Primera Prueba Pruebas

Chevrolet Equinox 2018: Primera Prueba

El crossover compacto de Chevrolet se vuelve serio

El crossover compacto de Chevrolet se vuelve serio

La Chevrolet Equinox fue uno de los crossovers compactos menos conocidos en el mercado, y realmente no ayudó que, en términos de tamaño, fuera un poco más grande que la mayoría de sus competidores dentro del segmento. Ahora con un tamaño apropiado y equipado con más tecnología, la totalmente nueva Equinox 2018 busca llevarse un pedazo del pastel de los crossovers compactos, que está creciendo rápidamente. Disponible con un rango de motores turbocargados y una amplia variedad de características de conveniencia y de seguridad activa, el crossover rediseñado de la marca estadounidense es ahora más amigable para la familia. Pero ¿tiene lo necesario para competir contra los inquebrantables del segmento, como la Honda CR-V? Veamos…

Bajo el capó de nuestro modelo a prueba hay un motor 1.5 litros turbo de cuatro cilindros que entrega 170 hp y 203 libras-pie de torque, asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades. En la pista de pruebas, el editor asociado de pruebas de manejo Erick Ayapana comentó que la transmisión realiza los cambios muy anticipadamente en modo Normal y usó el botón de cambio manual para llegar más rápido de 0-60 en un tiempo de 9.2 segundos, terminando el cuarto de milla en 16.9 segundos a 91.2 mph. Esto convierte a la Equinox 2018 en una de las participantes más lentas en el segmento de crossovers compactos junto a la Nissan Rogue, la Ford Escape 1.5T EcoBoost y la Kia Sportage 2.4, a las cuales les tomó 9.0 segundos o más llegar a las 60 mph y completar el cuarto de milla en 16.0 segundos o más. Para detenerse desde 60 mph necesitó 119 pies, con lo cual se coloca en la parte media del grupo, y fue durante las pruebas de frenado cuando notamos que la Equinox tenía un buen control de la carrocería y un recorrido corto del pedal.

En la pista en forma de ocho, la Equinox 2018 mostró que tenía un manejo seguro gracias a su equilibrio entre subviraje y sobreviraje. Completó este circuito en 27.7 segundos con un promedio de 0.61g y produjo un promedio de 0.83g de aceleración lateral en la pista de derrape. El editor de pruebas de manejo Chris Walton comentó que el control de estabilidad no pudo desactivarse totalmente y se volvía a encender solo al azar; sin embargo, no interfirió mucho. El interruptor de conmutación en la parte superior de la palanca para los cambios manuales también resultó exasperante debido a sus lentas respuestas. Walton también señaló la dirección inerte, la cual describió como “muy ligera, adormecida y con una sensación similar al proverbial videojuego”.

En las calles, la Equinox fue placentera de conducir gracias a su silenciosa cabina y a un andar cómodo en todas las superficies excepto las que estaban en peores condiciones. Con las ruedas de aleación de 19 pulgadas, la calidad en el andar se ve afectada y puede rebotar mucho en superficies mal conservadas. Por otro lado, la dirección carece de retroalimentación y se siente desconectada. El manejo es estable pero no se compara con la Mazda CX-5, lo que indica la misión más orientada al confort de la Equinox y que la hace más ideal para ir de la casa y al trabajo y viceversa, y para los paseos largos.

El motor turbo base de cuatro cilindros y 1.5 litros, que apareció por primera vez en el Malibu rediseñado, tiene más potencia y torque en la Equinox 2018. Al igual que la mayoría de los motores turbocargados pequeños, está calibrado para torque a revoluciones medianas y no batalla a menos que el auto esté totalmente cargado y suba por una pendiente extremadamente inclinada. La transmisión automática de seis velocidades de GM es tal vez el punto más débil de la Equinox debido a que su calibración enfocada en el ahorro de combustible siempre desea realizar un cambio ascendente a la marcha más alta. Esto puede volverse molesto al estar en el tráfico y subir por pendientes, ya que la transmisión sigue sacando al motor de su banda de potencia y se rehúsa a mantener las marchas, lo cual ocasiona que se confunda fácilmente. El modo manual no ayuda porque la transmisión responde con mucha lentitud a las maniobras del conductor.

La Equinox 2018 se distingue por su interfaz multimedia y la cantidad de características disponibles. El sistema de infotenimiento MyLink de Chevrolet tiene una de las interfaces multimedia más fáciles de usar dentro de un auto, gracias a su sensible pantalla táctil y a los intuitivos comandos de voz. Se incluye una pantalla táctil de 7.0 pulgadas como equipamiento de serie, pero nuestro vehículo de prueba Premier (el mejor de la gama) contaba con la pantalla táctil más grande de 8.0 pulgadas con sistema de navegación. La integración con Android Auto y Apple CarPlay viene como opción estándar en todos los modelos, lo que permite que su smartphone tome el mando como su sistema multimedia de abordo. Otras características disponibles son: asientos delanteros con calefacción/ventilación, volante con calefacción, cámara de 360 grados, faros de LED completos y un sistema de audio Premium Bose con un sonido nítido y muchas opciones de ajuste.

Las características de seguridad activa como la advertencia de colisión delantera, el frenado automático de emergencia y un indicador de distancia de seguimiento están disponibles, pero son exclusivas para el nivel de equipamiento Premier. Sin embargo, el control de velocidad crucero adaptativo no está disponible en la Equinox 2018. Los competidores como la Toyota RAV4 tienen suites de seguridad activa completas como equipamiento de serie en todos los modelos, y la Honda CR-V cuenta con estos sistemas en todos los niveles de equipamiento excepto el base.

Hay mucho espacio para los pasajeros de los asientos delantero y trasero, e incluso con el techo panorámico opcional, el espacio para la cabeza sigue siendo respetable. La falta de un túnel central en la segunda fila implica que la Equinox 2018 puede transportar con facilidad a cinco pasajeros, incluso en viajes extensos. Detrás de la segunda fila hay 29.9 pies cúbicos útiles de espacio de carga, y si eso no es suficiente hay almacenamiento bajo el piso o puede abatir los asientos traseros para un total de 63.5 pies cúbicos. Es un espacio amplio, pero se sigue quedando detrás de los rivales como la Honda CR-V y la Toyota RAV4, ya que ambos ofrecen cerca de 70 pies cúbicos de espacio de carga máximo. Los niveles de equipamiento superiores de la Equinox también cuentan con un portón trasero eléctrico de altura ajustable con operación manos libres, que facilita el proceso de carga cuando uno tiene las manos ocupadas y puede minimizar el riesgo de que la puerta trasera golpee el techo de su garaje.

La calidad de construcción del interior es otro punto débil de la Equinox 2018. Los materiales suaves al tacto se mezclan con los componentes quebradizos de plástico duro, incluso en áreas cerca de los puntos de contacto, como los paneles de las puertas, el tablero y la consola central. En especial, en el volante se resalta la inconsistente calidad de construcción del crossover; los plásticos en la parte posterior de los rayos no parecen estar pegados correctamente y ya se estaban descascarando. Además, se sintió un cascabeleo en la zona de carga de nuestro vehículo de prueba que no pudimos identificar y se volvió más fuerte al conducir sobre superficies en mal estado.

La Chevrolet Equinox 2018 dio un paso hacia adelante, en especial cuando se trata de características tecnológicas. Se destaca debido a su interfaz de usuario amigable, los controles simples y la disponibilidad de características que por lo general se encuentran en vehículos más costosos. El sistema multimedia MyLink de Chevrolet es un ejemplo de cómo deben ser las unidades de infotenimiento: fáciles de usar sin la necesidad de tener que sacar el manual de usuario para averiguar sus funciones. Sin embargo, la Equinox 2018 sufre varios problemas, como una calidad de construcción inconsistente, una transmisión que siempre desea estar en la marcha más alta y la falta de disponibilidad de características de seguridad activa en los niveles de equipamiento inferiores. Como resultado, un esfuerzo que por lo demás sería bastante considerable se queda en el nivel medio del grupo de vehículos de este segmento, en especial si consideramos su precio de $37,295 dólares del vehículo que probamos. Incluso con todas las características que se obtienen por ese precio, la Equinox 2018 sigue siendo una propuesta difícil, en especial si consideramos sus fallas.

Chevrolet Equinox Premier 1.5T 2018
PRECIO DEL VEHÍCULO $31,685 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $37,295 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, FWD, 5-paajeros, SUV de 4 puertas
MOTOR 1.5L/170-hp/203-lb-ft turbo DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN automática de 6 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 3,465 libras (57/43%)
DISTANCIA ENTRE EJES 107.3 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 183.1 x 72.6 x 65.4 pulgadas
0-60 MPH 9.2 segundos
CUARTO DE MILLA 16.9 seg @ 81.2 mph
FRENADO, 60-0 MPH 119 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.83 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 27.7 seg @ 0.61 g (promedio)
REAL MPG, CIUDAD/CARRETERA/COMBINADO 19.9/30.0/23.5 mpg
EPA CIUDAD/CARRETERA/COMBINADO 26/32/28 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA CIUDAD/CARRETERA 130/105 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.68 lb/milla