleta montada en el volante (similar a una palanca de cambios) para reducir la velocidad del auto y recargar el paquete de batería a la vez.

El equipamiento interior del Volt recibió varios puntos negativos. El asiento trasero es estrecho para dos personas debido a la invasión del paquete de batería. “El espacio para la cabeza también está bastante comprometido si usted es una persona alta”, dijo Ed Loh. “La parte superior de su cabeza casi choca con el cristal, y el costado de su cabeza queda bastante cerca de la parte lateral del revestimiento interior del techo”.

El estilo de Chevrolet también fue un problema para Chris Theodore, a quien el Volt le parece casi idéntico al sedán Cruze común.

 LOS CONTENDIENTES