Primer Manejo Pruebas

Chevrolet Corvette ZR1 2019: Primer Manejo

El Corvette más potente está aquí

El Corvette más potente está aquí

Sabiduría, justicia, moderación. Esas tres palabras conforman el lema del estado de Georgia, en donde General Motors nos facilitó nuestro primer encuentro con el Chevrolet Corvette ZR1 2019, el “Vette” más poderoso que la marca de la pajarita ha fabricado hasta ahora. El Z06 con sus 650 hp ya es algo perturbador, por lo que debemos preguntarnos lo siguiente: ¿hay alguna semblanza de sabiduría o moderación al dotar al C7 ZR1 con más de 700 hp?

Sí, leyó usted bien. El enorme e impetuoso ZR1 catapulta al Corvette hasta el exclusivo grupo de autos que desarrollan al menos 700 hp, y no solo en el último momento. Con 755 hp a nuestra disposición, el Corvette ZR1 2019 no solo supera al Dodge Challenger SRT Hellcat sino también al McLaren 720S, al Lamborghini Aventador S, al Ferrari 488 Pista y al Porsche 911 GT2 RS. El torque nominal es una impresionante cifra de 715 libras-pie. Eso da al ZR1 una ventaja de 105 hp y 65 libras-pie con respecto al Z06, y también supera al C6 ZR1 de la última generación impulsado por un LS9, por 117 hp y 111 libras-pie. En resumen, el ZR1 hace justicia a los fabricantes de autos norteamericanos.

Antes de dejarnos solos con el auto en un día claro y perfecto en Road Atlanta, los encargados de Chevy nos dieron una serie de presentaciones a un lado de la pista, para contarnos qué impulsa al ZR1. Aprendimos que el sistema motopropulsor LT5 del ZR1 empieza con el V-8 supercargado LT4 de 6.2 litros del Corvette Z06, se modifican sus componentes interiores y, además, se le agrega un supercargador Eaton TVS de 2.65 litros tipo Roots. El ventilador de mayor tamaño presume de un impresionante 52 por ciento más de desplazamiento que el del LT4. La inmensa potencia requiere de inmensas cantidades de combustible, razón por la cual el LT5 dispone de inyección de puertos para complementar la configuración existente de inyección directa, una primicia para General Motors. ¿Y el sistema de desactivación de cilindros que consume poco combustible y se utiliza en otros Corvettes? Desapareció en el ZR1.

Después de más presentaciones sobre los frenos, neumáticos, componentes aerodinámicos y diseño, finalmente llega el momento de conducir. Chevy sabiamente nos dirige a los Corvette Grand Sport para familiarizarnos con las 12 curvas de Road Atlanta. Después de unas cuantas vueltas de calentamiento a ritmo acelerado en esa ágil edición del Corvette, regresamos al carril de pits para encontrar una hilera de estruendosos ZR1, alineados y listos para las sesiones de seguir al líder. Es tiempo de conocer a la bestia. Inicialmente, la experiencia desde el asiento del conductor del ZR1 no es muy distinta a la de un Stingray ordinario. La estrecha sensación de la cabina es familiar, así como todo el aparellaje y los materiales. La vista exterior del parabrisas es adecuada a pesar del enorme bulto del supercargador que sobresale del capó. El alerón alto apenas si se puede ver desde el espejo retrovisor.

“El ZR1 va a generar velocidad con mucha más rapidez”, nos advirtió nuestro conductor a través de los walkie-talkies. “Ustedes vienen del Grand Sport, así es que en esencia obtienen un aumento de más de 200 caballos de fuerza. Es un monstruo, así que aférrense”.

Y no estaba bromeando. La primera vuelta con el ZR1 fue una imagen desdibujada; la mayor parte del tiempo la pasé recalibrando mi pie derecho para tener más cuidado con el acelerador. Por fortuna, la extensa recta de asfalto de Road Atlanta que sigue después de la curva 7 resultó ser un lugar perfecto para desencadenar la furia del LT5. El ZR1 alcanza rápidamente las 100 mph. A 140 mph el LT5 sigue tirando fuerte, y el sonido del escape con el acelerador a fondo es alarmantemente alto. Nuestro conductor líder está en un Z06 y se desplaza a 150 mph mucho antes del punto de frenado, pero el ZR1 podría haber alcanzado fácilmente 160 mph si hubiéramos frenado después. Chevy alega un tiempo de 0 a 60 mph de solo 2.9 segundos, y no vemos ninguna razón para dudar de esa cifra.

Mientras regresamos a esa recta y su dramática caída en la zona de frenado, el ZR1 exhibe otra de sus fortalezas: detenerse. Hay mucho agarre y la sensación del pedal es excelente. No vimos ninguna señal de desgaste, lo que nos ayudó a atacar las 12 curvas de Road Atlanta con más velocidad y confianza. La configuración de frenos Brembo de cerámica reforzada con fibra de carbono del ZR1 es similar a la del Z06, solo que este cuenta con rotores delanteros mejorados que toleran más calor. Lo mismo sucede con las pastillas de los frenos delanteros.

A medida que nuestro grupo se va familiarizando con la pista, comenzamos a atacar la curva 4 y los serpenteos a mayores velocidades. La rápida dirección del Corvette realmente se destaca en esta curva, al igual que el tremendo agarre que proporcionan los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, que se incluyen como parte del paquete opcional ZTK Performance. (Los Pilot Super Sport son equipamiento de serie). Los neumáticos P285/30ZR19 en la parte delantera y P335/25ZR20 en la parte trasera son del mismo tamaño que los del Z06; sin embargo, la rueda delantera de 10.5 pulgadas de ancho del ZR1 es media pulgada más ancha que la del Z06 para mejorar la rigidez en las curvas.

A medida que se aproxima la puesta de sol, los periodistas alternan entre las sesiones de vueltas a un ritmo mucho más rápido, dando al ZR1 poco tiempo para descansar. Todos los autos de prueba mantuvieron su temperatura controlada. La gestión de temperatura del motor del ZR1 fue una prioridad para los ingenieros del Corvette, y su diligencia parece haber dado frutos. La parrilla y la viga del parachoque delantero se rediseñaron para incrementar el flujo de aire hacia el motor en un 41 por ciento. Ahora hay un total de 13 termocambiadores (12 con la transmisión manual de siete velocidades), cuatro más que en un Z06. Chevy también señala que el ventilador del LT5 gira a un máximo de 15,860 rpm (aproximadamente 5,000 rpm menos que el del LT4) y su enfriador de aire modificado disipa el doble de calor que el del LT4.

La mayoría de nuestras vueltas las realizamos con el sistema Performance Traction Management configurado en Sport 1 o 2, lo que nos proporcionó suficiente intervención de los controles de protección para evitar problemas, pero sin ser demasiado molestos. A pesar del peso adicional al frente debido a que el supercargador y el equipo de enfriamiento son más grandes, el ZR1 se sintió extraordinariamente equilibrado en las curvas 1 y 10, que son bastante rápidas. No hay duda de que el PTM (junto con el diferencial de deslizamiento limitado electrónico) hizo funcionar su magia aquí.

Y ¿cómo se siente el ZR1 sin los controles de protección? En realidad, el equipo de desarrollo del Corvette contrató al corredor profesional Randy Pobst, quien también colabora para Motor Trend y dio su opinión sobre el ZR1 antes de la prueba de conducción para los medios de comunicación. Él compartió con nosotros parte de sus observaciones sobre el control de tracción desactivado, incluyendo la forma en que los neumáticos traseros luchan por el agarre durante la aceleración: una queja común que ha tenido con el Corvette C7. “Hace que uno se entusiasme un poco, especialmente en las curvas más lentas y pronunciadas”, comentó. Sin la red de seguridad del PTM, uno debe resistirse realmente a la urgencia de pisar el acelerador demasiado pronto y con demasiada agresividad, ya sea al salir de una curva o al acelerar en una recta.

A Pobst le encantaron los cambios rápidos y fluidos de la transmisión automática, y dijo que parecía mejor que el auto equipado con la transmisión manual. Dimos una calificación alta a las calibraciones del amortiguador magnetorreológico del ZR1, que parecieron mucho más dóciles que las del Z06 (con el paquete de alto desempeño Z07).

“Las mejores curvas para el ZR1 fueron las más rápidas, mostrando la efectividad de la fuerza descendente considerable”, comentó Pobst. “Y excelentes frenos. Chevy sabe realmente cómo hacer los frenos”.

El ZR1 ya está entrando a las cocheras de los clientes que no se intimidan por su precio de $122,095 dólares para el cupé y de $126,095 dólares para el convertible. Es $30,515 dólares más costoso que un Corvette Z06 similarmente equipado con el paquete Z07. Tenga en cuenta que los autos que igualan el rendimiento y la potencia del ZR1 cuestan fácilmente el doble o triple de ese precio. Por ejemplo, el 720S tiene un precio inicial aproximado de $290,000 dólares mientras que el Aventador S sobrepasa los $400,000 dólares. Tal vez el ZR1 sea más impetuoso y salvaje que esos refinados europeos, pero la mayoría de los fanáticos del Corvette no lo querrían de ninguna otra forma.


Unos alerones grandes

Si planea llevar su ZR1 a la pista (y esperamos que muchos de ustedes lo hagan), entonces optar por el paquete ZTK Performance es una elección simplemente lógica. Y con un precio de $2,995 dólares es una relativa ganga. Además de los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 más pegajosos y de mayores relaciones de los resortes de la suspensión, recibirá un kit aerodinámico considerable para ayudar a mantener al ZR1 plantado al pasar por las rectas y curvas rápidas.

El alerón trasero superior (conocido oficialmente como el alerón de pista) acapara casi todo el centro de atención, pero el alerón inferior delantero es igual de importante. Hecho de fibra de carbono, el alerón inferior delantero está al ras con el chasis para agregar fuerza descendente pero no arrastre. Mientras tanto, el alerón trasero ajustable de fibra de carbono está atornillado a la carrocería y trabaja en conjunto con el alerón sobre el maletero. Combinados, los alerones traseros y el delantero proporcionan 950 libras de fuerza descendente a 202 mph (la velocidad máxima para los ZR1 con alerones superiores). Chevy también se esforzó mucho por agregar estilo al alerón trasero, imitando los patrones de diseño del alerón del C7.

Si le gusta más la velocidad en línea recta entonces necesitará el alerón inferior “de calle”. El Corvette utilizó el alerón de calle cuando estableció la velocidad máxima del ZR1 de 212 mph en una pista en Papenburgo, Alemania.

Chevrolet Corvette ZR1 2019
PRECIO BASE $122,095-$126,095 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, RWD, 2-pasajeros, hatchback de 2 puertas, convertible
MOTOR 6.2L/755-hp/715-lb-ft supercargado OHV 16-válvulas V-8
TRANSMISIÓN Manual de 7 velocidades, automática de 8
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 3,600-3650 libras (fabricante)
DISTANCIA ENTRE EJES 106.7 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 179.8 x 77.4 x 48.5-48.7 pulgadas
0-60 MPH 2.8-3.0 segundos (Estimado Motor Trend)
AHORRO DE COMBUSTIBLE, SEGÚN LA EPA 12-13/19-20/15 mpg ciudad/carretera/terreno combinado
CONSUMO DE ENERGÍA, CIUDAD/CARRETERA 259-281/165-177 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 1.26-1.35 lb/milla
DE VENTA EN ESTADOS UNIDOS Actualmente